Política

Satisfacción en la Casa Rosada por el desalojo que ordenó Larreta

El Gobierno esperaba una reacción de estas características. Quería que quedara en claro que las reglas del juego cambiaron, que no se va a permitir todo.

Satisfacción en la Casa Rosada por el desalojo que ordenó Larreta

El Gobierno esperaba una reacción de estas características. Quería que quedara en claro que las reglas del juego cambiaron, que no se va a permitir todo.El presidente Mauricio Macri quiere evitar que los piquetes, que dominaron gran parte de la escena pública de la ciudad durante los primeros meses del año, vuelvan a ganar la calle. El tema, incluso, se discutió largamente en la reunión de gabinete de ayer.

Por eso todo era satisfacción en la Casa Rosada con el accionar de la policía y, en particular, con la decisión del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de reprimir a los manifestantes que actuaron encapuchados, con palos y quemaron gomas en la avenida 9 de Julio.

Dos días consecutivos de manifestaciones y cortes encendieron las alarmas en la Casa de Gobierno. «Se había vuelta a desbordar la situación. Nosotros habíamos logrado despejar la idea de que se vivía en una ciudad tomada. Por eso había que actuar con firmeza; a la ciudad le llegó el mensaje», confió un integrante del gabinete.

En la Casa Rosada y en la jefatura del gobierno porteño coincidieron en que detrás de los incidentes hay una intencionalidad política. Generar caos cuando recién comienza la campaña electoral. Según fuentes oficiales, los manifestantes tenían como objetivo llevar la confrontación al límite.

Cerca de Rodríguez Larreta aclararon que intentaron negociar con los manifestantes, pero que del «otro lado» nunca mostraron predisposición. «Nuestra filosofía es siempre el diálogo. Nunca entraron en razones», explicó un hombre con acceso diario al despacho del jefe comunal.

Pese a la reacción, Rodríguez Larreta y su equipo tienen claro que no será siempre así. Sólo se usará la fuerza ante provocaciones o amenazas. Y únicamente en piquetes, no en marchas o movilizaciones. «Estaremos atentos a si esto se repite. Si los piqueteros no dialogan, cortan el transporte público y no permiten, aunque sea mínimamente, que circulen los autos, actuaremos igual. Se va a recuperar la circulación de los vecinos», avisaron en el gobierno porteño. (SANTIAGO DAPELO, LA NACIÓN)

vb

Seguinos en Google Noticias, entrá acá y dale click a la estrellita!

También podés seguirnos en Twitter, click acá!

Más noticias
Comentarios
VER COMENTARIOS
Policiales
Espectáculos
General