Posadas

Exigieron justicia por jóvenes presuntamente ejecutados por policías

Familiares de Andrés Cáceres y Alejandro Amarilla, acompañados por la CCC y la CTA, reclamaron justicia por ambas muertes en las que habrían participado uniformados. Cáceres fue prendido fuego estando en una celda de contención y Amarilla, acribillado frente a la vivienda de sus padres, denunciaron.

Exigieron justicia por jóvenes presuntamente ejecutados por policías

Familiares de Andrés Cáceres y Alejandro Amarilla, acompañados por la CCC y la CTA, reclamaron justicia por ambas muertes en las que habrían participado uniformados. Cáceres fue prendido fuego estando en una celda de contención y Amarilla, acribillado frente a la vivienda de sus padres, denunciaron.POSADAS. Una nutrida movilización tuvo lugar este lunes en reclamo por el esclarecimiento de las muertes de Alejandro Amarilla y de Andrés Cáceres, el primero, presunta víctima del ‘gatillo fácil’, el segundo, prendido fuego dentro de una celda de contención, según denunció su madre, en diálogo con MisionesCuatro.

Los familiares de ambos hombres fallecidos en oscuras circunstancias, fueron apoyados en su reclamo contra los casos de gatillo fácil y de muertes en las celdas, por la CCC (Corriente Clasista y Combativa) y la CTA Autónoma (Central de los Trabajadores Argentinos). Así fue como decenas de personas marcharon desde el mástil de Posadas a la gobernación misionera, haciendo sentir públicamente el reclamo contra la violencia institucional y las ejecuciones desatadas por uniformados.

Rivas habló con MisionesCuatro, poniendo de relieve algunos puntos oscuros de la muerte de su hijo, prendido fuego dentro de una celda. “Estaba en una celda de contención y… me avisaron los compañeros que fue prendido fuego en el penal. Sólo pedía un termo con agua caliente para tomar mate”, relató.

“Fue un penitenciario el que le tiró el encendedor. Estando en celda de contención, no pueden tener ni encendedores ni fósforos”, dijo Rivas sobre la muerte del joven de 26 años, dentro de la Unidad Penal 1 de Loreto.

Cáceres murió luego de cinco días de agonía, el pasado 29 de Enero, luego de ingresar intoxicado con monóxido de carbono en el Hospital Madariaga. Según la versión de los penitenciarios de Loreto, el joven que cumplía una condena por un robo a mano armada, fue quien inició el fuego en la celda, luego de un altercado con un guardia.

“Lo único que pedimos es justicia. Que los responsables paguen y el Estado asuma la responsabilidad. Ya estaba pagando su culpa, no se merecía que lo maten así”, expresó Rivas.Por su parte, Francisca Amarilla, madre de Alejandro, aseguró a MisionesCuatro que el joven fue ejecutado frente a su casa y “no puede ser que un policía venga y le mate porque se le antojó. Él estuvo preso, nadie lo puede negar. Los policías hacen lo que quieren como si no hubiera culpables”, bramó la mujer.

Según Amarilla, por testimonios de personas que vieron la presunta ejecución en el marco de un caso de “gatillo fácil”, desde que los uniformados le vieron, “empezaron a tirar”.

“Cuando nosotros estábamos mal, nos hacía reír. No tenía trabajo fijo pero cuando estaba en casa, hacía changas y limpiaba. Esto no puede quedar impune así nomás”, se quejó la mujer, quien remarcó que Alejandro tenía tres hijos que viven en Buenos Aires.

“Como estaba sólo, quién podía defenderlo. Pudieron plantar pruebas”, alertó la mujer, quien no obstante, admitió que los uniformados involucrados están detenidos.

Asimismo, Amarilla llamó la atención sobre una seria irregularidad que se habría concretado en el marco de este caso. El acta de defunción de Amarilla marca las 7 de la mañana del domingo primero de Julio, como el momento del fallecimiento. “Pero ¿cómo puede haber sido así si mi otro hijo llega a las 5 de la mañana y ya lo encontró muerto?”, se preguntó Francisca.

Arnaldo habría sido ejecutado ese día frente a la casa de sus padres en la manzana 28 del barrio A3-2. Según testigos, dos uniformados bajaron de una camioneta y sin mediar palabra, al menos uno de ellos abrió fuego con una escopeta sobre la humanidad del joven de 32 años.

“Los policías hacen lo que hacen y los trasladan. Tienen que pagar e ir a la cárcel como cualquiera. Tienen que estar en la cárcel y pagar como cualquiera de los pobres que no pueden tener un abogado. Ellos (por los policías) tapan todo”, sentenció Francisca, en la movilización de hoy frente a la gobernación.

jmm.

Comentarios
Más noticias