Política

ONG entregó cartas a candidatos por los casos de explotación infantil

“Un Sueño para Misiones” entregó un documento a los seis candidatos presidenciales para conocer las acciones que llevarán a cabo, en caso de resultar electos, para erradicar el flagelo de la explotación de niños, en particular en los yerbales. Persiste la ausencia de la discusión sobre el “trabajo a destajo”.

ONG entregó cartas a candidatos por los casos de explotación infantil

POSADAS. El pasado viernes la ONG Sueño para Misiones, dedicada a la lucha contra la explotación infantil, entregó cartas a los seis candidatos a Presidente de la Nación, con el objetivo de conocer qué acciones concretas llevarán adelante en la función pública, en materia de prevención y erradicación de este flagelo.

La entrega se realizó por diferentes vías de comunicación, entre las que se cuentan mails, Fan Page oficial del candidato y también personalmente en sus oficinas públicas.

Consultada respecto a esta original e inédita actividad, la titular de la ONG, Patricia Ocampo, manifestó que “se trata de una necesidad que tenemos de conocer qué propuestas lleva adelante el futuro funcionario público, ya que lamentablemente el trabajo infantil como problemática no se halla en la agenda de muchos políticos en nuestro país, y es hora de cambiar esta realidad”, sostuvo la activista y delegada de UPCN.

Los números del flagelo social

Según se desprende de datos oficiales, de una Encuesta elaborada en conjunto con el Indec y la Unicef, en Argentina, 715 mil niños son explotados laboralmente. Esta cifra surge de una estadística realizada en 7,6 millones de niños y adolescentes de entre 5 y 17 años en zonas rurales y urbanas, y que fue presentado por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

De acuerdo con esta misma medición, los niños, niñas y adolescentes que son explotados laboralmente, tienen 5 veces más probabilidades de no asistir a la escuela.

En la misiva dejada especialmente en forma de carta impresa a los dos candidatos más votados en las PASO, Mauricio Macri y Alberto Fernandez, se le pide a los corresponsales remitidos “que se expida sobre su posición al respecto, y si lo tiene contemplado: qué medidas tiene pensado llevar adelante para ayudar a erradicar este flagelo de nuestro país”.

El texto de la carta se refiere especialmente a la situación en los yerbales misioneros: “Como dato ilustrativo, le contamos que la provincia de Misiones, desde donde nace nuestra ONG, tiene niños trabajando en la cosecha de yerba (tareferos), manipulando elementos cortantes y agrotóxicos desde muy temprana edad, muchos de ellos sin posibilidad de estudiar o tener una infancia digna. Teniendo en cuenta que el mate fue declarado por ley infusión nacional y nos representa como argentinos, nos parece esta situación apenante y alarmante, y nos ofrecemos para colaborar en lo que sea necesario para erradicar para siempre el trabajo infantil de nuestros yerbales”, sostiene el documento público.

Recolección de firmas contra la explotación infantil

Por último, desde la nota invitan a “interiorizarse del trabajo que llevamos desde nuestra Institución -cuyas adhesiones en Change.org/libredetrabajoinfantil llevan hasta el momento más de 117.000 firmas- así como a ver los documentales que se filmaron sobre el trabajo infantil, en nuestro sitio web: www.suenoparamisiones.org”.

Cabe remarcar que esta ONG propuso, entre otras cosas, que los paquetes de yerba lleven una certificación otorgada por universidades nacionales, de “libre de explotación infantil”. Hasta el momento, ninguna autoridad estatal ni ONGs como “Un Sueño para Misiones” han puesto en cuestión la forma en que está organizado el trabajo de cosecha intensiva de cultivos como la yerba. Vale decir, no se cuestiona el “trabajo a destajo”, que obliga a las familias tareferas a sumar más brazos para cosechar más y cobrar mejor.

Desde el campo de la sociología y la antropología, está probado que el “trabajo a destajo” –predominante en los cultivos estacionales-, está fuertemente correlacionado con la participación de niños en las labores de cosecha, algo que está prohibido por las leyes que protegen los derechos de niños, niñas y adolescentes.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Nacionales