Posadas

Avanza la plaga del caracol africano y Ecología evita hablar de las enfermedades que transmiten

Yésica Díaz Pacheco, una funcionaria del Ministerio de Ecología, confirmó la aparición de estos caracoles en Villa Poujade, sin embargo, dijo que “la idea es que la gente no se alarme. Como bióloga hablo de biodiversidad”, sostuvo. En Enero, habían aparecido en el Bº Santa Rita.

Avanza la plaga del caracol africano y Ecología evita hablar de las enfermedades que transmiten

POSADAS. Se confirmó el avance de la plaga del caracol gigante africano (Lissachatina fulica) en Posadas, con la detección de esta especie invasora en un segundo barrio, este miércoles. A la primer detección de Enero, en el barrio Santa Rita, se le sumó esta segunda en Villa Poujade, donde vecinos avisaron a las autoridades.

Sin embargo, la directiva del Ministerio de Ecología que conduce Mario Vialey parece ser la de no informar sobre las enfermedades que pueden transmitir estos caracoles. Así se desprende de las palabras de la Directora General de Ecología y Calidad de Vida, la bióloga Yésica Díaz Pacheco, quien se negó de plano a informar sobre las enfermedades asociadas a la especie Lissachatina fulica.

En diálogo con este medio, Díaz Pacheco reveló que los llamaron vecinos de Villa Poujade, y confirmaron que se trataba de la especie invasora. Realizaron un operativo conjunto con el INTA y funcionarios del municipio de Posadas. La funcionaria describió las características distintivas de estos caracoles que llegan a medir 30 centímetros de largo, tienen caparazones cónicos, con bandas oscuras y un truncamiento en la base del caparazón.

Como era de esperarse, la funcionaria no informó sobre la cantidad de ejemplares detectados en Villa Poujade. En Santa Rita, las autoridades encontraron unos 40 individuos de esta especie.

Los cuidados y las recomendaciones ante la presencia de estos caracoles

Díaz Pacheco pidió a los vecinos que se encuentren con caracoles, “tener cuidado en no confundirlos con la especie nativa”. “Es una especie exótica invasora, No sólo afecta a la salud sino también a la biodiversidad”, sostuvo la funcionaria, remarcando que no se los debe tocar con las manos desnudas. Recomendó utilizar guantes para “evitar el contacto con los ojos y nariz”.

“Se alimenta de las especies nativas, se reproduce rápidamente y no tiene depredadores naturales. Se alimenta de plantas, tallos y frutos”, comentó Díaz Pacheco, quien recalcó: “Desde el ministerio, pedimos que llamen a Ecología Te Escucha (3764883555)”.

De acuerdo con la funcionaria, con el contacto telefónico, se evacúan dudas sobre si son o no los caracoles africanos. Pero, más importante, se informa sobre “la manera correcta de deshacerse de esta especie”.

Ante la consulta de MisionesCuatro respecto de los riesgos de infecciones que entrañan esta especie, Díaz Pacheco, sostuvo: “La idea es que la gente no se alarme. No puedo estar hablando verídicamente de la parte de la salud. Como bióloga hablo de biodiversidad. En la parte de salud, se ha comprobado en otros países. Las cuales tienen que ser comprobadas en este lugar”, manifestó la funcionaria, negándose a hablar de los parásitos y las infecciones (algunas mortales) que pueden transmitir a los humanos.

“Lo más importante es que si afecta a la biodiversidad”, opinó la funcionaria.

Las infecciones asociadas a los caracoles gigantes africanos

Este caracol es peligroso porque trasmite parásitos y bacterias que pueden causar la muerte a personas y animales. Asimismo, a través de su baba este caracol transmite parásitos y bacterias que pueden causar enfermedades graves en el sistema nervioso central como la meningoencefalitis eosinofílica.

Y enfermedades digestivas como la ileocolitis eosinofílica. También pueden transmitir la esquistosomiasis, una enfermedad zoonótica causada por parásitos del género Schistosoma. Esta patología, que raramente es mortal, puede derivar en el cáncer de vejiga.

Comentarios