Política

El peronismo quiere un frente sin la marca de Cambiemos

Proponen reeditar un “gran frente opositor” con sello propio, bien misionero, sin globos y sin boinas blancas; y batallar allí, en ese escenario, el poder al Gobierno de Rovira y Closs. También que el principal sostén de la contienda del 2 de junio se fortalezca en los municipios. “Cambiemos es un lema para el escenario electoral de octubre, ahora es tiempo de ‘unir’ o estar ‘juntos’”, recomendó Ramón Puerta a sus dirigentes y militantes, que llenaron el quincho de Iporá. 

El peronismo quiere un frente sin la marca de Cambiemos

Proponen reeditar un “gran frente opositor” con sello propio, bien misionero, sin globos y sin boinas blancas; y batallar allí, en ese escenario, el poder al Gobierno de Rovira y Closs. También que el principal sostén de la contienda del 2 de junio se fortalezca en los municipios. “Cambiemos es un lema para el escenario electoral de octubre, ahora es tiempo de ‘unir’ o estar ‘juntos’”, recomendó Ramón Puerta a sus dirigentes y militantes, que llenaron el quincho de Iporá. POSADAS. Las agrupaciones peronistas que responden a la conducción del ex gobernador Ramón Puerta avalaron este sábado ser parte de un “gran frente opositor” que le dispute la Gobernación a la Renovación K, el próximo 2 de junio, bajo un lema que “privilegie la disputa provincial” por encima del sello de Cambiemos que conforman radicales y amarillos del Pro.

Más de un centenar de dirigentes de los 76 municipios de Misiones participaron en la cumbre del denominado peronismo federal, que se realizó en el mítico quincho de la chacra Iporá, donde el puertismo se refugió desde hace más de una década, cuando el kirchnerismo se quedó con el Gobierno de Misiones y la administración del Partido Jusiticialista.

Con un debate abierto, por más de tres horas y con la modalidad de asamblea popular, los peronistas anti K votaron por unanimidad ser “socios igualitarios” en un frente que no sólo incluya a los partidos históricos de Cambiemos, como el Pro, la UCR, la Coalición Cívica, Libertad Valores y Cambios (LVC), y FE.

Proponen que el frente extienda sus brazos de convocatoria a otras expresiones de militancia social, sindical y partidos minoritarios, que decididamente quieran destronar a los Renovadores y a un gobierno que ya lleva cinco mandatos consecutivos.

“Se trata de una nueva oportunidad que tenemos los misioneros para triunfar en las elecciones provinciales con un frente que no se quede atrapado en la marca de Cambiemos, sino que busque, con generosa apertura,  una definición en su lema que reedite al Frente Unidos por la Dignidad que acá en Misiones impidió la reelección indefinida de Néstor Kirchner y su socio Carlos Rovira”, sugirió Ramón Puerta, en medio del debate, cuando observó que los dirigentes y militantes del Peronismo Federal se mostraron reacios a postularse en sus pueblos, bajo el sello de Cambiemos.Prácticamente nadie se opuso a ser parte societaria de un “gran frente opositor”, siempre y cuando los peronistas anti K no sean convidados de piedra en una coalición electoral que sólo busque privilegiar chances casi personalistas de algunos postulantes de Cambiemos, por encima de sus aliados.

Es más, el puertismo, bajo el paraguas del partido UNIR, Activar Misiones y el Peronismo Federal, se comprometió a fortalecer la municipalización de pelea electoral de junio, con sublemas en todas las localidades misioneras.

El joven abogado y empresario Pedro Puerta, de la agrupación Activar Misiones, abogó por respaldar a la fórmula que encabeza el senador del Pro, Humberto Schiavoni, en el marco de un frente que “resalte la igualdad de condiciones”.

“Hay coincidencias en respaldar la fómula Schiavoni-Luis Pastori, cuando vemos que la oposición misionera puede correrse del escenario nacional que se disputará en octubre, y entender que hay una gran posibilidad y un gran desafío de triunfar en las elecciones del 2 de junio, con un frente que realmente construya una Provincia mejor, y no que se esté sacando cuentas a ver cuantos concejales o diputados entran”, recomendó Pedro.En la ronda de opiniones, la mayoría de los dirigentes peronistas fueron coincidentes en remarcar que hay que privilegiar lo que impone el reclamo del ciudadano, por encima de las simpatías partidarias.

“La Renovación y el Kirchnerismo han sido una sociedad perfecta para instalarse en el poder como una sociedad de intereses particulares, de usufructuar los dineros públicos y afianzar la corrupción como una mecanismo para doblegar a jueces, trabajadores, empresarios y hasta a los pretendidos adversarios políticos. Por eso hay que participar activamente en cada uno de los municipios para poder ganar esa batalla que subyuga y somete a los misioneros a una humillante resignación”, exclamó el médico y ex ministro de Salud Pública, José Domingo Fabio, que instó a los misioneros a “no tenerle miedo” a Carlos Rovira y a su socio Maurice Closs.

Después de este pronunciamiento, el peronismo ferderal aguardará impaciente hasta el jueves, cuando expire el plazo para presentar los frentes y alianzas que competirán en junio, para saber si los socios de Cambiemos están dispuestos a ir “juntos” o “unidos”, pero sin globos amarillos y sin boinas blancas, sino más bien con los colores de una bandera que reivindique la Dignidad, como la proeza de 2006, cuando el fallecido Obispo Joaquín Piña fue el símbolo del último acto de rebeldía contra el poder nepotista que se instauró en Misiones, desde hace más de 16 años.

FSV.

Más noticias
Conversación
Policiales
Espectáculos