Política

Exponen negociado de más de U$S 20 millones en la EBY de Thomas

cargando anuncio

Aldo Ríos, Ex Asesor del Área de Control de la EBY (Paraguay), expuso los pormenores de un escandaloso contrato para la contratación de un software de control de gestión por el que la administración de Thomas pagó más de 5 millones de dólares, pero que nunca estuvo operativo. Según Ríos, hubo complicidad de los presidentes Fernando Lugo y Cristina Kirchner. El ex funcionario, que fue echado por las denuncias presentadas ante la justicia paraguaya, presentó todas las pruebas que dejan al desnudo el manejo corrupto de Thomas en la entidad.

Exponen negociado de más de U$S 20 millones en la EBY de Thomas

Aldo Ríos, Ex Asesor del Área de Control de la EBY (Paraguay), expuso los pormenores de un escandaloso contrato para la contratación de un software de control de gestión por el que la administración de Thomas pagó más de 5 millones de dólares, pero que nunca estuvo operativo. Según Ríos, hubo complicidad de los presidentes Fernando Lugo y Cristina Kirchner. El ex funcionario, que fue echado por las denuncias presentadas ante la justicia paraguaya, presentó todas las pruebas que dejan al desnudo el manejo corrupto de Thomas en la entidad.POSADAS. Aldo Ríos, Ex Asesor del Área de Control de la EBY (Paraguay), expuso los pormenores de un escandaloso contrato para la adquisición de un software de control de gestión por el que la administración de Thomas pagó más de 5 millones de dólares, pero que nunca estuvo operativo.

Como explicó en este medio en una nota del 13 de Agosto, la administración de Thomas al frente de la EBY, contrató –presuntamente a través de una licitación amañada- con el Consorcio de Gestión de Monitoreo de Yacyretá (GMY), para que provean a la Entidad de un software para el control de los contratos de obras.

Este software adquirido en 2005, no estuvo operativo nunca y en 2009, cuando Ríos llega al cargo de Asesor del Área de Control de Gestión –de la mano del ex presidente Fernando Lugo-, se inicia una investigación y se suspenden los pagos que se venían realizando por un trabajo incumplido.

De hecho, según Ríos, esta era sólo una de las irregularidades, porque tampoco se había designado a responsables de área específica.

Según Ríos, cuando formuló las denuncias internas para que no se siga pagando ese contrato, el Comité Ejecutivo decretó que se tenía que continuar con el contrato, “regularizar los pagos y ampliar el contrato”, pese a que existen pruebas de que no se cumplía con el servicio de gestión del control.

“Estamos hablando de un contrato de 5 millones de dólares a la fecha original y otros 5 millones de dólares a la fecha. Después hacen una Addenda para que este Consorcio GMY- le asista al Comité Ejecutivo por 1,3 millones de dólares. Algo irregular porque ya había un contrato y si el Comité necesitaba algo, sólo tenían que llamarlos”, precisó.

“Hubo contratos ficticios y otros que no se ejecutaban. Pero además, unos días después del informe del comité ejecutivo, llega un pedido de cobro de 10 millones de dólares por ociosidad, porque las empresas que tenían contratos de obras, necesitaban que la EBY libere las áreas (de trabajo). Si no podíamos controlar, no teníamos las herramientas (informáticas) y teníamos que pagar graciosamente millones de dólares, no tenía sentido seguir”, comentó Ríos, explicando en parte, su salida de la EBY.

En su relato, el ex funcionario paraguayo subrayó que ante ese revés, llegó a apelar hasta el propio Presidente Fernando Lugo, pero este no lo recibió y poco tiempo después, le hizo saber que la EBY de Thomas no enviaría más dinero a Paraguay, si él persistía con sus denuncias.

Agotadas todas las instancias, decidió ir a la prensa con toda la información que poseía de las irregularidades en ese contrato –que derivan en falta de control de los contratos de obras de la EBY-, y fue entonces, cuando fue despedido.

El ex funcionario presentó este viernes ante la prensa de Posadas, toda la documentación que tiene probando toda esta serie de maniobras fraudulentas durante la gestión de Thomas, con la presunta complicidad de los ex presidentes Lugo y Cristina Fernández.

En diálogo con MisionesCuatro esta mañana, Ríos enfatizó que no hace públicas estas denuncias presentadas ante la justicia paraguaya, por una suerte de revancha contra Thomas, sino para que no vuelvan a darse manejos turbios en la Entidad Binacional.

“No tengo nada personal contra Thomas, pero no podemos continuar con esta corrupción que nos perjudica a todos”, comentó, al tiempo que recordó otra de las muchas irregularidades que se dieron en torno al caso.

“Cuando vino el contralor paraguayo para auditar las cuentas de la EBY, el secretario de Thomas lo echa, patea la fotocopiadora y tacha el informe. La oficina de la EBY tenía un sello fraguado de la Controladuría General del Paraguay”, denunció.

Leé también:

#CuadernosK: “Alguna vez se tiene que hacer justicia con Thomas”

jmm.

Comentarios