Posadas

Rajimón dijo que “es difícil dividir las aulas” para separar a las víctimas de sus agresores

cargando anuncio

El rector de la institución manifestó que se tomarán medidas severas para sancionar a los acusados. Además, manifestó que la inclusión de la ESI en el colegio “es necesaria, urgente e importante”.

Compartir
Compartir articulo
Rajimón dijo que “es difícil dividir las aulas” para separar a las víctimas de sus agresores

POSADAS. Luego del escándalo que se suscitó ayer jueves en el colegio Roque González de la capital provincial, en el que las alumnas de la institución se manifestaron solicitando medidas disciplinarias para los compañeros y denunciaron acoso sexual; el rector de la institución, el Padre Juan Rajimón anticipó que se tomarán “medidas severas”, aunque hasta el momento los alumnos continuarían compartiendo el aula, ya que aseguró “no es fácil” hacer cambios de forma inmediata.

“Lamentamos mucho lo que ocurrió, que no condice con el alumnado del colegio. Nos duele y estamos muy preocupados”, expresó al respecto. Al mismo tiempo contó que apenas se tomó conocimiento de lo ocurrido esta semana, y desde ahí se comenzó a abordar el tema junto con el equipo de apoyo pedagógico de la institución.

En ese sentido, reveló que las “medidas disciplinarias severas” serán informadas a los tutores de los alumnos involucrados, aunque no dio precisiones sobre cuáles serán, para preservar a los menores. Además, remarcó que el colegio realiza un trabajo de contención con las alumnas, y posteriormente se abordará la problemática de forma grupal, entendiendo que existe un problema en el alumnado.

Es una situación que nos compromete a todos, como una sociedad adulta debemos ver cómo podemos lograr una juventud más sana”, expresó. Asimismo, sostuvo que los puntos primordiales que se aplican para el caso son el resguardo a los menores de edad y además se evita caer en una revictimización de las alumnas.

Respecto a la inclusión de la Educación Sexual Integral (ESI) en el colegio manifestó que “es necesaria, urgente e importante” y contó que se imparte clases sobre este tema en todos los cursos.

Pero más allá del accionar relatado por el rector de la institución, alegó desconocer la situación actual de las alumnas víctimas y los presuntos agresores dentro de la institución, incluso no supo contestar si seguían compartiendo el aula y señaló que es “muy difícil” hacer una división de los cursos.

Por otro lado, aclaró que las alumnas no serán sancionadas por participar de la “sentada” realizada el jueves.

Comentarios