Posadas

Hacen fila para recibir un plato de comida en Posadas

cargando anuncio

La cruda imagen ocurre tres veces por semana en el comedor y merendero “Lapachitos”, que asiste a unas 180 familias en el barrio Los Lapachitos, al sur de la capital misionera. En las últimas semanas, unas 20 familias más se acercan al lugar para poder alimentarse. “Aumentó mucho la demanda, hay muchos chicos con bajo peso”, advirtió la encargada en diálogo con MisionesCuatro.

Compartir
Compartir articulo
Hacen fila para recibir un plato de comida en Posadas

[vc_row][vc_column][vc_column_text]La cruda imagen ocurre tres veces por semana en el comedor y merendero “Lapachitos”, que asiste a unas 180 familias en el barrio Los Lapachitos, al sur de la capital misionera. En las últimas semanas, unas 20 familias más se acercan al lugar para poder alimentarse. “Aumentó mucho la demanda, hay muchos chicos con bajo peso”, advirtió la encargada en diálogo con MisionesCuatro.[/vc_column_text][vc_column_text]POSADAS. En el barrio Los Lapachitos, en el sur de la capital misionera, se observan colas de personas esperando por un plato de comida, la única forma de alimentarse a raíz de la grave crisis económica y laboral que golpea a la provincia.

“Hay más demanda de comenzales. No hay trabajo y hay más chicos con bajo peso. Tratamos que el plato de comida alcance para todos”, dijo Amelia González, la encargada del comedor y merendero Lapachito, ubicado en la casa 215 de la calle 146.

González reveló que actualmente, el comedor asiste a 180 familias, pero en las últimas semanas, otras 20 se están acercando para alimentarse, con lo que se habría llegado a las 200 familias asistidas, tres días a la semana –lunes, miércoles y viernes.

La encargada del comedor señaló por otra parte, que en el barrio tienen una sola canilla pública común, se redujo la presión por lo que ahora, se observa que las familias se acercan antes y hacen filas de hasta media hora para poder recibir comida.

González brindó su teléfono (el 37648358) para recibir donaciones –en especial de víveres secos, no precederos.

En tanto que una mujer que esperaba su ración de alimento, contó que con el comedor, se alimentan los cinco integrantes de su familia y “a veces alcanza y a veces no, pero se sobrevive. No hay otra cosa que hacer”, se lamentó.[/vc_column_text][vc_facebook type=”button_count”][vc_tweetmeme][vc_column_text]

jmm.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Comentarios