Política

Por la manipulación K del Indec: Argentina deberá pagar 1.330 millones de euros

cargando anuncio

Cuatro fondos demandaron al país ante un tribunal de Londres, por la alteración de las estadísticas oficiales durante el segundo mandato de Cristina Kirchner, cuando la Secretaría de Comercio que presidía Guillermo Moreno, intervino el Instituto nacional y adulteró los datos de inflación y pobreza.

Compartir
Compartir articulo
Por la manipulación K del Indec: Argentina deberá pagar 1.330 millones de euros

BUENOS AIRES. Tras el fallo desfavorable por la expropiación de YPF, Argentina sufrió un nuevo revés en tribunales internacionales por conflictos derivados del manejo económico y estadístico durante el gobierno de Cristina Kirchner, por lo que ahora deberá pagar otra cifra multimillonaria y para muchos, impagable.

El Tribunal Superior de Londres le dio la razón a cuatro fondos Off-Shore y condenó al país a pagar 1.330 millones de euros a tenedores de los cupones atados al crecimiento del PBI por la adulteración de las estadísticas oficiales. Así lo confirmó la agencia Reuters en las últimas horas.

Según publicó LPO este miércoles, la demanda en la Justicia londinense fue llevada adelante por los fondos Palladian Partners, HBK Master Fund, Hirsh Group y Virtual Emerald International Limited, que en 2019 se sumaron a una ola de demandas contra Argentina por parte de tenedores de los cupones atados al PBI. Se trata de los bonos emitidos durante el gobierno de Néstor Kirchner, en 2005.

El juez Simon Picken determinó que Argentina debe pagar a los cuatro fondos 643 millones de euros más intereses. Asimismo, falló que el país debe abonar en total 1.330 millones de euros en relación con la totalidad de los valores vinculados al PBI, de los cuales los demandantes poseen aproximadamente el 48%.

La abogada que representa a Argentina, Tamara Oppenheimer, adelantó que es probable que solicite permiso para apelar el fallo.

El planteo de los demandantes

Los fondos argumentaron que la Argentina manipuló los datos de crecimiento para evitar pagar el cupón PBI (Producto Bruto Interno), un atractivo que el gobierno de Néstor sumó al canje de 2005 para atraer a los bonistas, que luego, los funcionarios kirchneristas denominan “fondos buitre”.

Sin embargo, los acreedores fueron perjudicados por un cambio aplicado en 2014 por la gestión de Axel Kicillof respecto a la forma en que el Indec medía el PBI, lo que en los hechos produjo una baja del crecimiento de 2013. Esa cifra quedó apenas por debajo del 3,26% que habilitaba el pago del cupón PBI.

Vale recordar que el instituto nacional de estadísticas, estuvo intervenido por la Secretaría de Comercio, entre 2006 y 2015, es decir, durante los gobiernos de Cristina Kirchner. Primero, la intervención la llevaba a cabo el ex secretario Guillermo Moreno, luego fue el camporista Augusto Costa. Por eso, las mediciones de inflación y pobreza daban números insólitamente bajos, por aquellos tiempos de intervención kirchnerista en el INDEC.

La semana pasada la Justicia de Nueva York determinó que el país deberá pagar una indemnización (todavía no determinada pero que los demandantes estiman entre 8 mil y 20 mil millones de dólares) por la irregular expropiación de YPF y el perjuicio a los accionistas minoritarios. Es que la expropiación ordenada por Kicillof y Cristina Kirchner, violó el estatuto de la empresa petrolera. Y detrás de los demandantes estaría nada menos que el Grupo Eskenazi, un sector íntimamente ligado a la familia Kirchner.

Comentarios