Política

Hegemonía Renovadora: larga lista de intendentes destituidos

cargando anuncio

La larga primavera feudal en los municipios de Misiones provocó la destitución de varios alcaldes y una larga lista de  intendentes que se fueron o enfrentan casos de corrupción, varios sin sentencia.

Hegemonía Renovadora: larga lista de intendentes destituidos

La larga primavera feudal en los municipios de Misiones provocó la destitución de varios alcaldes y una larga lista de  intendentes que se fueron o enfrentan casos de corrupción, varios sin sentencia…POSADAS. La semana pasada, el Concejo Deliberante de Fachinal destituyó al intendente renovador José Aguirre. Fueron los ediles de su propio espacio político quienes votaron en sesión especial y por unanimidad que dejará su cargo.

Se trata de la segunda vez, ya que en 2014, el intendente había sido destituido por el Concejo Deliberante cuando fue acusado de mal desempeño de sus funciones; pero apeló la medida y siguió al frente del municipio.

Ahora, atrincherado en su despacho comunal, Aguirre espera la resolución de la justicia. El funcionario apeló la decisión del HCD y deberá esperar cinco días.

Pero no es la primera vez que un intendente renovador destituido por corrupción. MisionesCuatro.com te propone recorrer uno a uno los casos de alcaldes K que fueron removidos de sus cargos.

Arroyo del Medio: muerte, destitución y cárcel

Así fue la historia del ex intendente de Arroyo del Medio, Cristóbal Barboza quien el 19 de junio de 2016, al mando de una camioneta municipal que conducía alcoholizado, provocó un siniestro vial y la muerte del remiserio Alberto Mario Andersson, de Alem.

Por ese hecho, este año fue condenado a cinco años de prisión de cumplimiento efectivo. Barboza había sido reemplazado por Waldemar Wolemberg, ex intendente de la vecina ciudad de Alem.

En este caso, recordemos que la destitución se hizo esperar varios días y un sector de la Renovación apostó a que se calme la opinión pública, sosteniendo a Barboza a partir del silencio. Al final, la presión social fue tan fuerte que el propio vicegobernador Oscar Herrera Ahuad debió salir públicamente a condenar el accionar de Barboza.

Fue una sentencia anticipada, esa misma semana, lo destituyeron. Le habían soltado la mano, pero no sin que exista una fuerte condena social de por medio.

Leé también:

Wolemberg será interventor de Arroyo del Medio

“Coleco” Kryvszuk destitudio, prófugo, preso y liberado

El caso de Elio Alberto “Coleco” Kryvszuk, destituido en El Soberbio, es representativo de una suerte de despotismo renovador que, de tanto en tanto, debe destituir intendentes. Recordemos que el exalcalde está imputado por diversas causas de corrupción: malversación de fondos públicos, asociación ilícita y hasta contrabando de soja.

Fue reemplazado por Juan Carlos “Jair” Pereyra, su vice intendente, quien también terminó destituido en medio de un escándalo por el encubrimiento de su hijo, acusado de abusar sexualmente de una menor de edad.

Pero volviendo a “Coleco”, cabe destacar que estuvo prófugo de la Justicia durante nueve meses, hasta que en el 2015 -en el inicio de la campaña electoral- se presentó junto a su abogado en la comisaría de San Vicente. Pasó dos años y 35 días preso en la Unidad Penal VII de Puerto Rico y fue liberado en febrero del año 2017.

Krysvzuk está acusado de malversación de fondos públicos e incumplimiento de deberes de funcionario público, entre otros delitos.

Pero su caída se inició por la mediatización del operativo policial y de la AFIP, en el que se detectó toneladas de soja sin declarar en una propiedad suya, conocida como el Quincho de Coleco.

El hermano del ex intendente llegó a estar detenido en el marco de esa causa federal por contrabando y evasión fiscal. Causa penal que está cajoneada hace tiempo. Una muestra más de la enorme influencia que el poder político ejercería sobre la justicia misionera.

Otro dato del caso de Coleco que recuerda al de Barboza y otros: la Renovación protegió a Krysvzuk en un principio.

Cuando ediles de El Soberbio impulsaban la destitución, se supo que hubo llamados del entonces Ministro de Gobierno Jorge Franco,  a los ediles renovadores, para evitar la salida de Coleco de la intendencia. Incluso, hubo un “operativo clamor” organizado por el propio ex intendente, para que vecinos pidan por su continuidad.

