Posadas

“Hace 4 años que denuncio corrupción con las licencias”

cargando anuncio

Lo dijo el peón de taxi, Julio Escribano, quien reveló que desde 2014, viene denunciando la compra venta en negro de licencias de taxis y remises en Posadas, que ascienden a los 300 y 200 mil pesos por licencia, respectivamente. Para Escribano, todos los desmanejos con las licencias y el dinero negro que pagan los peones, inciden en la tarifa y perjudican al usuario. Apuntó contra las autoridades municipales, los ediles y la defensoría del pueblo, por presunta connivencia con un negocio millonario.

“Hace 4 años que denuncio corrupción con las licencias”

Lo dijo el peón de taxi, Julio Escribano, quien reveló que desde 2014, viene denunciando la compra venta en negro de licencias de taxis y remises en Posadas, que ascienden a los 300 y 200 mil pesos por licencia, respectivamente. Para Escribano, todos los desmanejos con las licencias y el dinero negro que pagan los peones, inciden en la tarifa y perjudican al usuario. Apuntó contra las autoridades municipales, los ediles y la defensoría del pueblo, por presunta connivencia con un negocio millonario.POSADAS. Una fuerte denuncia por presunta “corrupción” en la compra y venta de licencias de taxis y remises resonó este lunes en Posadas, en la boca del peón de taxis, Julio Escribano, quien aseguró a MisionesCuatro que desde 2014 viene denunciando esto ante el Concejo Deliberante, las autoridades municipales y la Defensoría del Pueblo.

Según Escribano, la entrega irregular de licencias es manejada por 4, 5 o 6 personas, que tienen llegada al poder político local. Además, según ponderó, las irregularidades con este tema y con los pagos que hacen los peones a los dueños de las licencias, encarece y perjudica el servicio y a los usuarios.

Escribano aseguró que hay corrupción en la compra-venta de licencias de taxis y remises en el mercado negro, al tiempo que recordó que “a los dueños, (los peones) les damos 300 mil pesos por año y no tenemos una factura. Eso hay que multiplicarlo por 1500 vehículos (del parque vial de taxis y remises posadeños)”, remarcó.

Por el “derecho de uso de GPS o radio, son 60 mil pesos por año (por 1500 vehículos). Tenemos que trabajar bajo relación de dependencia pero trabajamos como monotributistas, que implican otros 20 mil pesos por año (en perjuicio de los peones). Todos estos desmanejos influyen en la tarifa y en el servicio, que es cada vez peor”, advirtió.

“Los más perjudicados somos los que generamos la riqueza (los peones) y los que usan el servicio de taxi”, opinó Escribano.Consultado por la compra venta de licencias en el mercado negro, Escribano insistió en que las irregularidades son muy evidentes y en esta línea, apuntó al cuestionado Secretario de Gobierno Fabián Florentín. Que le avisen que hay personas de 80 años que son utilizados como testaferros”, fustigó el peón.

¿Licencias de entre 200 y 300 mil pesos en el mercado negro?

“La licencia de taxis se paga $ 300 mil y la de remises $200 mil”, subrayó Escribano, poniendo de relieve que las licencias, llegan a cuadruplicar el valor de los automóviles. “Todo ese costo de la corrupción se traslada a los precios”, enfatizó.

De acuerdo con sus cálculos, un peón de taxis debe trabajar 12 horas por día para recaudar 2000 pesos por día, sólo para cumplir con el alquiler y los insumos. En consecuencia, debe trabajar otras tres horas diarias como mínimo, para poder llevar algo de dinero a su casa.

“Son 800 pesos por día a las agencias de venta de combustible, más de 900 del alquiler del vehículo y, más dinero por el uso del GPS. Son 2 mil pesos por día de piso. Son 15 horas de trabajo. Eso es todos los días. Es explotación laboral encubierta desde el municipio”, denunció.

En esta línea, Escribano cargó contra la concejala renovadora Natalia Jiménez, porque presentó un proyecto para que los remiseros colaboren para erradicar la trata de personas, cuando los peones mismos, están sujetos a condiciones de explotación laboral, que podrían verse como. “No sé en qué podemos colaborar en la prevención de la Trata”, lanzó.

“Hace 4 años que vengo denunciando la corrupción (con las licencias de taxis y remises), en las audiencias y la comisión de transporte (del Concejo Deliberante). Al defensor del Pueblo (Alberto Penayo) lo comprometí para que verifique la compra venta de licencias en el mercado negro. No pasó absolutamente nada. Como no tengo incidencia política, tengo que recurrir a los medios”, sentenció el peón.

jmm.

Comentarios