Policiales

Intento de femicidio: 16 años de cárcel para el policía que atacó a tiros a su expareja y al abogado de ella

El tribunal que juzgó a Rael Muller (37), hizo lugar a la sentencia solicitada por la fiscalía. Mientras que el letrado víctima y querellante, había pedido 25 años de prisión.

Intento de femicidio: 16 años de cárcel para el policía que atacó a tiros a su expareja y al abogado de ella

ELDORADO. Este lunes, el Tribunal Penal de Eldorado condenó a 16 años de prisión al policía de Bernardo de Irigoyen Rael Muller, por el brutal ataque a tiros contra su ex pareja y el abogado de ella, en octubre del 2017. Además, lo condenaron por secuestrar a su ex cónyuge, con quien tiene un hijo.

Tras cuatro jornadas de juicio, en as que declararon las víctimas y los testigos, el Tribunal escuchó al acusado y dictaminó la sentencia.

Muller fue condenado por los delitos de “homicidio simple, homicidio agravado por mediar violencia de género, dos hechos, ambos en grado de tentativa y privación Ilegítima de la libertad, todo agravado por el uso de arma de fuego en concurso real (artículos 79, 80 inciso 11, 42, 142 inciso 1, 41 bis, 55, 45, 12 y 29 inciso 3 del Código Penal Argentino)”.

Según un conocido diario posadeño, el fallo dispuso también la devolución de la camioneta Chevrolet S-10 al abogado Mario Durán. Es decir, el abogado que además de víctima, fue querellante en esta causa. Por eso, se encargó de dar el alegato, algo muy poco común en este tipo de causas. Pidió 25 años de cárcel para el policía.

El brutal intento de femicidio por parte del policía Muller ocurrió en la ruta provincial 17 en octubre de 2017. Allí, el uniformado atacó a balazos al auto en el que se desplazaban el abogado y la joven con dirección a Eldorado por una audiencia por alimentos. Luego de perseguirlos privó de su libertad a la joven, haciéndola subir a su vehículo, bajo amenazas. Naturalmente, Muller seguía armado cuando secuestró a la mujer.

Por su parte, Durán alcanzó a escapar y pidió ayuda a Gendarmería. Horas después, el policía dejó ir a la joven con la que tenía una hija en común. Pocas horas después, el juez de primera instancia ordenó la detención del policía. Obviamente, lo pasaron a disponibilidad.

“Si quería la podría haber matado antes. Porque estaba pasando un mal momento en mi vida personal por el tema de la cuota alimentaria. Pero lo que pasó ese día no me acuerdo de nada, estaba alcoholizado”, había declarado Muller en este juicio, la semana pasada.

Comentarios