Política

La responsable del cepo a la carne, Español, se reunió con Máximo y evita que la echen

cargando anuncio

La Secretaria de Comercio Interior, encargada de controlar los precios sufre el desgaste por el fracaso del cepo a la carne. Pero gracias su jefe de La Cámpora, lograría mantener su cargo.

La responsable del cepo a la carne, Español, se reunió con Máximo y evita que la echen

BUENOS AIRES. Paula Español logró este martes permanecer en la Secretaría de Comercio Interior, luego de una reunión con su jefe político, el creador de La Cámpora, Máximo Kirchner.

En la coalición oficial hay un diagnóstico muy negativo sobre la gestión de Español, que pese a impulsar medidas de altísimo costo político como el cepo a las exportaciones de carne no logró que disminuya la inflación. Especialmente en los productos de la canasta básica.

Según LPO, la incorporación de Julián Domínguez como Ministro de Agricultura tiene como objetivo central buscar una recomposición política con el campo. Y para eso es necesario solucionar el conflicto de la carne, que ahora pasará a depender enteramente del nuevo ministro de Agricultura.

Las replicas del último cambio de gabinete alcanzaron este lunes a Español, que empezó a sufrir críticas incluso del “kirchnerismo de paladar negro”, la facción del Frente de Todos al que ella pertenece. Y para su cargo empezó a sonar el economista Hernán Letcher, un discípulo del economista Eduardo Basualdo, y habitual columnista ultrakirchnerista de C5N.

Un columnista de C5N, ¿listo para reemplazarla?

Letcher tiene un cargo en YPF y es el director del Centro de Economía Política Argentina, un think tank que se vincula con sectores sindicales kirchneristas, en sintonía con su larga trayectoria en la militancia política dentro de la CTA de los Trabajadores, la central alineada con Cristina Kirchner. También milita en el territorio en San Martín, donde enfrentó al actual ministro de obras públicas, Gabriel Katopodis.

Español además de las críticas internas y el frente abierto con el campo, mantiene una tensión con las alimenticias por la implementación de los programas de control de precios. Una tensión que abonó la pelea del Gobierno con la Unión Industrial Argentina que conduce Funes de Rioja.

Pero la presencia del presidente de la entidad fabril en la presentación de la ley de hidrocarburos, fue un gesto de conciliación que se sumó a lecturas especulativas sobre la renuncia de Español.

La camporista ligada al presunto cobro de coimas con los derechos de importación

De una gestión pobrísima como secretaria de comercio, Español que llegó a decir que los programas Ahora 12 son “lo que proponemos como proyecto de país”, también estuvo involucrada en denuncias por corrupción.

Hasta 2015, Español estuvo involucrada en los presuntos negociados ligados al régimen de “Declaración Jurada Anticipada de Importación”. Es decir, a la sospecha de cobro de “peajes” de entre 10 y 15 por ciento extra –de manera ilegal– a empresarios que necesitaban acceder a esas autorizaciones para importar insumos.

La operatoria estaba a cargo de Español, cuando ejercía el cargo de subsecretaria de Comercio Exterior, dependiente del secretario de Comercio, Augusto Costa y del también por entonces, ministro de Economía, Axel Kicillof.

Comentarios