Policiales

Virasoro: subcomisario imputado por pedir coimas

Un vecino de esa localidad correntina denunció ante la justicia que fue víctima de aprietes y extorsiones por parte de funcionarios policiales. En la causa, están imputados un subcomisario y un cabo.

Virasoro: subcomisario imputado por pedir coimas

Un vecino de esa localidad correntina denunció ante la justicia que fue víctima de aprietes y extorsiones por parte de funcionarios policiales. En la causa, están imputados un subcomisario y un cabo.Las declaraciones de César Giménez, obrero de un aserradero de Virasoro, conmocionaron a la tranquila localidad correntina en los últimos días. El hombre recurrió a la justicia penal para denunciar que fue detenido tras un allanamiento irregular en su casa y recibió presiones para pagar 30 mil pesos a cambio de su libertad. Agregó que los mismos policías le exigen ahora 20 mil pesos por mes para incluir su casa en una «zona liberada» para vender drogas.

Según relató en sede judicial y públicamente, Giménez se decidió a denunciar por temor a que le terminen “plantando algo”. A raíz de su presentación en la Fiscalía de Instrucción, el organismo ya hizo el requerimiento al Juzgado de Instrucción para que se cite a declarar como imputados a los dos efectivos policiales acusados, el subcomisario Hernán Ortega y el Cabo Primero Maximiliano De La Cruz, señaló el diario Digital Santo Tomé.

En entrevista con ese medio, el denunciante narró: “el día 1° de Mayo, a las 14:00 aproximadamente llegó a mi casa un patrullero con oficiales de la Policía de la Provincia, con una supuesta orden de allanamiento, orden esta que nunca me mostraron, ni me leyeron, pero me dijeron que estaban buscando cosas robadas, como se trataba de la Policía abrí la puerta les permití que accedieran a realizar el operativo. Entraron revisaron toda la casa y obviamente no encontraron nada, porque no tengo cosas robadas. Luego de que dieran vuelta toda la casa el oficial Hernán Ortega me dijo que a pesar de que no habían encontrado los elementos que buscaban debía acompañarlos a la Comisaria para realizar una declaración a lo que tampoco me negué”.

Luego prosiguió: “Estando ya en la Comisaría me empezaron a indagar pidiéndome que cuente dónde escondí las cosas robadas, a lo que yo le respondía que yo no tenía nada robado, pero insistían advirtiéndome que mi libertad estaba en juego hasta el punto de pedirme que 30 mil pesos de los cuales 10 mil eran para Hernán Ortega, 10 mil para el oficial Maxi de la Cruz, y 10 mil para el Jefe de la Comisaría”.

Cabe destacar que Giménez trabaja desde hace 12 años en un conocido aserradero de esa localidad. “Yo trabajo en el aserradero Maderas Virasoro. En mi casa tengo un kiosquito el cual es manejado por mi señora como una fuente más de ingresos para la casa”, detalló.

“Ortega me continuó presionando, diciéndome que yo tenía plata, que yo movía mucha plata, hasta me acusaron de que yo vendía drogas, cosa que no es así para nada”, afirmó.

“Estando yo en la Comisaría el día 24 de Mayo, me dijeron que iban a salir a hacer unas cosas y que iban a volver a las 07:00, 07:30 de la tarde, que me iban a dejar en la celda para que lo piense bien y que posteriormente íbamos a volver a hablar. Efectivamente me dejaron encerrado toda la tarde y en el horario acordado volvió nuevamente Ortega e inmediatamente me llamó aparte y me preguntó si pensé qué iba a hacer, a lo que volví a responderle que no tenía esa plata. Luego se fue. A las 20: 30 más o menos volvió Ortega y me informó que llegó la abogada, (la Dra. Machado), se había presentado a hablar con ellos, y que luego de que me tomaran la declaración me podía ir, a lo que posteriormente añadió que no me olvide del pedido, a lo que una vez más le respondí que yo no tenía plata. Cuando finalmente salí de la Comisaría pensé que todo había terminado ahí, sin embargo el jueves 1° de Junio por la mañana llegó a casa un automóvil Chevrolet, de color negro que era conducido por Maxi de la Cruz quien a la vez era acompañado por Ortega”, continuó relatando el denunciante.

Giménez señaló que el policía ingresó al kiosko y le preguntó “¿cómo va con lo nuestro, con nuestra plata, lo que acordamos?”.  Tras repetirle que no contaba con dinero para darle, comenzó un nuevo capítulo: «me pidió que lo acompaña al auto, a lo que me negué, y él insistía a que me subiera el auto para hablar; cuando vieron que yo no me iba a subir al auto se bajó el otro oficial (Maxi de la Cruz) y en esta oportunidad me pidió entre 15 y 20 mil pesos, alegando que yo vendía mucha droga y que maneja mucha plata con esta actividad, cosa que obviamente no es así”.

A continuación, aclaró: “los 30 mil pesos que me pidieron primero era para dejarme en libertad; lo que me pidieron después, (entre 15 y 20 mil pesos), era para liberarme la zona, porque según ellos, supuestamente yo vendía drogas; es decir, yo le tenía que dar 15 mil pesos todos los meses y ellos me liberaban la zona para que yo venda la droga, textualmente me dijeron que no le interesaba la cantidad, que podía vender toda la cantidad de droga que quisiera siempre y cuando pagara esos 15 mil pesos todos los meses. Debido a que no accedí a pagarles, me amenazaron con conseguir otra Orden de Allanamiento».

Giménez afirmó que tiene miedo de lo que puede pasar de aquí en más, “yo tengo miedo porque yo trabajo todo el día en el aserradero. La semana pasada no estuvimos trabajando porque llovía mucho, pero realmente tengo miedo de que cuando yo no esté, ellos lleguen nuevamente con otra Orden de Allanamiento y me planten algo, debido a que no colaboré con ellos con el dinero que querían. Cuando yo estoy trabajando queda sola en casa mi señora con mi hija, una nena de 4 años, ellas también tienen miedo de lo que pueda llegar a pasar”, manifestó.

Consultado si habló con el Jefe de la Comisaría, afirmó que «no, porque supuestamente parte de la plata era para él».

También aseguró que nunca estuvo detenido por ningún delito, “esta fue la primera vez que fui llevado a la Policía, tengo 37 años y nunca me pasó algo así”, sostuvo.

Para finalizar, se mostró muy ansioso en que la justicia actúe a la brevedad y con la seriedad del caso, indicó el portal de noticias correntino.

VERSIÓN POLICIAL

Por su parte, el Comisario Inspector Walter Javier Rodríguez, jefe de la Comisaria Primera de Virasoro, salió a desmentir la acusación. Reconoció que existió el operativo y que el denunciante estuvo demorado alrededor de cuatro horas, pero negó el pedido de coimas, “si estuviéramos en algún tipo de mafia, no seríamos tan tontos y tan burdos de ir a poner nuestra cara de esa manera”, afirmó.

vb

Más noticias
Comentarios

Más de policiales

Policiales
Espectáculos
General
<