Conocé la historia de Molly, una perrita abandonada en el Imusa

Categorías: Posadas.

Visibilidad: Noticias Destacadas – Primer Bloque.

Ella fue otra víctima de un dueño irresponsable que la dejó en el Instituto de Sanidad Animal con la excusa de «no poder tenerla más». Fiel y leal, aguardó su regreso en un rincón durante mucho tiempo, pero él no volvió. Sin embargo, a Molly la esperaba una sorpresa que le devolvió la alegría. Enterate cuál fue.

Antes de adoptar o comprar un perro debés tener muy claro lo que implica un animal en tu vida y que te comprometas a cuidarlo y quererlo hasta el fin de sus días. Abandonarlo puede significar que acabe en manos equivocadas, que sufra graves problemas de salud o, simplemente, que muera.

Ningún problema es tan grave como para abandonar a tu perro. De hecho, todo tiene solución: en caso de mudanzas se puede optar siempre por lugares donde acepten mascotas; si tenés que marcharte a otra ciudad o país, llevalo con vos; si vas a tener un hijo, empezá a socializar al animal lo más pronto posible; si crees que no disponés de tiempo suficiente para estar con el perro, podés contratar a alguien que lo atienda o dejarlo en una guardería de animales; si se trata de problemas económicos, podés recurrir a asociaciones que pueden ayudarte; si tenés un problema de salud, confiá en algún amigo o familiar para que lo cuide hasta que te cures.

vb

Comentar