Política

Devaluación: frenó asimetrías pero no reactivó las fronteras

cargando anuncio

El dólar alto frenó la compra en el exterior pero no reactivó al comercio fronterizo en Misiones. “En Iguazú están felices con la devaluación”, aseguró el ministro de Transporte Guillermo Dietrich.

Devaluación: frenó asimetrías pero no reactivó las fronteras

El dólar alto frenó la compra en el exterior pero no reactivó al comercio fronterizo en Misiones. “En Iguazú están felices con la devaluación”, aseguró el ministro de Transporte Guillermo Dietrich.”En Iguazú me decían: ‘No entiendo por qué se preocupan, para nosotros es lo mejor que nos puede pasar en el mundo, van a venir más paraguayos, más brasileños, más personas de todas partes del mundo'”, aseguró el ministro de Transporte Guillermo Dietrich a una radio porteña y remató: “En Iguazú están felices con la devaluación”.

Sin embargo, los dichos del ministro no tienen correlato con las consultas realizadas por M4 a comerciantes y referentes de las distintas  ciudades fronterizas de Misiones.

De acuerdo a lo relevado, en Iguazú solo la “Ferinha” instalada con productos alimenticios regionales tuvo un incremento en las ventas, pero el resto del comercio formal no registra mayor venta y mucho menos el regreso masivo de los compradores brasileros.

Generalmente, ante una devaluación del peso frente al dólar, efectivamente se registra un “boom” de ventas en la ciudad de las Cataratas, sin embargo por ahora eso no sucede ya que la moneda brasilera también se devaluó ante el billete norteamericano en un porcentaje similar al registrado en Argentina.

“Sin dudas a nosotros nos favorece un peso más barato para los brasileros, pero al final quedó todo muy parecido porque allá también aumento el dólar”, explicó un comerciante.

A la fecha en Brasil 1 dólar cuesta 3,75 Reales; lo que significa alrededor de 6,60 pesos por dólar.

Para Posadas el escenario se presenta un “poco” más favorable ya que el aumento del dólar freno el éxodo a Encarnación. Sin embargo, desde la Cámara de Comercio aseguran que esto es solo “momentáneo” ya que en Paraguay con el paso de algunas semanas volverán a “acomodar” los precios para seguir vendiendo. “Las asimetrías no se solucionan con un movimiento cambiario, hay diferencias muy fuertes, como por ejemplo, los costos fiscales que sufrimos en Posadas”, aseguró Fernando Vely a M4.

Otra ciudad fronteriza donde existe un comercio importante con el vecino país carioca es San Javier. Allí tampoco se nota una reactivación por motivo del “dólar alto” como señala el ministro Dietrich.

Lejos de esa situación, en la ciudad de la “caña de azúcar” aseguran que el comercio esta “estancado”. “Francamente no se ven compradores de Brasil por acá. Si es verdad lo que dice el ministro, acá todavía no se nota”, explicó un referente del comercio en San Javier.

“Acá estamos achicando estructuras y hay gente que está despidiendo empleados, date una idea de cómo estamos”, sentenció.

La realidad no es muy diferente en Bernardo de Irigoyen donde también tienen una relación comercial muy fuerte con Brasil. El último dato disponible indicaba que existía una caída en las ventas superior al 50% en esa localidad por la compra de productos en el país vecino.

En Irigoyen indican que la diferencia de precios sigue siendo favorable para Brasil y que mayoritariamente la canasta básica de un vecino de clase media se sostiene a partir de que pasa a comprar al otro lado.

El problema es el mismo que en Iguazú y en Posadas existe una fuerte “carga impositiva” que encarece los productos argentinos en comparación con los países vecinos.

Mirada de funcionario

“En Iguazú están felices con la devaluación”, contestó el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, cuando el periodista Luis Novaresio le preguntó en radio La Red por los efectos del deslizamiento cambiario que se produjo en las últimas semanas.

Según relató, esta semana visitó la provincia de Misiones con el ministro de Turismo, Gustavo Santos, para reinaugurar la pista del aeropuerto internacional de Puerto Iguazú. Contó que muchas personas le dijeron que estaban felices con el movimiento que registró el precio del dólar porque favorece a la industria turística.

Y analizó: “Hay una parte de la economía, la que exporta bienes y servicios como es el turismo, que claramente un dólar más competitivo lo beneficia. Lo que tenemos, por esa historia nuestra, es la presión que genera sobre la inflación y tenemos que encontrar el equilibrio”.

Los verdaderamente beneficiados

Según los analistas de la Fundación Mediterránea en Misiones existe un efecto “positivo” para los sectores que exportan productos: “Al modificarse el tipo de cambio se vuelven más atractivas en el corto plazo, la exportaciones o ventas al exterior porque nos hace más baratos para los compradores externos”, dijo Gerardo Alonso Schwarz.

Los sectores más beneficiados son la forestoindustria y rubros relacionados. El economista explicó que el té y la yerba tienen una dinámica que no pasa tanto por el precio sino por el volumen de la demanda internacional y la cosecha, en estos casos no tiene tanta incidencia.

Leé también:

Vendedores ambulantes se declararon en Crisis Económica

Caen las ventas y crecen las asimetrías internas


xp

Comentarios