Provinciales

Advierten que la falta de guardias pediátricas, es un problema de Estado

cargando anuncio

El pediatra Manuel Riera, Director Médico del Sanatorio Boratti, apuntó a la falta de vocación de las nuevas generaciones de médicos, que optan por especializarse en disciplinas más rentables y de menor demanda. Pero aclaró que hay pediatras suficientes para que no falten guardias.

Advierten que la falta de guardias pediátricas, es un problema de Estado

El pediatra Manuel Riera, Director Médico del Sanatorio Boratti, apuntó a la falta de vocación de las nuevas generaciones de médicos, que optan por especializarse en disciplinas más rentables y de menor demanda. Pero aclaró que no es un problema de honorarios y que hay pediatras suficientes para que no falten guardias como ocurrió el fin de semana pasado en Posadas.POSADAS. La carencia de médicos pediatras en Posadas devino en una situación crítica para la capital misionera, donde este fin de semana, no hubo guardias pediátricas según denunciaron numerosos damnificados. MisionesCuatro consultó a l Director Médico del Sanatorio Boratti, el pediatra Manuel Riera, quien advirtió que la falta de guardias pediátricas “es un problema de Estado”. Aunque aclaró que, desde su óptica, no se trata de un problema de remuneración, sino de falta de vocación por parte de los nuevos profesionales. De todas formas, remarcó que con los números que maneja –habría unos 225 pediatras en toda la provincia- debería alcanzar para cubrir las guardias en la ciudad más poblada de la provincia.

“Se da una situación tremendamente compleja. Hace 4-5 años que damos vuelta sobre lo mismo”, dijo Riera a MisionesCuatro, calificando la falta de profesionales en pediatría, un problema político, socio-económico, generacional.

El director reveló que cuando comenzaron a realizar guardias pediátricas, hace 25 años atrás, unos cinco pediatras cubrían la demanda y cobraban por consulta. “Eso cambió por varios motivos. Primero el Colegio de Médicos, limitó los horarios de las guardias, lo que me parece bien, para que no sean de más de 12 horas corridas. El problema es la escasez de recursos humanos”, aseguró el galeno, recordando que en un principio, hubo una “estampida” de médicos misioneros tomando empleos en Brasil.

“Hoy (el Sanatorio Boratti) paga la guardia de 24 horas (desdobladas), 6700 pesos por guardia. Si es sábado y domingo o feriado 7200. Así que un pediatra nuevo, haciendo cinco guardias en el mes, está consiguiendo entre 30 y 36 mil pesos por mes (de sueldo). Yo hace 35 años que soy pediatra y trabajo en consultorio de 14 a 22 y no saco 36 mil pesos mensuales”, remarcó el director, poniendo de relieve que los salarios no son malos en la especialidad. De todas maneras, “faltan de recursos humanos” y en el Boratti “tenemos cinco pediatras en condiciones de hacer guardia. Haciendo todo este esfuerzo (salarial) logramos que hagan guardia de 8 de la mañana a 20-21”, contó Riera, indicando que no tienen guardias pediátricas todos los fines de semana, porque dependen de que los médicos puedan cubrir esos turnos.

Poniendo de relieve el cambio de época, Riera indicó que décadas atrás, la residencia pediátrica de Posadas era considerada “la segunda mejor del país” y cuando él concursó el cargo, “había seis vacantes y se presentaron 24 postulantes”.

“Ahora en Abril se concursa una residencia pediátrica en la UCAMIS (Universidad Católica de las Misiones), había 14 vacantes y se presentaron 4 postulantes”, detalló Riera.

Para el médico, las nuevas generaciones de médicos se niegan a especializarse en Pediatría por la alta demanda laboral –las emergencias no tienen horario- y porque otras especialidades son muchísimo más rentables. “Hay que trabajar, poner el lomo. Pediatría, obstetricia, medicina clínica implican mucho trabajo. Pese a las buenas remuneraciones, los médicos que van a tener una residencia prefieren invertir en una especialidad que les reditúe”, comentó Riera, señalando entre las más rentables, la neurocirugía, entre otros.

No obstante, Riera precisó que de acuerdo con los números que maneja, hay pediatras suficientes como para que no falten guardias como ocurrió el pasado fin de semana en Posadas, donde ni siquiera había pediatras de guardia en el Hospital Pediátrico Fernando Barreyro. “La última cantidad que tenía es de 225 pediatras en la provincia. Tendrían que sobrar (pediatras)”, dijo Riera, quien apuntó a la falta de vocación y compromiso de los nuevos profesionales. “Es entendible que quieran trabajar de 9 a 12 y de 16 a 20 hs., ahora, no es lo que se hacía 15 o 20 años atrás. A nosotros nos sacaban del cine para atender pacientes”, remarcó.

“Pasa mucho por la falta de vocación”, dijo Riera, que admitió que se pueden pensar en formas para incentivar las guardias pediátricas.

“Hay que reconocer que el sueldo de residencia no es el mejor. Pero llegamos a ofrecer una especie de beca y como contraprestación que se comprometan a hacer 2 años de guardia donde sea, y que cobren lo que corresponde. Pero una buena obra social te paga 300 pesos (por una consulta pediátrica). Ahora, por una buena anestesia de una hora de trabajo, cobre 7-8 mil pesos. Y una neurocirugía se cobra 20 mil pesos”, graficó el médico, poniendo de relieve la distorsión salarial entre las especialidades médicas, uno de los motivos que desalientan la formación en pediatría.

Finalmente, el especialista enfatizó que el problema de la falta de pediatras es “muy complejo” y “debe haber un trabajo de conjunto. La Salud Pública es un problema de Estado. Tienen que juntarse la salud pública y la privada y encontrar la alternativa. Y darle una solución a las madres. El hospital está colapsado. Ponen toda la buena voluntad pero no pueden atajar todos los penales”, sentenció Riera.JMM.

Comentarios