Posadas

El dolor de una madre tras la vandalización del recuerdo de su hijo fallecido

cargando anuncio

Juan Ramón Gómez murió hace 8 años en un accidente de tránsito y en su honor se colocó la primera bicicleta blanca en Posadas, para recordarlo a través de su mayor pasión: el ciclismo. Sin embargo, días atrás este recuerdo fue brutalmente vandalizado.

El dolor de una madre tras la vandalización del recuerdo de su hijo fallecido

POSADAS. El dolor de una madre al perder a su hijo no tiene comparación, y a pesar del paso del tiempo el recuerdo siempre está presente. Elena Bareiro, es la mamá de Juan Ramón Gómez, quien falleció hace 8 años en un accidente vial, cuyo recuerdo además de su mente estaba plasmado en la primera bicicleta blanca instalada en Posadas, que en las últimas horas fue destruida por personas que no miden el dolor que provocaron en esta madre.

Juan Ramón Gómez tenía 31 años, era estudiante de Comunicación, y el 27 de enero de 2013 tuvo un fatal desenlace cuando intentaba trasponer Quaranta en dirección a Jauretche, en una bicicleta Zenith negra, cuando fue impactado por el Chevrolet Corsa que circulaba con exceso de velocidad.

En diálogo con Misiones Cuatro, Bareiro contó que fue alertada cuando el recuerdo de su hijo era quitado del lugar donde fue puesto para ser recordado -Jauretche-: “La gente le gritaba al hombre que deje y dejó apoyado en la columna y ahí me mandaron una camioneta para ir a buscar la bici”, relató.

Y añadió: “Me siento mal, eso es un símbolo para mi hijo que toda su vida anduvo en bici”, expresó. Al mismo tiempo recordó que ya pasaron 8 años de la muerte de su hijo, y en todo ese tiempo nunca hubo inconvenientes con la bicicleta blanca.

“Tengo el corazón roto, cuando vi todo eso, que destruyan así es tener mucha maldad. Me largué a llorar de la impotencia”, dijo la madre.

Sin embargo, a pesar de lo ocurrido Bareiro planea restaurar la misma bicicleta, que actualmente la tiene en su casa, o comprar una nueva y volverla a poner en el lugar pero a una altura mayor para evitar que sea vandalizado nuevamente.

Cabe recordar, que tras el fallecimiento del ciclista su familia decidió donar los órganos, en un gesto de total solidaridad y compromiso. Sirvieron para seis trasplantes: de corazón, riñones, hígado y córneas en tres provincias, Misiones, Corrientes y Buenos Aires.

Comentarios