Política

Día contra la violencia de género: ¿Por qué se celebra el 25 de noviembre?

En 1981, se celebró en Bogotá el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe donde se decidió asignar esta fecha como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, en memoria de Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, tres hermanas dominicanas, militantes contra el régimen de Trujillo, que fueron asesinadas. El violeta, es el color distintivo de la lucha por la erradicación de la violencia sexista.

Día contra la violencia de género: ¿Por qué se celebra el 25 de noviembre?

El origen del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres está relacionado con el asesinato de las hermanas Mirabal, conocidas como “las mariposas”, tres activistas dominicanas contra el régimen de Rafael Trujillo.

Las tres mujeres regresaban a casa después de visitar a los maridos de dos de ellas en la cárcel de Puerto Plata cuando fueron interceptadas por agentes del Servicio de Inteligencia Militar del régimen.

Fueron golpeadas hasta la muerte. Después, colocaron los cuerpos en el coche en el que viajaban y lo arrojaron por un barranco para que pareciera un accidente. Su asesinato el 25 de noviembre de 1960, convirtió a Patria, Minerva y María Teresa en un símbolo de la lucha contra la violencia de género.

Veinte años más tarde, en 1981, se celebró en Bogotá, Colombia, el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe donde se decidió asignar al 25 de noviembre, como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, en memoria de la tres hermanas.

Las hermanas Miraval, símbolo de lucha

Según indica Antena 3, en 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer a la que definió como “todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada”.

La ONU recuerda que el 25 de noviembre no es solo una jornada de reivindicación. Sino que además, se exige a todos los gobiernos del mundo, acciones concretas y proyectos a corto, mediano y largo plazo, para erradicar la violencia de género

En 1999, la ONU apoyó que el 25 de noviembre sea, en todo el mundo, una jornada de reivindicación a través de una resolución por la que invita a gobiernos, organizaciones internacionales y no gubernamentales a convocar actividades dirigidas a sensibilizar sobre el problema y a reclamar políticas en todos los países para su erradicación.​

En forma general, la violencia se manifiesta de forma física, sexual y psicológica e incluye: violencia por un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, femicidio); violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero, acoso cibernético); trata de seres humanos (esclavitud, explotación sexual); mutilación genital; y el matrimonio infantil.

El objetivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres no solo es llamar la atención sobre la desigualdad, la discriminación, los femicidios y las distintas formas de violencia machista, sino también reclamar políticas públicas para prevenirla y erradicarla de las sociedades humanas.

Por qué el color violeta

Respecto del color adoptado como distintivo de la lucha por la erradicación de la violencia contra las mujeres, el violeta, existen varias teorías que explican su adopción. Una de ellas, tiene que ver con la historia del movimiento obrero norteamericano y el movimiento obrero mundial.

En 1908, en Estado Unidos, trabajadoras de la empresa Cotton New York se declararon en huelga, y el dueño de prendió fuego al edificio donde laboraban las trabajadoras, lo que provocó la muerte de 129 mujeres que estaban encerradas en la fábrica. De acuerdo con TodoJujuy, la leyenda cuenta que las empleadas estaban trabajando con telas de color violeta, de ahí el color característico de la lucha feminista. Algunos señalan que era el humo que salía de la fábrica el que tenía ese color, que pudo apreciarse a kilómetros de distancia.

Más noticias
Comentarios

Más de politica

Policiales
Espectáculos
<