Política

Según Pichetto es posible un régimen fiscal diferencial para Misiones

“Es uno de los principales temas que vamos a discutir”, aseguró. El candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, también dijo que retomaran la constitución del Gasoducto del NEA y reconoció que es una obra pendiente de los gobiernos anteriores.

Según Pichetto es posible un régimen fiscal diferencial para Misiones

POSADAS. Tras la visita a Posadas, el senador y precandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, dejó varias definiciones para el futuro de Misiones a partir del 2020, destacando que se confrontan un modelo populista, “de intervencionismo económico” y “distribucionismo vacío” –el del kirchnerismo-, contra un modelo serio, centrado en la generación de empleo genuino y el crecimiento económico. Según explicó Pichetto, el tema central para Misiones es acompañar a las Pymes con rebajas impositivas y con estímulos y modernización de los esquemas de trabajo y de producción.

“A las Pymes de Misiones las vamos a acompañar, por eso vinimos a escucharlos. Yo vengo de una provincia pequeña también y conozco las necesidades de los sectores productivos”, manifestó en coincidencia con las propuestas del precandidato a Diputado Nacional, Pedro Puerta, que promueve una reforma fiscal y especialmente un tratamiento especial para Misiones en el marco de la realidad de frontera y la competencia desigual con países como Brasil y Paraguay.

Consultado sobre la reunión que mantuvo con empresarios misioneros, Pichetto reveló: “Fue positiva, por supuesto que hay sectores con dificultades, pero hay una comprensión de la importancia de esta elección y de que es fundamental ratificar el rumbo y apoyar al presidente Mauricio Macri, para que Argentina no vuelva atrás, no vuelva a políticas de corte intervencionista en la economía, o populistas y demagógicas, que representarían un fracaso que sería definitivo para el país, el aislamiento de Argentina”, sentenció el senador peronista.

“Hablamos de la problemática Pyme y la necesidad de que haya alientos para las Pequeñas y Medianas Empresas. Y de sistemas de trabajo que no sean iguales a (los de las grandes empresas). Hay problemas de logística, de intervención de los países limítrofes que tienen mucha menor carga impositiva, mucha actividad en negro, mucho contrabando, en fin, son los temas que hay que resolver”, señaló Pichetto sobre una política impositiva diferencial para zonas de frontera como Misiones.

De acuerdo con Pichetto, en el origen mismo del segundo periodo del presidente (Macri) se debatirá sobre “cuáles son las políticas impositivas que algunos sectores o regiones tienen que tener, diferenciales respecto del resto del país. No es lo mismo la Pampa Húmeda y los sectores del centro. Ni tampoco (es lo mismo) la producción primaria cerealera, con la que tiene mucho componente de mano de obra intensiva como lo es la producción yerbatera, tabacalera y de cítricos”, explicó el candidato, proclive a un tratamiento fiscal diferencial.

La Aduana Paralela de Rentas

Ante la consulta respecto de la controvertida Aduana Paralela, que ya en agostos del 2017, fue calificada de inconstitucional por parte del presidente Macri, el senador Pichetto también se mostró categórico: “Desde la organización nacional de 1853 se eliminaron las aduanas interiores. No debería funcionar un sistema de aduanas internas o sobrepagos”, consideró Pichetto en tono crítico al cobro presuntivo de ingresos brutos que lleva adelante la Dirección General de Rentas en Misiones.

“El concepto de aduanas interiores no rige, pero la etapa que viene requiere un diálogo abierto con los gobernadores, para resolver los problemas de las asimetrías impositivas. Hay todo un gran debate sobre Ingresos Brutos”, acotó el candidato a vicepresidente.

No obstante, el dirigente peronista aclaró que tras la firma de Acuerdo Fiscal en 2017, todas las provincias, incluida Misiones, “deberían ir hacia la baja en ingresos brutos. Es importante, entre todos, Nación, provincias y municipios, aligerar la carga de la presión impositiva”, puntualizó.

El Gasoducto del NEA

En otro tramo de la entrevista, Pichetto se refirió a la necesidad de lograr que el gas de red llegue a todas las provincias, en particular a las del NEA, históricamente postergadas en este insumo básico para la producción. “Argentina es productora de gas, (el yacimiento de shale-gas) de Vaca Muerta con un nivel de explotación todavía reducido en, logramos el autoabastecimiento del gas. Hay que hacer obras de infraestructura fundamentales”, aseveró.

