Política

En Argentina no hay inversión, ni crecimiento, porque “te matan a impuestos”, afirman

cargando anuncio

Según el profesor de economía, Guillermo Knass, muchos jóvenes están dejando el país porque no hay posibilidades de crecimiento, por la falta de estabilidad económica, la inseguridad jurídica y la presión fiscal. “En Dinamarca, una familia de ingresos bajos tarda dos generaciones en alcanzar los ingresos medios, mientras que, en Argentina, tarda seis generaciones”, fustigó.

En Argentina no hay inversión, ni crecimiento, porque “te matan a impuestos”, afirman

POSADAS. Para el contador público nacional y profesor de Economía, Guillermo Knass, Argentina expulsa jóvenes y profesionales desde hace por lo menos 40 años, debido a que no hay estabilidad como para generar crecimiento económico, y tampoco hay inversión privada porque el Estado no genera las condiciones para incentivar la inyección de capital.

Consultado por MisionesCuatro al respecto del emigración de jóvenes y de profesionales, Knass aclaró: “Esto se viene hablando desde hace rato. Desde los años 70. Argentina tiene un problema, que es que (sus niveles) de actividad económica, parecen el electrocardiograma de un paciente complicado”, comentó Knass, sobre un proceso que llamó “stop-and-go” (“freno y avance”, en inglés).

“En un año crecemos a tasa acelerada y al otro año nos caemos. Esto genera un stress (importante) porque para poder crecer necesitas estabilidad”, argumentó Knass, para quien, la posibilidad de crecimiento, determina la opción de quedarse o irse del país, para los jóvenes y los profesionales.

Las diferencias entre Argentina y los países desarrollados en la movilidad social ascendente

Para graficar este problema, Knass comparó a la Argentina con Dinamarca. En ese país nórdico, “pasadas dos generaciones una familia de ingresos bajos asciende y se ubica en los ingresos medios. En Argentina se tarda 6 generaciones”, detalló el contador, insistiendo en que el país, “no hay esperanzas”.

Según Knass, “se progresa económicamente por una combinación de capital y trabajo. Las personas ponen el trabajo, pero se necesita capital”, insistió el profesor, poniendo de relieve la importancia de la composición de capital para la valorización de cualquier actividad. “Si tenés que sembrar semillas con tus manos, vas a tardar las 24 horas del día y te vas a morir de hambre si tenés que vivir de eso. Pero si te doy una pala te va a ir un poco mejor. Y si te doy un tractor con una hora, y mucho menos esfuerzo vas a ser más productivo”, graficó.

“Ahora, el capital proviene de la inversión y en Argentina no hay. La gente quiere trabajar, pero ve que no hay inversión. Obviamente, buscan (nuevos horizontes)”, sintetizó Knass, dando cuenta de la emigración de jóvenes.

La falta de estímulos a la inversión y el estancamiento económico

Según Knass, el crecimiento de la actividad económica “depende del sector privado. La decisión de invertir es privada”, remarcó el contador, reiterando que el crecimiento económico “es la combinación de capital y trabajo”.

De acuerdo con sus datos, Knass planteó que “el argentino tiene 400 mil millones de dólares fuera (del sistema), entre el colchón y (las cuentas bancarias en el extranjero). Le echamos la culpa a la gente que no saca la plata de abajo del colchón, pero la Argentina no genera un contexto favorable a que haya inversiones”, enfatizó el profesor de Economía.

“Si al sacar la plata y poner (a producir) y te la confiscan, te la pesifican asimétricamente y te matan a impuestos, no va a haber inversión”, sentenció Knass, poniendo de relieve que un “contexto de estabilidad y certeza a futuro”, son claves para las inversiones y el crecimiento económico.

Comentarios