Policiales

Piden la detención del acusado de abusar de una joven en una entrevista laboral

Luego de que el agresor que ultrajó a una joven de 18 años en una entrevista laboral, fuera liberado tras estar solamente dos días preso, exigen que vuelvan a detenerlo.

Piden la detención del acusado de abusar de una joven en una entrevista laboral
El local donde ocurrió el abuso. FOTO: CEDOC PERFIL

El caso del ataque sexual ocurrido en Balvanera el sábado pasado, donde un comerciante citó a una joven para una entrevista laboral, la drogó y abusó sexualmente de ella, causo mucha indignación, sobre todo, porque el acusado de 35 años fue liberado a los pocos días.

La denuncia por el abuso fue hecha por la madre de la víctima, una venezolana residente en Argentina.

Ante este hecho, la fiscalía que interviene en el caso apeló la excarcelación del acusado y exigió que se lo vuelvan a detener porque entiende que existe “peligro de fuga” y de “entorpecimiento de la investigación”.

Al comerciante se le imputa el delito de “abuso sexual con acceso carnal”, que prevé penas que van de los 6 a los 15 años de prisión y es de cumplimiento efectivo. Sin embargo, el lunes fue puesto en libertad por decisión de la jueza Karina Zucconi, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº15, que aceptó el pedido de excarcelación que solicitó su abogado defensor, alegando que el acusado no posee “condenas anteriores”.

La resolución de la jueza explica: “La pena en expectativa de efectivo cumplimiento por sí sola no es obstáculo para que el nombrado no obtenga su libertad. No hay de momento elemento alguno que lleve a presumir que el acusado intentará eludir el accionar de la justicia, ni que su detención se erija como necesaria para neutralizar el entorpecimiento del trámite del proceso”.

Ante el desacuerdo por la liberación, la fiscal Russi, quien lleva la causa, presentó un escrito para que intervenga la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional. Asegurando que las medidas de coerción impuestas por la jueza no resultan, a su criterio, “suficientes para prevenir el peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación que se vislumbran en el caso”.

Asimismo, señala la premeditación que hubo en el ataque sexual, ya que poseía en el comercio la medicación sedante que le dio a la joven para dejarla en un estado de indefensión. Además, remarcó que existen pautas que hacen presumir su peligro de fuga; basándose en la actitud que tuvo cuando llegó la policía y que además no fue veraz al momento de aportar su domicilio, ya que en principio brindó una dirección falsa, que fue desmentida por su propia hermana.

Comentarios