“Hoy el gas natural es un insumo central para mejorar la vida de los argentinos. En ese sentido, es importante que se puedan hacer las obras de infraestructura. El Gasoducto del Norte, proyectado por el anterior gobierno, no se pudo terminar”, disparó Pichetto, en referencia a una de las promesas incumplidas del gobierno de Cristina Kirchner.

Para el candidato a vicepresidente de JPC, la inversión en infraestructura gasífera es uno de los temas centrales a resolver, y mencionó a la reducción en los costos de logística -rutas, ferrocarril, etc.-, como otro de los desafíos más importantes de la próxima gestión. Para ilustrar este punto, Pichetto advirtió que actualmente, “sale más caro el transporte” de productos desde el interior a Buenos Aires, que desde Buenos Aires a Europa.

Trabajo vs. Planes Sociales

Quizás una de las definiciones más importantes de Pichetto se produjo al ser consultado sobre la problemática de los planes sociales, en un contexto de recesión económica. “Mientras el proceso económico no crezca, mientras Argentina no se desarrolle y genere empleo, (como) en los últimos 4 años del gobierno de Cristina Fermández y en los dos primeros (de la gestión Macri), la economía privada no creció nada. Lo único que creció fue el sector público”, fustigó Pichetto, apuntando a uno de los puntos débiles del modelo kirchnerista y del renovador.

“Hubo una fuerte presión sobre los estados provinciales y municipales para que tomen empleo, para que haya empleo público. Pero el único factor de crecimiento de un país, es la economía privada. Entonces, tenemos que hacer que crezca la economía privada la persona que recibe un plan, tienen que empezar a trabajar. El trabajo, además de dignificar (a la persona) elimina al plan”, subrayó el senador.  

“Pero sacarle un plan a una persona que está en indigencia no es posible de ninguna manera”, aclaró.

Categórico sobre este punto, el candidato a vicepresidente enfatizó que “el modelo de país tiene que estar centrado en la cultura del trabajo. Mantener la estructuración de la pobreza con planes y subsidios muchas veces impide, como factor psicológico, que las personas salgan a buscar trabajo”, advirtió Pichetto, quien puso como ejemplo el caso de los 400 mil migrantes venezolanos que llegaron al país y muchos de los cuales, ya consiguieron empleo.

“En Argentina ingresaron 400 mil venezolanos. Vinieron desesperados huyendo de un país donde el sueldo promedio es de 10 dólares. Hay 6 millones de venezolanos dando vueltas por el mundo, 2 millones a Colombia, 1 millón en Perú y Chile. Un éxodo tremendo de un país cerrado e infame, conducido por una dictadura que mata y tortura”, fustigó Pichetto, disparando dardos envenenados al kirchnerismo, que evita pronunciarse en contra del régimen de Nicolás Maduro.

“Todos o casi todos” los venezolanos migrantes “han ingresado en el mercado laboral. Si hay voluntad dirigida a buscar trabajo, el trabajo aparece. En muchas actividades hay escasez de mano de obra, como en la recolección de fruta u otras de las economías regionales”, planteó el senador, que nuevamente golpeó al modelo populista del kirchnerismo.

Alberto Fernández, “propone un distribucionismo vacío, un esquema alegre, de regalar esto, dejar de pagar lo otro, seguir aumentando los planes sociales. Ese modelo fracasó”, sostuvo Pichetto.

“Por otro lado está un modelo serio en el que tenemos que ir hacia el saneamiento de las cuentas públicas, evitando la inflación, evitando el déficit fiscal, porque de lo contrario hay que darle a la máquina de emisión de moneda que genera más inflación o al endeudamiento externo. Tenemos que empezar a crecer en la economía. El rumbo es este, los países no discuten tonterías”, precisó el candidato a vicepresidente, que auguró un “boom de producción muy importante a partir de 2020”.

La reforma laboral

Sobre el final de la entrevista, MisionesCuatro consultó a Pichetto sobre la reforma laboral que desde el kirchnerismo sostienen que el gobierno de Macri implementaría a partir del 2020. La reforma laboral es un término que “generalmente asusta”.

“Hay que hablar de conceptos nuevos como modernización, competitividad y productividad. Y reformas para las Pymes, que no pueden tener el mismo sistema laboral que una gran empresa”, analizó Pichetto.

“Vamos a ganar las primarias y vamos a ganar en la primera vuelta (electoral)”, remató el candidato de Juntos por el Cambio.

Más noticias
Comentarios

Más de politica

Policiales
Espectáculos
Nacionales
General
Internacionales
<