Política

Argentina en la OCDE: debate político y empresario

cargando anuncio

Hay varios paneles con expertos y con representantes del Estado y del sector privado.

Argentina en la OCDE: debate político y empresario

Hay varios paneles con expertos y con representantes del Estado y del sector privado.Este miércoles, en el auditorio del MALBA, se discuten los desafíos y las brechas que la candidatura argentina deberá atravesar para integrar la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El evento es organizado por el CSIS y auspiciado, entre otros, por Clarín.

La OCDE —establecida en el año 1961— es una institución que se define como “promotora del desarrollo económico en el contexto de instituciones democráticas que promuevan el bienestar ciudadano”.

Actualmente cuenta con 35 países miembros. México y Chile son hasta ahora los únicos latinoamericanos, mientras que Colombia y Costa Rica se encuentran en avanzado proceso de acceso. La OCDE promueve políticas públicas en áreas como gobernanza pública, política fiscal, acceso a la justicia, mercados financieros, ciencia y tecnología, educación, empleo y asuntos sociales, salud, transparencia, medio ambiente, comercio internacional, industria e innovación, economía digital y defensa del consumidor.

Desde el cambio de gestión a finales de 2015, el Estado argentino decidió iniciar un proceso que permita que la Argentina sea invitada a formar parte de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

La membresía conlleva un número importante de responsabilidades en cuanto a las políticas a ser implementadas y los mecanismos de discusión e implementación de las mismas, mientras que como contrapartida provee una serie de beneficios en el mediano y largo plazo.

Según el Gobierno argentino, entre los beneficios más relevantes están:

*La reducción en el costo de financiamiento soberano y del sector privado: la calificación crediticia otorgada por la OCDE sirve de referencia, por ejemplo, para los créditos otorgados por agencias de desarrollo o promoción de exportaciones de los países miembros.

*La ventana de oportunidad que se presenta para llevar adelante reformas en sectores clave. Las buenas prácticas promovidas por la OCDE así como las lecciones relevantes y comparables de otros países miembros, sirven como soporte.

*El mayor acceso a los mercados de países miembros para los exportadores locales. Al iniciar un proceso de armonización de leyes y regulaciones con las prácticas de los otros países, se converge hacia los requerimientos de dichos mercados y así se facilita el proceso de exportación.

*La mejora en el ambiente de negocios y la inversión, al asegurar a empresas e individuos un conjunto de reglas de juego alineadas con las mejores prácticas internacionalmente aceptadas. En particular, se incrementan los flujos de inversión extranjera directa provenientes de países miembros, en particular los de mayores ingresos.

Beneficios previos Las experiencias de varios países muestran que varios de estos beneficios se materializan antes del ingreso pleno a la OCDE. Justamente durante el proceso de acceso se realizan una serie de evaluaciones y revisiones por parte de expertos de la OCDE y países miembros para identificar las reformas necesarias para obtener la membresía. La agenda y seguimiento de los avances en cada una de esas áreas es monitoreada por entre 20 y 25 comités de la OCDE (dependiendo el nivel de brecha inicial con las mejores prácticas), y cuya aprobación final es requerida para el ingreso definitivo.

El proceso conlleva la adopción de una serie de reformas que necesariamente involucran a todos los poderes del Estado Nacional, así como a las provincias dado que varias de las áreas bajo revisión son responsabilidad primaria de ellas (por ejemplo, salud, educación, desarrollo regional, etcétera.).

Por otra parte, el punto de partida de las políticas públicas propuestas por los países miembros son los datos y, por ello, un sistema estadístico confiable, que les dé sustento empírico a las propuestas de reformas, es fundamental. En el Gobierno muestran la normalización del INDEC como un paso previo indispensable para el ingreso de Argentina a la OCDE. (CLARÍN y TÉLAM)vb

Comentarios