Política

Inflación: “Si los IFE se financian con emisión, estaríamos echando nafta al incendio”, alertan

Según el licenciado Víctor Beker, no hay voluntad política para atacar el problema de la inflación, que en Junio, superaría el 29% proyectado por el gobierno, como meta anual. Y alertó sobre el costo de una nueva tanda de subsidios para sostener a la población en una cuarentena dura por el coronavirus.

Inflación: “Si los IFE se financian con emisión, estaríamos echando nafta al incendio”, alertan

POSADAS. Para el director del centro de estudios Nueva Economía de la Universidad Belgrano, Lic. Víctor Beker, no caben dudas que este año se va a superar holgadamente la meta inflacionaria propuesta por el gobierno nacional en el Presupuesto 2021, en torno al 29% anual. En diálogo con MisionesCuatro, Beker insistió en que si el gobierno no ordena las variables económicas y sienta en una mesa de concertación, al Banco Central, los sindicatos y las patronales, toda meta inflacionaria será puramente declamativa.

En contacto con MisionesCuatro, Beker consideró que “el objetivo del 29% (de inflación anual) no se puede lograr a un 4% mensual. Estaríamos con una inflación por encima del 50%. En 6 meses y medio ya estaríamos llegando a ese 29%. Sin un plan antiinflacionario la inflación sigue su curso”, subrayó el economista.

De acuerdo con Beker, sólo con un plan integral contra la inflación, que emplee el conjunto de herramientas del gobierno, podrá frenar el proceso inflacioonario. “Lo que vamos a tener una inflación que siga su curso con una tendencia en alza”, advirtió.

La necesidad de un plan integral con todos los actores económicos

Según el licenciado, si el gobierno no ordena “el conjunto de las variables económicas para alcanzar ese objetivo (de una inflación anual 29%), el mismo es meramente declamativo. Puedo decir un 29% o un 20% o que quiero un 50%. La cuestión no es cuál es el objetivo”, enfatizó Beker.

En esta línea el economista insistió en que se necesita un “plan que articule todos esos instrumentos para alcanzar el objetivo inflacionario que se fije la administración. Para bajar las expectativas (inflacionarias) hay que sentar en una misma mesa al Estado nacional, al BCRA (Banco Central), a los sindicatos y los empresarios y decir, nuestro objetivo va a ser este. Tiene que ser algo realista”, explicó Beker.

“Y al mismo tiempo de pedir un compromiso de un aumento de precios y salarios acorde al objetivo” el gobierno tiene que comprometerse en que “la emisión monetaria va a ser acorde, que el déficit fiscal va a ser acorde, para no generar más emisión. Si los jugadores se ponen de acuerdo y creen en eso, estaríamos en otra situación”, recalcó el licenciado.

La inflación inercial y las tarifas congeladas

En su análisis, Beker sostuvo que en el país, “hay una inflación inercial donde todo el mundo da por descontado que se va a trasladar hacia adelante. Los empresarios remarcan precios por las dudas, los sindicalistas piden aumentos por las dudas y todo el mundo negocia por las dudas”, se quejó Beker, quien llamó la atención sobre el problema de las tarifas congeladas.

“Tenemos tarifas congeladas el año pasado y ahora hay que actualizarlas, entonces es un combo en el que la inflación va a estar mucho más cerca del 50%”, agregó.

Consultado al respecto de una nueva asistencia a la población a través del IFE, como el empleado en 2020, Beker fue determinante: “El problema es cómo se financia. Si se financia con emisión monetaria es agregar más nafta al incendio”, fustigó.

Sobre el final de la entrevista, Beker se mostró más bien pesimista sobre una resolución del problema económico que afecta al poder adquisitivo de los trabajadores y de los desocupados. “Para derrotar a la inflación hay que tener voluntad política de hacerlo. Pero la sociedad está acostumbrada a convivir con la inflación. Se encienden las alarmas cuando hay un peligro de hiperinflación, mientras no ocurra eso, Argentina está habituada a convivir con esto”, remató.

Comentarios