Política

Misiones “es un ejemplo” donde “el poder político controla la justicia y el Ministerio Público Fiscal”

cargando anuncio

Según el ex presidente del Colegio de Abogados de Misiones, Rodrigo Bacigalupi, la reforma del Ministerio Público Fiscal que pretende el kirchnerismo, apunta a que el procurador y los fiscales federales, sufran ataques del poder político y pierdan autonomía.

Misiones “es un ejemplo” donde “el poder político controla la justicia y el Ministerio Público Fiscal”

POSADAS. “Si un fiscal no lleva adelante una investigación por temor a que lo remuevan de su cargo, no va a haber proceso, no va a haber juicio y no va a haber justicia”, resumió el abogado constitucionalista y ex vicepresidente de la Federación de Colegios de Abogados de Argentina (FACA), Rodrigo Bacigalupi, en su crítico análisis del proyecto de Reforma del Ministerio Público Fiscal que impulsa el kirchnerismo y el Frente de Todos en la Cámara de Diputados de la Nación.

En diálogo con MisionesCuatro, Bacigalupi aseguró que esta reforma que impulsa el gobierno, apunta a quitarle autonomía al procurador y a los fiscales federales, quienes, de aprobarse la iniciativa, sufrirán constantes presiones para que no investiguen o afecten los intereses del poder político de turno, en las causas de mayor impacto para la sociedad. Y puso como ejemplo el caso de Misiones, donde no hay causas por corrupción ni fiscales que reclamen investigaciones.

“Con la reforma que ya se aprobó en el Senado, que es del Ministerio Público Fiscal”, se modificaría “el modo de seleccionar y remover al Procurador General, que es el jefe de los fiscales generales nacionales. También se modifica el jurado de enjuiciamiento, que es el órgano que se dedica a realizar un juicio político a aquellos fiscales, que por una cuestión de mal ejercicio o por comisión de algún delito, son acusados”, detalló Bacigalupi, en diálogo con MisionesCuatro.

“Se está buscando que los fiscales pierdan su independencia”

“Toda la reforma que está planteada ahora, está orientada a dar mayor poder a la política y al oficialismo de turno. Y también menor poder y facultades a los fiscales y al procurador general. Se pone en crisis la independencia de los fiscales. Esa independencia que es indispensable para que la justicia funcione”, alertó el ex presidente del colegio de Abogados de Misiones.

Consultado por este medio, Bacigalupi dejó en claro que la labor de los fiscales, independiente del poder político, es crucial para todo el funcionamiento de la justicia del país. “Los fiscales generales son los que llevan adelante la acusación. Pero, además, en poco tiempo van a tener a cargo todo el proceso cuando se modifique el código de procedimiento penal federal”, puntualizó el profesor de Derecho. “Cuando eso suceda, el ministerio público, los fiscales, van a tener a su cargo el impulso de las acciones penales y de una buena parte de todo el trámite que se hace en los juzgados”, añadió.

Según Bacigalupi, con el paso al modelo acusatorio en el código penal, a los fiscales “se le va a otorgar una tarea muy importante. Pero a contrapelo, se está buscando con esta reforma es que pierdan su independencia y sufran constantes presiones del poder político”, alertó Bacigalupi, quien insistió en que, en el modelo acusatorio, donde el juez pasa a ser un árbitro neutral entre querella y defensa, “los fiscales necesitarán más independencia” para “actuar con mayor neutralidad”.

“Si un fiscal no lleva adelante una causa, no va a haber justicia”

Sin embargo, con la reforma del MPF que impulsa el Frente de Todos, los fiscales “se van a ver amenazados en la posibilidad de un enjuiciamiento”.

En esta línea, Bacigalupi explicó: “Si coloco mayoría política en los jurados que se encargan de la remoción, naturalmente, los fiscales van a tener temor de ser removidos de su cargo cuando realicen una investigación o toquen un factor que moleste al poder político de turno”.

“Esta quita de independencia no sólo hace que se perjudique la labor del fiscal, que va a estar atado al poder político de turno, sino también a la justicia en general. Si un fiscal no lleva adelante una investigación por temor a que lo remuevan de su cargo, no va a haber proceso, no va a haber juicio y no va a haber justicia”, sentenció el abogado constitucionalista.

El antecedente de la persecución contra Campagnoli

Por otra parte, Bacigalupi recordó que esta maniobra del kirchnerismo para controlar la justicia, ya tiene un antecedente, con el caso de la fallida acusación contra el fiscal José María Campagnoli. “Cada vez que sale algo que no le gusta al kirchnerismo, lo reforman. La anterior reforma del MPF fue después del caso del fiscal Campagnoli. El jurado de enjuiciamiento resolvió archivar la causa en su contra, porque no había motivo para enjuiciarlo. E inmediatamente después se reformó la ley de composición del jurado de enjuiciamiento para darle mayor composición política. Y quitar influencia a los abogados independientes de ese jurado”, recalcó el abogado.

Asimismo, Bacigalupi puso de relieve que la reforma que impulsa el kirchnerismo y sus aliados en la Cámara de Diputados de la Nación, “pretende acotar el plazo de vigencia del mandato del Procurador General a 5 años. Esto también le da inestabilidad en el cargo. Lo que que el procurador vaya perdiendo autonomía e independencia y esté sometido a los vaivenes de los vientos políticos”, destacó.

De acuerdo con el abogado, la reforma perjudicará a la ciudadanía misma, “porque las causas más importantes, no sólo de corrupción, sino también de droga, trata de personas y contrabando, todos estos delitos de grave impacto en la comunidad, delitos federales, están a cargo de estos fiscales”.

¿Misiones el ejemplo de una justicia controlada por la política?

“Cuanto más debilitemos al cuerpo de fiscales y cuánto más temor de que si tocan un elemento político en su investigación pueden verse afectados en su cargo, bueno, el resultado va a quedar a la vista. Los fiscales poco a poco van a ir perdiendo su independencia. Y van a tener el temor que tienen acá en Misiones”, fustigó Bacigalupi, para quien el modelo “misionerista” de la justicia, es el que está intentando instalar el kirchnerismo en el país.

Al respecto, Bacigalupi no tuvo medias tintas. “Misiones somos un ejemplo. No hay causas de corrupción. Pero tampoco hay fiscales que salgan a la luz para pedir investigaciones”, expresó.

“Argentina está siguiendo el ejemplo de Misiones, en este sentido. Donde el poder político controla tanto la justicia y tiene tanto peso dentro del poder judicial y del Ministerio Público que sus órganos se sienten muy limitados al momento de decidir en causas que puedan tocar algún nervio político”, manifestó el ex titular del Cademis.

Comentarios