Política

Piden asistencia para joven herida en choque sobre el puente San Roque

María Benítez, madre de Patricia Pereyra, aseguró a MisionesCuatro que desde el 9 de Octubre pasado, cuando su hija fue impactada por un vehículo, “nadie se acercó” para asistir a la joven y su familia. Pereyra perdió su trabajo y el conductor del otro vehículo, no aparece.

POSADAS. “Hubo abandono de persona”, dijo María Benítez sobre el caso de su hija Patricia Pereyra, quien sufrió graves secuelas físicas y psicológicas tras un siniestro vial ocurrido el pasado 9 de Octubre en el puente internacional San roque González de Santa Cruz.

Según reveló Benítez a MisionesCuatro, el conductor del rodado que ocasionó el siniestro vial, “cerró el paso” a su hija. La mujer insistió en que “nadie se acercó” para asistir a su hija y su familia. En particular, el conductor del otro rodado, un ciudadano paraguayo, brilla por su ausencia en términos de compensación económica.

De acuerdo con Benítez, su hija “perdió la peluquería” con la que sostenía económicamente a sus dos hijos. “Ella es mamá y papá al mismo tiempo. Estamos pasando un mal momento en lo económico”, recalcó la mujer.

En diálogo con MisionesCuatro, Benítez insistió en que el ciudadano paraguayo, Bruno Tepper Miszuk, no se acercó a la familia para tratar de asistirla, dados los daños ocasionados tras el siniestro vial.

Cabe recordar que según la denuncia policial, Patricia Pereyra iba acompañada por Priscila Pereyra (27) a bordo de una moto Corven 110 cc., retornando a Posadas. Estaba cruzando vehículos por el carril izquierdo cuando “de forma imprevista” una Frod Ranger conducida por Tepper, que transitaba en el mismo sentido que la moto, “hace un giro en U” para volver a Paraguay.

“En ese momento, impactó la parte delantera de la motocicleta” y provocó otro choque con una Motomel Blitz de 110 cc., en la que iba María del Carmen Lezcano (60), quien circulaba detrás de la moto en la que iba Pereyra.

Las heridas y secuelas de Patricia

Producto de las lesiones, Patricia debió recibir asistencia médica y psicológica. Pero la situación más grave es la pérdida de la fuente laboral, siendo ella, sostén de hogar. “Mi hija sufrió cortes en el cuello, golpes internos, lesión en el vaso y el pulmón. Si le sacaban el vaso, iba a quedar discapacitada. Está haciendo un tratamiento y le mandaron un pisquiatra porque no puede dormir”, expresó la mujer.

“No logramos comunicarnos con la abogada de Tepper y no sabemos si está pagando el seguro. La veo mal a mi hija”, finalizó Benítez.

María Benítez, madre de Patricia Pereyra, aseguró a MisionesCuatro que desde el 9 de Octubre pasado, cuando su hija fue impactada por un vehículo, “nadie se acercó” para asistir a la joven y su familia.
Más noticias
Comentarios
Policiales
Nacionales
General
<