Política

El acuerdo con el FMI anticipa una dura pelea por el Presupuesto 2019

cargando anuncio

Cambiemos no quiere debatir en el Congreso, los pormenores y alcances del “préstamo preventivo” solicitado el FMI, pero deberá explicar cómo financia el déficit fiscal. Diputados de la Bicameral de Seguimiento de la Deuda, exige información oficial.

El acuerdo con el FMI anticipa una dura pelea por el Presupuesto 2019

Cambiemos no quiere debatir en el Congreso, los pormenores y alcances del “préstamo preventivo” solicitado el FMI, pero deberá explicar cómo financia el déficit fiscal. Diputados de la Bicameral de Seguimiento de la Deuda, exige información oficial.CAPITAL FEDERAL. El presidente Mauricio Macri les pidió a sus líderes parlamentarios y a los cinco gobernadores que lo visitaron evitar que sus negociaciones con el FMI sean refrendadas en el Congreso y lo logró a medias.

Si bien aceptaron no someter al recinto las gestiones de estos días en Washington, no podrá omitir el tema el 15 de septiembre, cuando Nicolás Dujovne presente el proyecto de presupuesto en la Cámara de Diputados, donde la oposición es mayoría y se unió para exigir un límite a los tarifazos.

Serían, según los cálculos de la Casa Rosada, sólo dos meses después de sellado el acuerdo ‘stand by’ con el FMI, que incluirá compromisos trimestrales con estrictas metas fiscales.

El Presupuesto 2019, que ya deberían estar elaborando los técnicos del Ministerio de Hacienda, reflejará esos números. Reconocerá un déficit estimado y un plan de financiamiento para cubrirlo, que para este año fue de 30 mil millones de dólares, con 10 mil extras por emisiones locales, como las letes (Letras del Tesoro del Estado).

Caputo informó que ya captó el 80% de ese dinero en sus recorridas a Wall Street, pero no detalló como accederá al resto.

Los legisladores de Cambiemos que visitaron la Casa Rosada esta semana volvieron con la presunción de que ese faltante se cubriría con la primer desembolso de la titular del FMI, Christine Lagarde, a una tasa de 4%.

“El resto quedaría como dinero preventivo para 2019, que permita evitar otras corridas”, fue la explicación que llevaron a sus pares. Muchos no se convencieron. El ajuste exigido por los técnicos del Fondo quedaría plasmado en el presupuesto para acorralar a los gobernadores, siempre interesados en incluir obras o beneficios en la ley de leyes.

Un procedimiento similar al utilizado para habilitar los programa de participación pública privada (PPP), aprobados sin mayores precisiones del costo financiero.

“Tenemos que entender que cambió todo. Hasta este año nos decían nos falta esta plata y le autorizábamos salir a los mercados. Ahora ya no. Pueden simplemente pedirnos aprobar cuentas en rojo”, intentaba comprender un referente opositor esta semana.

La Bicameral de Seguimiento de la Deuda exige datos a Caputo

Antes de la vuelta al Fondo, la oposición preveía exigir un mayor control de la deuda externa y hasta reflotar una ley para obligar a Luis Caputo a detallar cada roadshow. “Si me piden eso, voy a perder oportunidades de salir al mercado a tasas más bajas”, se sinceró el ministro, cuando debatió el presupuesto de este año.

El FMI le ahorrará ese problema al ministro, pero no su tensa relación con el Congreso. Recordemos que el 4 de abril pasado, Caputo huyó mientras detallaba la deuda externa y su participación en empresas offshore.

Fue en la bicameral de seguimiento de deuda, que este miércoles volvió a reunirse, sin la presencia de legisladores oficialistas y los opositores denunciaron que Finanzas nunca remitió la documentación sobre las colocaciones de bonos en el exterior.

“Nos remitieron números de expedientes pero no están disponibles por la ley de caducidad. Lo llamé a Caputo y sólo me dio los documentos del pago a los holoduts”, contó el senador peronista José Mayans, presidente de bicameral.

El massista Marco Lavagna buscó documentos por las suyas y dijo que sólo hay datos hasta 2017, o sea, nadie tiene claro cómo Caputo colocó más de 20 mil millones de dólares y si le queda resto para pedir más.

Temor a demandas contra los diputados de la Bicameral

En la bicameral cundía el pánico por futuras represalias judiciales ante un acuerdo desfavorable con el FMI.  Es que si bien la ley de administración financiera habilita al presidente a firmar convenios con los organismos que integra sin aval parlamentario, el artículo 75 de la Constitución delega en los legisladores “contraer empréstitos sobre el crédito de la Nación” y “arreglar el pago de la deuda interior y exterior de la Nación”.

Tras el default de 2001 llovieron demandan por inacción legislativa y en la oposición temen un escenario similar. “Hay varias institucionales que ya nos remiten pedidos de informes y no tenemos datos”, advirtió Mayans. Los pedirán en el presupuesto. Con los inspectores del FMI recorriendo la zona.

Lapoliticaonline/GW.

Comentarios