Política

Coronavirus: El Gobierno no definió aún los detalles de las medidas contra la segunda ola

Este jueves, se cumple una semana de la sorpresiva cadena nacional donde el presidente Alberto Fernández alertó sobre la gravedad del impacto de la segunda ola, en el marco de la falta de vacunas y la amenaza de nuevas cepas de coronavirus que circulan en países limítrofes.

Coronavirus: El Gobierno no definió aún los detalles de las medidas contra la segunda ola

En ese contexto,  a una semana de la sorpresiva cadena nacional, donde el presidente Alberto Fernández hizo un balance sobre la lucha contra el coronavirus  y reconoció demoras en la vacunación, el Gobierno aún evalúa los detalles del decreto o decisión administrativa que, según informaron fuentes nacionales, se publicará entre este jueves y el sábado.

El nuevo paquete de medidas para prevenir la suba de contagios y el ingreso de nuevas cepas de coronavirus que el Gobierno adelanta hace diez días se oficializaría antes del sábado. Ante la fuerte expectativa e incertidumbre de la población, el gobierno nacional aclaró que no habrá restricciones a la circulación, sino, refuerzo de los controles sanitarios fronterizos y reducción de vuelos. En el marco de la crisis económica y en el año electoral, se mantiene vigente la decisión de interferir lo menos posible en actividades comerciales y sociales, según señalaron.

Las nuevas medidas no contemplan “restricciones” sino que apuntan a “reforzar controles”. Se reducirá aún más la cantidad de vuelos provenientes de naciones consideradas “de riesgo”, se aumentarán los monitoreos en las fronteras terrestres para transportistas, y se obligará a los turistas argentinos -los extranjeros tienen prohibido el ingreso desde diciembre- a que paguen sus propios hisopados. Además, se acentuarán los controles del cumplimiento de aislamientos preventivos al regresar al país.

En el marco de la crisis económica y cuando faltan meses para las elecciones legislativas, el presidente Alberto Fernández fue enfático con su Gabinete acerca de la necesidad de mantener vigentes la mayor cantidad de tiempo posible las actividades sociales y económicas. Las cuestiones de índole sanitaria y económica, evalúa el jefe de Estado, ostentan el mayor peso en la lista de prioridades para la opinión pública.

La señal más reciente sobre la negativa a implementar medidas de “control” en lugar de “restricciones” se manifestó ayer miércoles, después de que la ministra de Salud, Carla Vizzotti, adelantara que consideraba “importante” aplicar “restricciones a la circulación” en caso de que haya aumento de casos.

Según trascendió, los dichos de la funcionaria causaron malestar en la Casa Rosada, porque dieron lugar a especulaciones sobre la posibilidad de que se restrinja el movimiento de manera similar a los primeros días de enero, cuando el Gobierno recomendó a las provincias acotar la circulación tras la suba de contagios por las reuniones de las Fiestas y el inicio del período vacacional.  Tras las declaraciones de la ministra, la Casa Rosada salió a aclarar que por ahora se mantiene la línea oficial de evitar restringir para mantener las actividades económicas y sociales.

Comentarios