Política

Protocolo renovador: adelantar elecciones, la opción más favorable

Por definición; “un protocolo puede ser un documento o una normativa que establece cómo se debe actuar en ciertos procedimientos. De este modo, recopila conductas, acciones y técnicas que se consideran adecuadas ante ciertas situaciones”.

Protocolo renovador: adelantar elecciones, la opción más favorable
Imagen ilustrativa

Clarito. Tan claro como que en Misiones hay un protocolo sanitario y otro político. Es decir, más allá del contexto que impone el coronavirus, lo que no cambia, es que el gobierno provincial una vez más busca tomar distancia del contexto nacional y así garantizarse mejores resultados en las urnas. Ese es el protocolo renovador. Siempre evaluar riesgos y daños.

Las fechas de las elecciones en la provincia son siempre resultado esa ecuación: De la conveniencia del poder político. A veces conviene adelantar y a veces no tanto. Por ejemplo, mientras que a nivel nacional aún se discute si se eliminan las PASO para evitar contagios y gastos millonarios, en la provincia, se decide agregar un proceso electoral más cuando se podía votar de manera unificada con las Legislativas de octubre en todo el país.

Así, debido a la conveniencia del poder; sino se suspenden las PASO, los misioneros deberán votar TRES veces en medio de una pandemia. Evidentemente, el adelantamiento solo favorece a algunos.

En esta ocasión, otra vez, desde el poder provincial reconocen que una vez más en Misiones se busca “provincializar” la discusión y, así, evitar los daños colaterales que generen las actuales condiciones económicas y sociales en el país. El adelantamiento de las elecciones, además busca evitar una dispersión de votos con otros sectores kirchneristas, como ya ocurrió en las últimas elecciones cuando el oficialismo provincial optó por la boleta corta y perdió una enorme porción del electorado que buscó la boleta de Alberto y Cristina.

Sin dudas, se viene un escenario electoral nuevo, distinto, único. En esta oportunidad, habrá que hacer campaña y votar con barbijos y protocolos. Quizás este nuevo escenario de “campaña con distanciamiento”, incluso, le sume mayores beneficios a la jugada del adelantamiento. Evidentemente, la imposibilidad de trabajar tradicionalmente en los territorios será una desventaja para quienes dispongan de menores recursos.

Como si fuera poco, el adelantamiento de las elecciones, además, encuentra a la “oposición” misionera todavía poniéndose el protector solar. Este es el protocolo renovador, siempre con ventaja.

Xp

Comentarios