Policiales

Schoenfisch no ubicó a su hijo en la escena del crimen de Faustina Antúnez

cargando anuncio

El ex intendente de Santiago de Liniers, Arnoldo Schoenfisch, se presentó a declarar ante el juez Saldaña, que investiga el asesinato de su esposa. Se habría mostrado confundido y sin poder recordar lo ocurrido la madrugada del 14 de Mayo.

Schoenfisch no ubicó a su hijo en la escena del crimen de Faustina Antúnez

ELDORADO. El ex intendente de Santiago de Liniers Arnoldo Schoenfisch no logró ubicar a su hijo Pablo en la escena del crimen de Faustina “Tina” Antúnez, asesinato ocurrido en la madrugada del 14 de Mayo, en su vivienda. En el brutal ataque con arma de fuego, el propio Schoenfisch sufrió una gravísima lesión que lo dejó ciego. Por el delito, el único detenido es el mencionado Pablo Schoenfisch.

Este jueves, el ex alcalde fue llevado ante el Juzgado de Instrucción de Eldorado, a cargo del Dr. Roberto Horacio Saldaña. La audiencia del día previo, había fracasado por la convalecencia del único sobreviviente del ataque.

Según trascendió en medios locales y provinciales, Schoenfisch se mostró confundido y hasta incrédulo cuando le relataron lo ocurrido durante el ataque en el que él y su esposa, recibieron disparos de bala en la cabeza. No sólo no habría ubicado a su hijo Pablo en la escena del crimen, sino que además, se negó de plano a creer que el joven pudiera ser el asesino.

Cómo sigue la causa

La investigación judicial continuará con los testimonios de allegados a la familia, trámite que ya cumplió el actual intendente de Liniers, Miguel Ángel Szunkowski. El también hijo de la fallecida “Tina” Antúnez, habría admitido que Pablo y sus padres tenían una mala relación entre sí.

También declararon familiares que fueron los primeros en llegar al lugar y habían reiterado que, al asistir a Schoenfisch, éste les dijo: “Pablito se mandó una cagada”.

En el marco de la causa, sigue pendiente el resultado de un dermotest que fue enviado a Resistencia, Chaco. Con esta contraprueba se determinaría efectivamente si Pablo tenía rastros de pólvora en sus manos. La primer prueba de parafina, dio negativo para él y positivo para la víctima, Faustina Antúnez.

Comentarios