Posadas

Funcionario cuestionó el accionar policial en la Estación Quaranta

cargando anuncio

Javier Suárez, director de inspecciones y servicios de la municipalidad, consideró excesivo e improcedente la detención con esposas de una chipera en la Estación de Transferencia, al tiempo que advirtió que la Policía “está tomando parte en una jurisdicción que no le compete”, pues “la venta ambulante es exclusiva de la municipalidad”. Pero aclaró que hay una suerte de vacío legal respecto de la regulación de la actividad en la estación que “es un lugar público de gerenciamiento privado”, que maneja Servicios Urbanos SA.

Funcionario cuestionó el accionar policial en la Estación Quaranta

Javier Suárez, director de inspecciones y servicios de la municipalidad, consideró excesivo e improcedente la detención con esposas de una chipera en la Estación de Transferencia, al tiempo que advirtió que la Policía “está tomando parte en una jurisdicción que no le compete”, pues “la venta ambulante es exclusiva de la municipalidad”. Pero aclaró que hay una suerte de vacío legal respecto de la regulación de la actividad en la estación que “es un lugar público de gerenciamiento privado”, que maneja Servicios Urbanos SA.POSADAS. Javier Suárez, director de inspecciones y servicios de la municipalidad de Posadas, cuestionó el accionar de los dos policías que sacaron esposada a una chipera que infringió las normas internas de Servicio Urbanos SA, la empresa del Grupos Zbikoski que maneja las tarjetas SUBE Misionero y gerencia la Estación de Transferencia de la avenida Quaranta.

El funcionario municipal admitió que la vendedora ambulante de nacionalidad paraguaya, habría incumplido con las normas de Servicios Urbanos, pero insistió en que la policía no tendría que haber actuado de la forma violenta en que lo hizo.

Según Suárez, el ingreso de vendedores ambulantes en la estación Quaranta, “viene sucediendo hace tiempo atrás. Como es un lugar de mucho tránsito, atrae a vendedores ambulantes. Pero dentro de la estación, es un lugar público de gerenciamiento privado”, comentó el director, apuntando a un vacío legal existente, porque la municipalidad no tiene “facultad para habilitar el permiso de venta en un espacio privado”

La Terminal Quaranta, está muy limitada en los espacios para la circulación de gente y de colectivos. (Generalmente se llega a un) consenso entre empresa y vendedores. No tengo facultad para habilitar el permiso de venta en un espacio privado”, comentó.

No obstante, “la policía está tomando parte en una jurisdicción que no le compete. El problema no es de la policía, la venta ambulante es exclusiva de la municipalidad”, sentenció Suárez, quien condena el accionar de los dos policías, que además, infringieron el protocolo, porque deberían haber llamado a una policía mujer para detener a la comerciante, aún si fuera cierto que hubo “resistencia a la autoridad”.

“Que a una persona la terminen esposando por vender chipa, me parece que hubo un abuso. (En la terminal Quaranta) se mezcla lo que es privado y público. Tratamos de llegar a un acuerdo y no tuvimos una respuesta favorable de la empresa, ellos dicen que van a manejarse (como quieren)”, advirtió apuntando contra Servicios Urbanos SA, empresa del Grupo Zbikoski, uno de los principales aportantes de las campañas del partido de la Renovación.

Leé también:

Caso chipera: denuncian a la Policía por abuso de autoridad

jmm.

Comentarios