Justicia

Femicidio de Gauto: “Dejan a la víctima de lado y les dan derechos a los sospechosos”

cargando anuncio

Daniel De Jesús, el hijo de la mujer asesinada a golpes en su casa en 2010, exigió al juez de instrucción Juan Monte, que le permita ser querellante y tener acceso al expediente. El juez ordenó detener y luego liberó a sospechosos que amenazaron de muerte a la familia de la víctima.

Femicidio de Gauto: “Dejan a la víctima de lado y les dan derechos a los sospechosos”

POSADAS. Daniel De Jesús, el hijo de Ramona Gauto, formuló un fuerte reclamo al juez de instrucción 2 Juan Manuel Monte, para que le permitan ser querellante y tener acceso al expediente, en el contexto de la detención y liberación de cuatro sospechosos que la justicia no investigó en el marco del brutal femicidio ocurrido en 2010, en pleno centro de Posadas.

Hace más de 10 meses que el joven y su abogado solicitan a Monte que los acepte como querellantes, pero el magistrado no accede a esto. Y de hecho, ni siquiera los recibe en su despacho, actitud que disparó todo tipo de sospechas en torno al caso.

Los implicados que fueron citados por Montes, amenazaron de muerte a Daniel y a su familia, si continuaban reclamando justicia en una causa en la que ya fue condenado a perpetua Jorge De Jesús –la ex pareja de la víctima y padre del joven-, en un juicio que ya fue apelado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

“Vengo a exigirle al juez que me conceda la querella. (A los sospechosos) ya se los detuvo. Pero se le concedió la libertad con un beneficio acta de declaración jurada. Se comprometieron de estar (a derecho) cuando el juez los llame”, puntualizó Daniel, rechazando de plano la opinión de un abogado que defiende a los presuntos femicidas, respecto de que no habría habido una orden de detención.

“La información no la filtré yo. Los medios se basaron en fuentes judiciales para mostrar la orden de detención existe. Y está en el expediente”, manifestó al respecto.

Las amenazas a la familia de la víctima y los ADN que no se hicieron

Consultado al respecto, De Jesús detalló que a los cuatro individuos citados, se los toma como sospechosos “por una declaración de 2013 y por una amenaza de muerte” que habrían efectuado a la familia de la víctima. “Le dijeron a una panadera (del local de Ramona Gauto) ‘decile a Jorge (De Jesús) y a todos los familiares que si siguen jodiendo con la causa de Ramona, van a terminar como ella”, detalló el joven.

“Esto (las amenazas) ocurrió en 2014. Mi papá (Jorge De Jesús) presentó la denuncia y el juez (de instrucción 2 César) Yaya pide que se cite a los sospechosos a declarar. Y que se les extraiga muestras de ADN para que se cotejen con las que ya están en el expediente principal”, informó Daniel sobre las órdenes firmadas por el hoy camarista, Yaya, cuando estaba a cargo del juzgado que hoy preside Monte.

Sin embargo, la extracción y cotejo de ADN, “nunca se realizó. Lo que venimos a hacer es presentar la querella, y pedir que el juez determine esto que quedó pendiente del 2013. La detención me pareció correcta, pero lo que se me hace raro y me da mucho miedo, es que esta gente ya tiene abogado y yo no puedo acceder al expediente”, alertó el joven.

“El juez no me recibió, pero al abogado de los imputados sí”

“A esta gente ya se les concedió un beneficio (la excarcelación). Ya se les está haciendo las muestras de ADN, que es lo principal y yo no puedo intervenir. No puedo pedir un perito de parte, una genetista y una bioquímica que nos digan si la extracción está bien hecha, que las pruebas están bien guardadas y que el cotejo sea correcto”, denunció De Jesús, apuntando a una cierta protección con la que contarían los sospechosos, gracias al juez Monte y, antes, al juez Yaya.

En esta línea, Daniel manifestó que siente impotencia ante esta situación, en la que el juez, ni siquiera acepta recibirlo en su despacho. “Queremos transparencia. A días de que ellos estén dispuestos en la causa, no me están concediendo la querella. El juez no me recibió. Pero al abogado de los imputados sí los recibió. Nuevamente, en un femicidio a la víctima se la deja de lado y a los sospechosos se les está dando más derechos”, bramó el joven cuyo padre está condenado a perpetua por el femicidio de su madre, mientras cinco sospechosos están en libertad.

Lo único que quiero es que me concedan mi derecho como ciudadano a la querella y poder aportar pruebas”, sentenció.

De acuerdo con Daniel, tuvo una charla con el juez hace unas tres semanas y “el fiscal Antunez me dio el OK. Lo único que falta es que el juez Monte me conceda la querella”.

“Le llegó el momento a la Justicia, de demostrar que está en el pueblo”

Asimismo, el joven expresó que, entre los cuatro sospechosos citados, más un quinto que estaría siendo convocado, “está el asesino de mi madre”. “Quiero que la Justicia me acompañe en esto. La provincia está en vilo de esta causa. Creo que le llegó el momento a la Justicia, de demostrar que está en el pueblo. Que está con las víctimas y que puede reivindicarse después de tantos casos que hay, donde la gente, ya no cree en la Justicia”, puntualizó.

“Estamos pidiendo la detención de un quinto sospechoso y el juez me dijo que es inminente su detención. Pero ahora no puedo hablar con el juez. El domingo me enteré de que agarraron a uno, por los medios de prensa. Yo no sabía ni quién era ni que pasó con su proceso. Siendo protagonista y pidiendo justicia me parece inaudito que no pueda saber qué está pasando con la causa”, manifestó el joven.

Por otra parte, Daniel recordó que su padre ya cumplió con todos los exámenes y requisitos correspondientes para acceder a la prisión domiciliaria. Sólo falta que la Justicia conceda este beneficio al hombre condenado a perpetua, en un femicidio en el que, según la familia de la víctima, no se investigó a cinco sospechosos.

Comentarios