Política

Justicia rechazó pedido de libertad condicional para Etchecolatz

cargando anuncio

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal 1 de La Plata rechazó un pedido de libertad condicional del represor Miguel Etchecolatz, quien fue condenado a la pena de prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura militar.

Justicia rechazó pedido de libertad condicional para Etchecolatz

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal 1 de La Plata rechazó un pedido de libertad condicional del represor Miguel Etchecolatz, quien fue condenado a la pena de prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura militar.Con la firma del juez Germán Castelli, en su carácter de magistrado de ejecución, el fallo señaló que “si bien se encuentra satisfecho tanto el requisito temporal como el relativo al cumplimiento de los reglamentos carcelarios exigidos por los artículos 13 del Código Penal y 28 y siguiente de la ley 24.660, no corresponde hacer lugar al beneficio solicitado”.

Respecto al cómputo de pena, el juez concedió que Etchecolatz podría acceder a la libertad condicional desde el 28 de noviembre de 2017 y que, por otro lado, “ha cumplido con regularidad los reglamentos carcelarios durante su tiempo de detención”, que actualmente cumple en el Hospital Penitenciario Central de Ezeiza, por lo que “su régimen de progresividad se encuentra interrumpido”.

Sin embargo, Castelli reparó que para otorgar el beneficio de la libertad condicional se debe primero evaluar que efectivamente contribuya en cada caso a lograr su “reinserción social”, lo cual en el caso del represor no se cumpliría pues tiene aún varias causas en trámite por delitos de lesa humanidad.

“En efecto, Etchecolatz se encuentra detenido con prisión preventiva para otras causas en trámite, por lo cual se halla imposibilitado de cumplir con las exigencias requeridas por el digesto sustantivopara el supuesto en que se dispusiera el beneficio de la libertad condicional”, indicó el juez, en coincidencia con el planteo de los fiscales Rodolfo Molina y Hernán Schapiro.

Y agregó: “En la medida en que una libertad sometida a condiciones presupone la posibilidad de que al beneficiario le sea factible cumplir con ellas, resulta evidente que tal presupuesto, encontrándose el encartado detenido para otros procesos, tornaría ficticia su soltura”.

El exjefe de la Brigada de Investigaciones de la Policía Bonaerense, de 88 años, fue condenado en seis oportunidades por crímenes de lesa humanidad: en 1986, a 23 años de prisión en la denominada causa “Camps”; en 2004, a 7 años de prisión (reducida luego a 4), por la apropiación de una hija de desaparecidos; en 2006, a reclusión perpetua en la conocida como “causa Etchecolatz”; en 2012, a prisión perpetua por el “Circuito Camps”; en 2014, a perpetua por un doble homicidio en el marco de la causa “La Cacha”, y en 2016, a 25 años de prisión por el secuestro y las torturas a una pareja desaparecida.

Actualmente, además, enfrenta otro juicio oral por hechos que se produjeron en las dependencias de la Comisaria 1 de la localidad de Monte Grande y en la ex-División Cuatrerismo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, del partido de La Matanza, en las inmediaciones de la intersección de la Autopista Ricchieri y Camino de Cintura.

El expolicía está acusado puntualmente por la privación ilegítima de la libertad y la aplicación de tormentos contra, al menos, 99 ocasiones, tres de las cuales terminaron en muerte por parte de las víctimas.

Cuando la fuerza era comandada por el fallecido represor Ramón Camps, tuvo a su cargo los 21 campos clandestinos de detención, tortura y exterminio que funcionaron en territorio bonaerense durante la dictadura.

Ámbito / vm.

Comentarios