Política

El decreto 132/20 frustra el reclamo de la Renovación por la EBY

El partido que gobierna Misiones desde 2003 pretende controlar la Entidad Binacional de Yacyretá, reeditando el ciclo de Oscar Thomas, pero el gobierno nacional suspendió todo nombramiento hasta septiembre.

El decreto 132/20 frustra el reclamo de la Renovación por la EBY

POSADAS y CAPITAL FEDERAL. El intento de colocar a un hombre del riñón político de la Renovación al frente de la Entidad Binacional de Yacyretá, choca de plano con lo dispuesto por el presidente Alberto Fernández, a través del decreto 132/20, que impone restricciones a las designaciones en el Sector Público por un plazo de 180 días. En rigor, el decreto entró en vigencia el pasado 11 de Febrero, cuando se publicó en el Boletín Oficial.

La discusión por Yacyretá volvió a aparecer sobre el tapete con la negociación del oficialismo con los distintos bloques aliados al kirchnerismo, con vistas a aprobar la reforma en las llamadas jubilaciones de privilegio de jueces y embajadores. Es que en el bloque de Unidad Federal, diputados de distintas provincias están descontentos con el Ejecutivo Nacional porque no están cumpliendo con acuerdos políticos.

Según diversos trascendidos, la Renovación pretende colocar al actual ministro de Industria de la provincia Luis Lichowski, al frente de la EBY. Ello pese a que está denunciado por exigir coimas y, además, fue muy cuestionado por su manejo poco claro de la licitación del puerto de Posadas, la cual quedó desierta. La Renovación buscaría reeditar el ciclo de Oscar Thomas, quien estuvo 12 años al frente de la entidad y estuvo involucrado en la causa de los Cuadernos de las Coimas, como uno de los que entregaba valijas con dinero de empresarios al Ministerio de Planificación Federal.

Ahora, cuando los votos de los diputados del bloque “misionerista” en la Cámara baja, son determinantes para la sanción del proyecto K para reformar las jubilaciones de privilegio, los renovadores presionan para hacerse con la Dirección Ejecutiva de la EBY. Esta ambición, choca de plano con el decreto presidencial que suspende todo nombramiento en el Estado nacional, por los próximos 6 meses.

Los alcances del decreto 134/20

Según indica Clarín sobre el decreto 132/2020, la medida alcanza a las designaciones y contrataciones que afecten fuentes de financiamiento presupuestarias en la Administración Nacional y los Entes Públicos en que el Estado tenga control mayoritario. Quedan excluidos la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), el Servicio Penitenciario Federal, las Universidades Nacionales y las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

Se encuentran afectadas a la suspensión: las designaciones a término en las Plantas Transitorias; las contrataciones por tiempo indeterminado, a plazo fijo, a tiempo parcial y de trabajo eventual; las contrataciones para la prestación de servicios profesionales autónomos; las designaciones transitorias en cargos simples de planta; las contrataciones de personal con o sin relación de dependencia, bajo cualquier modalidad previstas en estatutos especiales.

Además de los casos ya mencionados, hay otras excepciones: las designaciones en la planta permanente de las Jurisdicciones y Entidades de la Administración Central, “como resultado de procesos de selección ya iniciados o que se inicien en el futuro”; las prórrogas de designaciones transitorias y de contratos; las designaciones y contrataciones que se efectúen como consecuencia de cambios del régimen de prestación de servicios aplicable al personal de una jurisdicción o ente descentralizado, mientras no se afecte el presupuesto para tales fines; las designaciones en el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, del Servicio Exterior de la Nación, del Cuerpo de Guardaparques Nacionales y del personal comprendido en el Convenio Colectivo de Trabajo Sectorial del Personal Profesional de los Establecimientos Hospitalarios y Asistenciales e Institutos de Investigación y Producción; entre otros casos específicos.

Comentarios
Más noticias