Posadas

Advierten sobre los riesgos de las parasitosis asociadas al contacto con heces de perros

El ex director del Imusa, Ricardo Luzuriaga, remarcó que los perros sueltos en la calle entrañan dos riesgos, el de las mordeduras y el de ciertos parásitos, que pueden causar ceguera, por lo que instó a continuar con el trabajo de educación y concientización sobre la tenencia responsable.

Advierten sobre los riesgos de las parasitosis asociadas al contacto con heces de perros

POSADAS. “En mi experiencia, es una película, ahora estamos mucho mejor que cuando yo entré en la municipalidad, cuando el método (para contener la población canina) era envenenar perros callejeros. Pero falta muchísimo, entre otras cosas, educación”. Con estas palabras, el veterinario Ricardo Luzuriaga, definió la situación actual de la población y la tenencia responsable de canes en Posadas, en el marco de una fuerte denuncia del actual titular del Imusa, Gustavo Elizaincin, sobre el sistemático y reiterado incumplimiento de las normas municipales.

Luzuriaga destacó “la educación más todo lo que hace el Imusa, que está castrando a diestra y siniestra. Hicimos un censo cuando llegó la leishmaniasis a Posadas y hay unos 120 mil perros. La tendencia es 3 a 1 (tres humanos por un perro), como a nivel mundial”, comentó el ex titular del Imusa, en diálogo con MisionesCuatro.

Los peligros de las parasitosis y de las mordeduras de canes

En un tramo saliente de la entrevista, Luzuriaga advirtió sobre los problemas de la tenencia irresponsable de canes, indicando que los problemas más graves tienen que ver con las mordidas –sobre todo en niños- y la exposición a parásitos que residen en las heces fecales de los perros.

“La materia fecal contiene huevos de parásitos, algunos muy peligroso para el ser humano. El áscaris, por ejemplo. Si esa larva se introduce en un chico, porque gatea en la tierra o en un cajón de arena que están llenos de larvas, no se transforma en un parásito. Como somos huéspedes aberrantes, esas larvas migran por todo el cuerpo. Si entra en la báscula del ojo, el chico puede quedar ciego o tuerto. Es peligrosísima”, detalló Luzuriaga.

“Hay otro (parásito), el anquilostoma, que es una larva cutánea que migra por la piel, puede producir tétanos”, señaló el veterinario.

Para Luzuriaga, que ponderó el trabajo del Imusa, la educación es fundamental para mejorar la convivencia con los canes en la ciudad. Pero también sería clave para él, “una ordenanza en la que si se identifica al dueño de un perro (que está suelto en la calle) se le aplique un coto pecuniario. No sirve el sacrificio de perros porque se genera otro tipo de problemas”, finalizó.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Espectáculos
Nacionales
General