Política

La oposición urge al Gobierno a negociar la situación de la Justicia

Se reunió la cúpula de Juntos por el Cambio y advirtieron que no aprobarán el pliego de Daniel Rafecas como Procurador General de la Nación, si la Casa Rosada no consensúa el panorama judicial.

La oposición urge al Gobierno a negociar la situación de la Justicia

BUENOS AIRES. Los principales referentes del espacio Juntos por el Cambio se reunieron en las últimas horas con el objetivo de presionar al gobierno para que construya consensos para resolver el conflicto judicial, suscitado por la reforma del sistema jubilatorio y las limitaciones a las jubilaciones de privilegio.

El hecho pasó casi inadvertido, pero podría ser interpretado como la jugada política más audaz de la oposición desde que Alberto Fernández es Presidente. De la reunión, según consignó Clarín, participaron Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Cristian Ritondo, Humberto Schiavoni y Patricia Bullrich (PRO; Alfredo Cornejo, Mario Negri, Gerardo Morales, Rodolfo Suarez (UCR) y Luis Naidenoff; Maximiliano Ferraro y Maricel Etchecoin (Coalición Cívica); y Miguel Pichetto (Peronismo Republicano). Sólo faltaron el ex presidente Mauricio Macri y su ladero, Marcos Peña.​

En la cúpula de la coalición no cayó bien que se tomará un mes largo de vacaciones. Sobre todo, teniendo en cuenta que hizo una excelente e inesperada elección en octubre. Algunos dirigentes del espacio indicaron que, si bien Macri no estuvo, bajó la orden para que se opusieran a la propuesta de limitar las jubilaciones de los judiciales. Pero otros miembros de la mesa aseguraron que “no hubo ninguna orden de nadie, solo el consenso entre los presentes”.

La cúpula de la oposición salió por primera vez a jugar fuerte. Advirtió sobre el avasallamiento de la Justicia por parte del Gobierno y lanzó una marcha para la semana próxima en Jujuy, para repudiar el proyecto de intervención al Poder Judicial de esa provincia, promovido por el senador cristinista Guillermo Snopek.

La presión a través del pliego de Rafecas

Pero Larreta, Vidal, Cornejo, Negri, Morales y compañía, piensan en redoblar la apuesta contra el oficialismo. Y creen ver esa oportunidad en el tratamiento del pliego de Daniel Rafecas, el candidato de la Casa Rosada para la Procuración General de la Nación, el jefe de los fiscales.

“Rafecas no pasa, a menos que haya una negociación integral respecto de todo el tema judicial”, aseguró a Clarín uno de los integrantes de la mesa. Los dirigentes del PRO, la UCR y la Coalición argumentan que estas últimas semanas hubo una avanzada oficialista con el proyecto de intervención del Poder judicial jujeño, el proyecto para limitar al periodismo en las causas de corrupción, la manipulación del programa de testigos protegidos, más el límite a la jubilación de los jueces. Quieren acotar la ofensiva.

Al oficialismo le faltan votos en el Senado

El tema Rafecas fue tratado en tres oportunidades por la jefatura colegiada de JxC. Este miércoles ratificaron que los 25 senadores del espacio van a votar juntos, sin grietas. Y, en principio, será en contra. De manera tal que, según sus cálculos, el Frente de Todos no podría alzarse con los dos tercios necesarios para la designación del actual magistrado federal, para el cargo de jefe de los fiscales de la Nación.

La cuenta es simple. Dicen tener 25 legisladores y que hay 4 aliados, algunos de los cuales suelen jugar con ellos como el salteño Juan Carlos Romero y el santafesino Carlos “Lole” Reutemann. Mientras que la neuquina Lucila Crexell y la riojana María Clara del Valle Vega, pueden o no acompañar. Pero aseguran que, aunque el oficialismo consiga esos 4 voto, les basta con que sus 25 vayan en contra que no obtenga los dos tercios necesarios para aprobar el pliego.

 “El Gobierno tiene que definir si su problema es de caja o en realidad se quieren cargar al Poder Judicial”, disparó un legislador radical.

Está claro que detrás de proyectos como la intervención a la justicia jujeña está la detención de Milagro Sala. Durante los encuentros de la mesa, trascendió que desde la Casa Rosada le han pedido al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, por la liberación de la dirigente jujeña ultra K. Pero les responde que lo único que despejaría el camino de Sala es un indulto. Y Alberto Fernández no está dispuesto a pagar ese alto precio político. Al menos, en la presente coyuntura.

Comentarios
Más noticias