Política

Ninguna de las funcionarias de la “Mesa de Género” renovadora K, se pronunció sobre el caso Fragueiro

cargando anuncio

De aquel grupo formado en 2018, por militantes feministas y dirigentes del kirchnerismo y la Renovación, de una existencia efímera, ninguna de las que son funcionarias, salió a condenar al juez Fragueiro, acusado de abuso y acoso sexual.

Ninguna de las funcionarias de la “Mesa de Género” renovadora K, se pronunció sobre el caso Fragueiro

POSADAS. Cuando en el marco del movimiento feminista #MiraCómoNosPonemos, allá por 2018 cuando se conoció la denuncia por violación contra el actor Juan Darthes, en Misiones se conformó la Mesa de Género con la participación de dirigentes de diversos ámbitos y espacios políticos. El espacio fue más bien efímero, porque más allá de la presentación oficial realizada el 21 de diciembre del 2018, no se conoció de ningún otro encuentro o actividad.

Esa Mesa de Género, estuvo integrada por, entre otras, las diputadas provinciales Silvia Rojas y Noelia Leyría, la ex senadora Sandra Giménez, las ex diputadas nacionales Silvia Risko y Julia Perié, la ex diputada provincial María Losada y referentes colectivos feministas.

¿Mirada cómplice de las funcionarias de la Mesa?

De todas las mencionadas que actualmente ejercen cargos públicos, ninguna se pronunció públicamente sobre el escándalo que envuelve al juez de Familia 2 de Iguazú, Pedro Fragueiro, acusado por cinco mujeres por acoso y abuso sexual.

Pese a la resonancia y la gravedad del caso que se encamina a un jury destituyente, ninguna de las funcionarias “feministas” de esta Mesa, salió a condenar públicamente el comportamiento de Fragueiro. Y, tampoco, se solidarizaron con las víctimas. Tampoco lo hicieron las dirigentes feministas que actualmente no gozan de cargos.

Entre las “feministas” que se llamaron a silencio, hay que mencionar a la ex vicegobernadora Sandra Giménez, a la por entonces Ministra de Derechos Humanos, Lilia “Tiki” Marchesini, a la diputada del Parlasur, Julia Perié, a las diputadas provinciales Noelia Leyría y Silvia Rojas, y a la actual titular del INADI Misiones, Silvia Risko.

Con mayor o menor visibilidad en la problemática de Género, todas -salvo Losada- parecen haber obedecido órdenes de la cúpula de sus partidos, para no hablar sobre el caso Fragueiro.

La única excepción fue la ex diputada Losada. La dirigente de Vanguardia Radical resaltó la decisión del gobernador Oscar Herrera Ahuad, de no aceptar la renuncia presentada por Fragueiro. Esto, que en realidad no está confirmado, acercaría a Fragueiro a la destitución por Jury.

El notable silencio de la presidente de la comisión de Género

Pero el silencio es más llamativo en el caso de Risko y Rojas, porque ambas ocupan cargos de cierta visibilidad pública. Y están claramente relacionadas a las cuestiones de género. La delegada del Inadi está mirando el caso como si nada hubiera ocurrido.

La diputada Rojas podría usar su banca para presentar pedidos de informes o de declaración, para pronunciarse sobre el escándalo. Es que el caso Fragueiro desnuda los rasgos más patriarcales y brutales de la justicia misionera. Dicho sea de paso, Rojas preside la Comisión de Niñez, Género, Familia, Juventud de la Legislatura misionera. Y era diputada en momentos en que el pliego de Fragueiro fue aprobado por en la Cámara de Representantes.

En cuanto a Lilia “Tiki” Marchesini, cabe recordar que fue Ministra de Derechos Humanos desde 2015 a 2019. Actualmente, la ex diputada provincial usa su cuenta en twitter para difundir presentaciones de la campaña de la diputada nacional Cristina Britez (La Cámpora – FDT). Y para agradecer el haber sido inmunizada con la vacuna Sputnik V.

Algo similar ocurre con Sandra Giménez. Pese a ser ex gobernadora y ex senadora, prefirió el silencio antes que opinar sobre este caso. Un escándalo que pone en jaque a todas las instituciones estatales misioneras.

Comentarios