Policiales

Vilma Mercado murió mientras se resistía a ser violada

Así lo indican las pericias forenses practicadas al cuerpo de la joven de 19 años, abusada y asesinada en Iguazú.

Vilma Mercado murió mientras se resistía a ser violada

IGUAZÚ. Se conocieron detalles de la pericia forense practicada al cuerpo de Vilma Daiana Mercado (19), la joven violada y asesinada entre el 23 y 24 de Octubre en Iguazú, siendo Carlos Luis Leandro Villar (20), un soldado voluntario, el principal sospechoso del crimen.

Villar se negó a declarar en indagatoria en el marco de la causa que investiga el juez de instrucción nro. 3 de Iguazú, Martín Brites, que lo imputó de “abuso sexual con acceso carnal y femicidio”.

Según publica el matutino Primera Edición, el cadáver de Vilma fue encontrado entre malezas, en avanzado estado de descomposición y con la ropa interior bajada hasta los tobillos.

Las evidencias y adelantos de pericias indican que el crimen fue cometido en el mismo sitio del hallazgo, en el monte de un predio conocido como “Villa Cariño”, a 1,5 kilómetros de la rotonda de acceso a Puerto Iguazú y a 50 metros del asfalto de la ruta nacional 12. El cuerpo fue encontrado por investigadores de Homicidios, el viernes 25 de octubre a las 18.30 hs.

Horas antes del hallazgo, el soldado voluntario fue demorado. En su poder tenía el chip del celular de Mercado. Pero además, en la habitación que alquilaba en el barrio Belén, los investigadores encontraron el teléfono de la víctima, un Samsung Galaxy S7.

El soldado acusado de femicidio, tenía herida una mano y rasguños en los brazos. En su vivienda, entre otros elementos, se secuestraron una motocicleta Honda 150 y un rollo de cinta de embalar paquetes o encomiendas, similar al utilizado para inmovilizar los pies y tapar las vías respiratorias de Vilma.

Muerte por asfixia, cuando se resistía a la violación

Esa misma cinta que impidió que se escuchen los gritos de Vilma, mientras era violada, fue el que le provocó la muerte por asfixia, según lo indican las pericias forenses. La víctima fue violada en forma indescriptible, según confiaron fuentes del caso. El cuerpo de Vilma tenía la boca y nariz apretadas con cinta plástica de empaque, colocadas tan fuerte que le dejaron heridas en el rostro.

Según el estudio del perito forense de la UR-V, que fue el primero en analizar el cuerpo, para las 18.30 del viernes pasado (momento del hallazgo), el femicidio había sido cometido entre 48 y 72 horas antes. Vale decir, la data de muerte de la joven encaja dentro de los márgenes de sospecha establecen el ataque sexual tuvo lugar entre las 23.30 del miércoles 23 de octubre y la madrugada del día siguiente.

Del informe completo de la autopsia se podrá aproximar el horario del crimen.

Las pericias genéticas serán claves

Por otra parte, las primeras evidencias comparativas indicaron que el tamaño de dientes y forma de boca de la víctima, coinciden con la lesión detectada en una mano del joven militar. Resta determinarse si hay restos biológicos del sospechoso en el cuerpo de Mercado. Para ello, se están realizando los análisis genéticos a las muestras tomadas debajo de las uñas de Vilma.

Asimismo, también se analizan los rastros e hisopados tomados a las lesiones en manos y brazos al sospechoso.

El juez Brites, un magistrado muy cuestionado por su accionar en causas penales en Iguazú, avanza en la investigación de este crimen con pedidos de pericias psiquiátricas al acusado y análisis de las imágenes de las cámaras de seguridad en la zona. El cerco investigativo se va cerrando en torno a la figura de Villar, que, recordemos, poseía entrenamiento militar.

Más noticias
Comentarios

Más de policiales

Policiales
Espectáculos
Nacionales
General