Provinciales

Como el gobierno nacional, Agulla minimizó el paro del #6A

cargando anuncio

El Ministro de Trabajo Juan Carlos Agulla opinó que en el sector público provincial, “la incidencia fue casi nula”, y remarcó que hubo comercios abiertos y actividad en las escuelas privadas. El Ministro no descartó descuentos a los docentes que pararon este 6 de Abril.

Como el gobierno nacional, Agulla minimizó el paro del #6A

El Ministro de Trabajo Juan Carlos Agulla opinó que en el sector público provincial, “la incidencia fue casi nula”, y remarcó que hubo comercios abiertos y actividad en las escuelas privadas. El Ministro no descartó descuentos a los docentes que pararon el #6A.POSADAS. La posición del Ministro de Trabajo Juan Carlos Agulla fue un calco exacto de su par de Nación, Jorge Triaca, quien relativizó el impacto del paro de la CGT y las CTA del 6 de Abril, señalando que “se hizo sentir en los lugares en los que no hubo transporte”. Para Agulla, “en el sector público provincial, la incidencia fue mínima y casi nula” y también hubo actividad en comercios y colegios privados, aunque el nivel de ausentismo de los alumnos fue alto por el paro del transporte públicos. El Ministro no descartó descuentos a los docentes que pararon este 6 de Abril, aunque habló de “ser cuidadosos y criteriosos” en la aplicación de sanciones contra el derecho constitucional a la huelga.

“Mucha gente vino a trabajar en la administración central y en muchos organismos descentralizados”, dijo Agulla a MisionesCuatro, al tiempo que remarcó que la incidencia fue casi nula en el sector público provincial.

“En el ámbito docente, se observó un altísimo nivel de acatamiento. En el sector privado, muchos fueron a sus lugares de trabajo, pero hubo pocos alumnos por la falta de transporte”, evaluó el ministro sobre la incidencia del paro nacional, en el que la CGT dispuso no llevar a cabo movilizaciones. “Hubo muchos comercios abiertos y empleados trabajando”, resaltó Agulla sobre la baja adhesión al paro lanzado por el Centro de Empleados de Comercio que conduce el dirigente renovador, Benigno Gómez.

Consultado sobre el conflicto docente que sigue latente en Misiones, el Ministro se negó a brindar alguna explicación respecto de sus motivos para no citar a conciliación obligatoria entre la patronal provincial y el FUTE (Frente Unido de Trabajadores de la Educación) “Somos respetuosos respecto de las opiniones y la responsabilidades de cada representación sindical. Nos parece razonable. Esta apertura a escuchar (al FUTE) es una decisión acertada. Para nosotros la herramienta principal siempre es el diálogo”, expresó el funcionario, ponderando la apertura de una mesa de negociación entre el FUTE y el Gobierno, a casi dos meses del inicio del conflicto con el frente educativo misionero.

“Somos un organismo de aplicación y aguardamos esa convocatoria de las partes para participar de los conflictos”, dijo Agulla, sin mencionar los motivos por los que no convocó a conciliación obligatoria entre el FUTE y la patronal estatal, lo que habría evitado semanas de paro, marchas y hasta huelgas de hambre de los docentes que reclamaban una instancia de diálogo para discutir su propuesta de un incremento del 35% del salario, con un básico de 5.000 pesos. Cabe acotar que desde el FUTE han solicitado la intervención del cuestionado Ministerio de Trabajo de la provincia, sin éxito.

En cuanto a los posibles descuentos que el gobierno provincial podría aplicar contra los trabajadores estatales –en particular a los docentes- que ejercieron su derecho a huelga este 6 de abril, Agulla se mostró elíptico y dijo:Hemos sugerido que es una cuestión que se debe tratar con mucho cuidado, en atención al ejercicio de un derecho que tiene fundamento constitucional y a la necesidad de ser muy precisos en ocasión de tomar una determinación que pueda afectar los derechos de los trabajadores”, manifestó.

Admitiendo que los descuentos agravarían el conflicto docente aún abierto porque ni el FUTE –que integran ATE Docentes, MPL, Semab, Udnam y UTEM- ni UDA, Sadop y Amet aceptaron el aumento del 18% pactado con el sindicato patronal UDPM, Agulla consideró:Tenemos que ser muy cuidadosos y criteriosos en una decisión que pueda afectar los derechos de los trabajadores. Tiene que haber un fundamento muy claro y cada decisión debe tener suficiente acreditación, sostuvo, sin dejar en claro si la provincia va a descontar o no el día no trabajado del 6 de Abril.

Este es un tema escabroso para el oficialismo, porque la provincia viene aplicando desde hace años, descuentos a los días de paro –violando el derecho constitucional de los docentes a hacer huelgas-, pero este 6 de Abril, el sindicato renovador UDPM que conduce Stella Leverberg, también se plegó a la medida. Lógicamente, los descuentos ilegales siempre se aplicaron contra los docentes de los sindicatos no alineados al oficialismo que realizaban huelgas. El presente escenario es inédito –de hecho los paros de UDPM y de la kirchnerista Leverberg comenzaron a darse con el gobierno de Mauricio Macri– y la provincia deberá optar por no aplicar descuentos por la huelga del #6ª; aplicar descuentos a todos los docentes –incluidos los renovadores de la agrupación renovadora Adomis que controlan UDPM- y aplicar descuentos selectivos, únicamente a los docentes que hicieron paro pero no pertenecen al sindicato ultraoficialista.

No aplicar descuentos dejaría al gobierno provincial expuesto: sería incongruente respecto de lo que han venido haciendo –aunque los días descontados son reintegrados tras acciones judiciales de los damnificados y sus organizaciones- y por otra parte, dejarían en claro que avalan el paro de UDPM contra el gobierno nacional. Aplicar los descuentos en forma indiscriminada, afectaría a los intereses de los renovadores dentro de UDPM. Y, por otra parte, implementar descuentos selectivos –maniobra que ya han aplicado en el pasado-, sería un acto de discriminación del gobierno provincial, que castigaría a algunos docentes que se sumaron al #6A y a otros no.Oxt.

Comentarios