Política

Consenso Fiscal: firmaron la suspensión de la reducción de impuestos

Tal como pretendían las provincias, entre ellas Misiones, los gobernadores y el presidente firmaron la “addenda” al Consenso Fiscal firmado en 2017, que estipulaba la reducción de impuestos provinciales como Ingresos Brutos.

Consenso Fiscal: firmaron la suspensión de la reducción de impuestos

BUENOS AIRES. Finalmente se concretó la suspensión de la reducción de impuestos en las provincias, tal como pretendían Oscar Herrera Ahuad y el resto de los gobernadores, que habían acordado con el gobierno de Mauricio Macri, una reducción progresiva en impuestos provinciales como Ingresos Brutos.

Este martes, los gobernadores y el presidente Alberto Fernández, firmaron la addenda al Consenso Fiscal 2017, que estipulaba reducciones de impuestos provinciales y que en 2020, representarían una quita de impuestos del orden de los 150 millones de pesos mensuales, según lo había anticipado el Ministro de Hacienda, Adolfo Safrán. El funcionario fue uno de los firmantes de la addenda.

En la misma reunión de ayer, se acordó crear una comisión del impacto de la reducción de IVA y Ganancias, que deberá proponer soluciones al reclamo de las provincias. Recordemos que las provincias, entre ellas Misiones, exigen que se reinstale el impuesto al valor agregado sobre alimentos y productos esenciales, que habían quedado exentos de la alícuota por un decreto del ex presidente Mauricio Macri.

Las cifras de incremento recaudatorio

Aí pues, Alberto Fernández y los gobernadores acordaron suspender por un año las reducciones impositivas que estaban previstas para 2020 en el marco del Consenso Fiscal. Se estima que el conjunto de provincias recaudarán unos 60 mil millones de pesos extra, durante todo el año, gracias a la addenda.

Para Misiones, la cifra de incremento recaudatorio por el impuesto a Ingresos Brutos y el impuesto al sello, rondaría los 1.800 millones de pesos a valores actuales. Vale decir, son millones de pesos de impuestos que se aplicarán a la actividad económica privada, encareciendo los servicios y productos.

Además de interrumpir la baja de alícuotas de ingresos brutos y sellos, la addenda posterga la obligación rubricada en 2017 de “desgravar ingresos provenientes de las actividades de exportación de bienes, excepto las vinculadas con actividades mineras o hidrocarburíferas y sus servicios complementarios”, lo mismo que los provenientes de “prestaciones de servicios cuya utilización o explotación efectiva se lleve a cabo en el exterior del país”.

Comentarios