Política

“Es una bajeza moral usar al Obispo como parte de una campaña electoral”

Expresó en Misiones Cuatro el Cura Párroco de la Iglesia Sagrada Familia, Alberto Barros a raíz del malestar en el Obispado por la utilización política que hicieron dos candidatos renovadores de un encuentro con Juan Rubén Martínez. “Hay que estar muy desesperado para usar al Obispo como aval electoral”, manifestó.

“Es una bajeza moral usar al Obispo como parte de una campaña electoral”

Expresó en Misiones Cuatro el Cura Párroco de la Iglesia Sagrada Familia, Alberto Barros a raíz del malestar en el Obispado por la utilización política que hicieron dos candidatos renovadores de un encuentro con Juan Rubén Martínez. “Hay que estar muy desesperado para usar al Obispo como aval electoral”, manifestó. POSADAS. La difusión de una fotografía de los candidatos a concejales del Frente Renovador –el periodista  Marito Alcaraz y el titular del Centro de Rehabilitación del Ciego Luis Viarengo- junto al Obispo de Posadas Monseñor Juan Rubén Martínez, generó malestar en la Iglesia Católica por tratarse de un “evidente uso político de una reunión en plena campaña”. Así lo consideró el Cura Párroco de la Iglesia Sagrada Familia, Alberto Barros en diálogo con Misiones Cuatro, quien reveló además: “Al día siguiente, en un almuerzo habitual de sacerdotes, el Obispo expresó su malestar, se sintió usado, no se sintió cómodo”. Según comentó, Martínez hizo la comparación con el Papa Francisco y el uso que ha hecho el kirchnerismo de su figura.

Barros contó además, que no se había permitido el ingreso de medios de comunicación a la reunión, pero al finalizar hubo toma de fotos. “Estas cosas no son gratuitas”, expresó al contar que él mismo no recibe a nadie durante procesos de campaña. “En campaña todos quieren reunirse”, afirmó.

El Padre Barros criticó además “el relato” que hicieron los candidatos tras el encuentro, “No está la voz del Obispo. No apoya, ni bendice a ningún candidato o partido. Un sacerdote jamás puede zambullirse en la política partidaria, uno puede opinar sobre temas generales que hacen a la convivencia social, pero nunca hacer política partidaria”, manifestó.

Siempre directo, Barros opinó sobre la utilización de la figura del Obispo Martínez con fines electorales, “Lo conozco a Lucho Viarengo, me parece una lástima que su buen trabajo en el Centro del Ciego se manche o arruine con una actitud de mediocridad política y electoral, son cosas que no ayudan. Por más que se presenten como la nueva política, es mentira; creo que son la vieja y baja política disfrazada de nueva. Hay que estar muy desesperado para usar al Obispo como aval electoral. Es una bajeza moral usar al Obispo como parte de una campaña electoral”, lanzó.

Un detalle nuevo aportado por Barros -y que causó indignación- es que la audiencia cedida por el Obispo debía concretarse con otra persona del Gobierno Provincial, que nunca apareció y en su lugar, asistieron los dos candidatos.

Más noticias
Comentarios

Más de politica

Policiales
Espectáculos