Posadas

Así trataron de estafar a vecina de Posadas con el IFE

cargando anuncio

Según la denuncia de Eugenia, delincuentes llamaron a su madre, una persona mayor, tratando de engañarla, induciéndola a realizar una transferencia a una caja de ahorro. Se hacían pasar por funcionarios del Ministerio de Salud, pero la conversación fue grabada.

Así trataron de estafar a vecina de Posadas con el IFE

POSADAS. Este lunes, una vecina de Posadas hizo público el audio de un intento de estafa telefónica que sufrió su madre, donde delincuentes que se hacían pasar por empleados del Ministerio de Salud, trataron de inducir a la víctima a realizar una transferencia bancaria a una cuenta CBU.

En diálogo con MisionesCuatro, Eugenia contó que el hecho ocurrió este domingo a las 13.30, cuando su madre la llamó para decirle que le habían concedido el beneficio IFE de 10 mil pesos. “Mami es una mentira, yo no cobro (el IFE)”, dijo la mujer a su madre, al tiempo que reveló que brindaron su teléfono personal para grabar y exponer a los estafadores.

Luego de recibir el teléfono de Eugenia, los delincuentes la llamaron y, a diferencia de lo ocurrido en maniobras similares días atrás, no se hacían pasar por empleados de la Anses (Administración Nacional de la Seguridad Social). “Ahora cambiaron la modalidad, dijeron que eran de la Nación de turno, del Ministerio de Salud”, contó la mujer.

Cómo operan los maleantes

La maniobra consiste en llamar a personas diciendo que son funcionarios nacionales que se contactan para concretar el beneficio del IFE. Aseguran que no quieren datos personales, pero piden que la víctima vaya a un cajero automático y la van guiando a través de números de operaciones. De seguir todas las instrucciones de los maleantes, la persona termina haciendo un depósito a una cuenta de CBU. El paso final de la estafa es el envío de un “código” para concretar el IFE, que, en realidad, es un número de CBU para recibir dinero.

“Me asusté un poco. Así como caí yo, pudo haber caído mi madre y miles de personas”, expresó Eugenia sobre la maniobra. “Les dije que iba a tardar, pero en un momento me exalté y los insulté”, admitió Eugenia, al tiempo que brindó detalles de la maniobra. “Me preguntaron por un cajero cercano y por dónde cobraba. Obviamente que no dije la verdad, y respondí por link. Estoy en Villa Sarita y pese a los insultos que le dije, me seguía insistiendo y (el estafador) me decía ‘esto es una ganga’”, puntualizó la mujer.

Comentarios