El caso tuvo tal resonancia mediática que el partido gobernante debió permitir que los ediles locales voten la destitución.Leé también:

Coleco Krysvzuk a juicio oral por corrupción en el Estado

Juan Carlos “Jair” Pereira de El Soberbio

Juan Carlos “Jair” Pereira fue el reemplazante de Coleco al frente del municipio de El Soberbio. Fue acusado y destituido de su cargo por incompetencia y desmanejos. Además, estuvo imputado en otras dos causas penales.

Pereira fue destituido por el Concejo Deliberante en el año 2015, tras una sesión especial y con el voto de la mayoría de los ediles. Había sido reemplazado por la presidente del cuerpo Mariley Hesselmann.

Para muchos, Pereira nunca debió haber sido designado en reemplazo de Krysvzuk. Es que el propio Jair también estaba imputado por la malversación de fondos con los pozos de agua que nunca se construyeron, pese a la llegada de cuantiosos fondos del gobierno nacional.

Tiempo después, el propio Jair caería al intentar sobornar al padre de la víctima de violación, por la que estaba acusado su propio hijo. Era un humilde empleado suyo que no aceptó una camioneta y 60 mil pesos para descartar la denuncia de la violación de su hija.

La otra causa penal en contra de Jair -además de la malversación de fondos y el encubrimiento en un caso de violación- se inició por las amenazas de muerte presuntamente enviadas por el ex alcalde a través de su teléfono celular, contra el ex diputado Héctor Cacho Bárbaro.Leé también:

Intendente sciolista sigue atrincherado y protegido por exconvictos

Santa Ana: acuerdos, rupturas y destituciones

Pablo Castro fue destituido el 23 de abril de 2015 cuando el Concejo Deliberante de Santa Ana aprobó su renuncia, nombrando como sucesor al presidente del HCD, Aníbal Clos, un hombre que respondía políticamente a la ex intendenta y por entonces diputada provincial Mabel Pezoa.

Castro aseguró que nunca renunció a su cargo, que le falsificaron la firma y junto a un grupo de colaboradores se atrincheró en la municipalidad a la espera de que la Justicia le diera la razón –situación similar a la ocurrida hace pocos días en Fachinal-.

Algo parecido había ocurrido en el año 2013 en ese mismo municipio cuando José Luís “Coco” Rodríguez fue destituido y luego, al obtener sentencia favorable en la Justicia, intentó recuperar el municipio que desde entonces estaba en manos de Castro.

Tanto Rodríguez como Castro, pertenecían al espacio político de Pezoa. Pero una vez que accedieron a la intendencia, intentaron construir poder, al margen del “mabelismo”. Rodríguez fue destituido y reemplazado por Castro, quien luego sufrió el mismo destino, en una comuna en la que, al menos hasta el 2015, varios familiares directos de Pezoa ocupaban cargos en la comuna: su hija (Miriam Soledad Pezoa) era Jefa del Centro de Documentación Rápida del Registro de las Personas, su yerno (Juan José Melo) era el jefe adjunto de distrito de EMSA, y el mencionado concejal Clos, estaba casado con Silvia Melo, a la sazón hermana del yerno de la exdiputada.

Pezoa está denunciada por enriquecimiento ilícito y negociaciones incompatibles: era presidenta de la Asociación Civil Armonía hasta que su yerno la reemplazó, cuando Pezoa asumió como alcaldesa. Durante su gestión, según la denuncia, la ONG presidida por su yerno, fue favorecida con contratos y recursos económicos, en clara infracción al artículo 86 de la Constitución Provincial.

En 2015, Castro se presentó a elecciones y resultó ganador en un sublema de la Renovación. No sería extraño que si logra perpetuarse en el poder, como Pezoa antes que él, varios familiares y allegados suyos, ocupen lugares en los tres poderes del Estado a nivel municipal -Concejo, Juzgado de Paz, etc.Leé también:

“Dejé la municipalidad de Santa Ana con $2 millones y hoy no hay nada”

Ricardo Enríquez en General Urquiza

Ricardo Enríquez, ex jefe comunal de la localidad de General Urquiza estuvo en la mira de la justicia por supuesta malversación de fondos públicos, en particular el Fondo Federal Solidario o fondo de la soja.

Pesaban seis cargos en su contra y la Comisión Investigadora del HCD decidió apartarlo del cargo. También era investigado por el Tribunal de Cuentas de la provincia. Leé también:

Destituyeron al intendente renovador de General Urquiza

JK con colaboración de FSV y jmm.

Comentarios