Posadas

Contaminación a cielo abierto en Los Patitos

cargando anuncio

Un basural clandestino en esta villa periférica de Posadas pone en riesgo la salud de todo el entorno y muestra la falta de una política sustentable en materia de gestión de residuos en la ciudad.

Contaminación a cielo abierto en Los Patitos

Un basural clandestino en esta villa periférica de Posadas pone en riesgo la salud de todo el entorno y muestra la falta de una política sustentable en materia de gestión de residuos en la ciudad.Confinados a la periferia de Posadas, los vecinos de la villa Los Patitos denuncian que viven rodeados de un basural que no cumple con ninguna norma de control por parte de la Municipalidad.

Ramón Cerdan, el vocero de un grupo católico que trabaja en este asentamiento popular, relató a MisionesCuatro que todos los días llegan alrededor de 60 camiones a descargar residuos en un gran basurero a cielo abierto.

“Tiran hasta restos del cementerio”, aseguró el entrevistado. Además indicó que la contaminación que produce esta concentración de despojos impactó en la salud de los vecinos y ha causado problemas respiratorios, como así también lesiones en la piel de los niños y adultos.

NUBE CONTAMINANTE

Cerdán agregó que la basura -amontonada en un lugar para nada alejado de los habitantes de la villa-, es quemada por los empleados municipales y genera una nube contaminante que invade la zona.

“La presencia del basural causa un daño impresionante. El ambiente está contaminado. A la noche prenden fuego, humea y sale el olor de la basura asada”, enfatizó.

COMER DE LA BASURA

Cabe recordar que en el 2015, MisionesCuatro dio a conocer un informe sobre la situación de vulnerabilidad social que vivían las familias de Los Patitos, donde algunas personas revolvían los desperdicios en busca de comida.

Nota relacionada: Familias comen de la basura en Posadas

Dos años después de aquel reporte, la historia para los vecinos de la villa no ha cambiado. Todavía hoy familias completas se acercan cada tarde a registrar el basural para llevar un bocado a sus hijos.

“Hay niños que están comiendo de la basura y eso es un problema del Estado. Llamo encarecidamente al gobierno municipal, provincial y nacional. Son seres humanos, por lo tanto es un atropello a la vida”, concluyó Cerdán.

vb

Comentarios