Provinciales

Agulla y Villalba, garantes de la precarización en Salud

cargando anuncio

El Ministro de Salud, Walter Villalba es el responsable político del continuo reemplazo de trabajadores de planta por contratados sin estabilidad del Parque de la Salud, pero además, ha promovido unas 15 formas diferentes de precarización laboral en su cartera, con la anuencia y complicidad del ministro de Trabajo, acaso el funcionario de peor imagen en el Gabinete de Hugo Passalacqua.

Agulla y Villalba, garantes de la precarización en Salud

El Ministro de Salud, Walter Villalba es el responsable político del continuo reemplazo de trabajadores de planta por contratados sin estabilidad del Parque de la Salud, pero además, ha promovido unas 15 formas diferentes de precarización laboral en su cartera, con la anuencia y complicidad del ministro de Trabajo, acaso el funcionario de peor imagen en el Gabinete de Hugo Passalacqua.POSADAS. El grave conflicto salarial y laboral que se vive en Misiones en el área de Salud Pública, ubica a los ministros Walter Villalba (MSP) y Juan Carlos Agulla (Trabajo), como los principales responsables de un proceso de precarización y hasta vaciamiento de recursos humanos en una de las áreas pilares de toda administración pública.

Villalba está señalado como el responsable del continuo reemplazo de cargos de planta en Salud Pública –debido a las jubilaciones y fallecimientos- con contratados precarizados en el Parque de la Salud. Asimismo, según un análisis de la CTA Autónoma, se detectaron no menos de 15 mecanismos distintos para precarizar los recursos humanos en el área.

Por su parte, Agulla es cómplice de esta situación, porque no sanciona prácticas contrarias a la ley laboral en el área de la Salud –y por decantación, en todo el Estado misionero-, y permite toda forma de violación de derechos laborales, pese a presentarse a sí mismo como un funcionario que propende el diálogo entre empleados y patronal.

Según fuentes consultadas, esta historia del avance de la precarización en Salud Pública, arranca allá por 2010, cuando se sancionó la ley que crea la fundación del Parque de la Salud. En sus orígenes, este órgano estaba pensado para agilizar el uso de recursos en un área muy sensible, en la que, en determinadas coyunturas, se necesitan recursos con celeridad.

“En vez de modernizar la normativa que regula el uso de recursos en Salud Pública, crearon el Parque, que en sus orígenes no incluía nada sobre el manejo de personal, más que un párrafo en el que se habla de la necesidad de Sustentabilidad de Recursos Humanos”, expresó una fuente de la CTA, consultada sobre el proceso de precarización y vaciamiento de personal estable en Salud Pública.

Basados en la sustentabilidad de recursos humanos, en octubre del 2014, se aprueba el Presupuesto 2015 con un artículo añadido en las últimas 24 horas previas a la votación. “incorpórase como último párrafo el Artículo 13 de la Ley XVII – Nro. 70 el siguiente texto: ‘Autorízase al Parque de la Salud (…) contratar personal temporario con relación de dependencia (…)”.

Este artículo, que no fue objetado por los legisladores provinciales, fue el puntapié inicial al proceso de reemplazo de trabajadores de planta por contratos precarios, que en el mejor de los casos, se extienden por un año. En el Parque de la Salud, los trabajadores pueden ser despedidos en cualquier momento y sin derecho a indemnización, según consta en los contratos a los que accedió este medio.

Un convenio de 2015, que disparó la precarización

Pero hay más. Con el aval en el Presupuesto provincial, en marzo del 2015, el entonces Ministro de Salud, Oscar Herrera Ahuad, firma un convenio de cooperación (el 401 – 15), con el presidente del Parque de la Salud, Daniel Hassan y con el Subrogante legal de la Gerencia Asistencial del Hospital de Agudos Ramón Madariaga, a la sazón, Walter Villalba.

Este convenio de cooperación dispone que la fundación del Parque de la Salud, “prestará cooperación para la provisión temporaria y específica de recursos humanos a hospitales y centros asistenciales dependientes del Ministerio de Salud (…)”. Así, con este convenio al que no se le dio difusión pública, el Ministerio –desde diciembre del 2015, en manos de Villalba- puede suplir las vacantes que se van produciendo en el ministerio –por jubilaciones, renuncias o fallecimientos- con contratados del Parque.

Cabe destacar que ese convenio prevé que la medida sea sólo temporaria, hasta tanto el Ministerio de Salud cuente “con recursos humanos propios y suficientes” para hacer frente a la demanda.

Sin embargo, desde entonces, y con la anuencia de los ministros Villalba y Agulla, se fue incrementando la cantidad de contratados del Parque de la Salud y disminuyendo el número de cargos de planta.El convenio entre el MSP y el Parque de la Salud, no se hizo público. Recién en 2016, un año después de la firma del convenio, los referentes y delegados de ATE y CTA en Salud, empiezan a darse cuenta de la maniobra, a través de los contratos en la fundación que preside Hassan. Es que estos contratos, además de las múltiples oscuridades que encierran –por ejemplo, no definen la remuneración del contratado-, hacen mención a ese acuerdo de Marzo del 2015.

Cuando los referentes sindicales solicitan este convenio, en Salud Pública, se niegan a entregarlo, señalando que no se encuentra en los archivos del MSP. Sin embargo, alguien logró hacer copias del convenio, desnudando la maniobra pergeñada desde por lo menos, mediados del 2014.

El beneficio desde la óptica patronal, de estos reemplazos, es obvio: los contratados precarizados pueden ser presionados para que no se sumen a ningún reclamo, huelga o movilización en reclamo de sus derechos. A diferencia de los trabajadores de planta, que al ser cargos estables, gozan de una serie de derechos, entre los que no es menor, el derecho a agremiación y el derecho a huelga.

Aquí entra a tallar la figura de Agulla, porque es el ministro que se niega a intervenir en todas las múltiples denuncias por violación de derechos laborales y precarización en Salud Pública.

Según las fuentes, de las 15 formas de precarización laboral en Salud Pública, la del Parque de la Salud es la de más peso, pues, de los más de 4.000 empleados precarizados, entre 2.500 y 3.000 fueron contratados por esta fundación. Además, existen en la actualidad, unos 1.000 becarios de distintos programas nacionales y provinciales, que engrosan el conjunto de los trabajadores precarizados en Salud Pública.

Al menos 15 vías de precarización laboral

Entre las formas de precarización detectadas en Salud Pública, con la complicidad de los ministros Villalba y Agulla, podemos mencionar, siguiendo la investigación de la CTA a los contratados de:

*Parque de la Salud,

*programa federal Incluir Salud

*sistema solidario

*monotributistas (por ejemplo, en los servicios tercerizados de limpieza y seguridad de los hospitales)

*contratados por arancelamiento

*los becarios de CAPS

*los pasantes del LACMI (Laboratorio de Alta Complejidad de Misiones)

*contratados del programa SUMAR

*contratados de guardias profesionales

*contratado del programa Médicos Comunitarios

*contratados de las guardias técnicas

*contratados por los municipios

*contratados semestrales por cooperadoras de hospitales

*contratados por el programa de funciones esenciales

“En el Samic de Eldorado, hay 147 trabajadores que cobran por guardias que hicieron otras persona”, denunciaron las fuentes consultadas, sobre un grotesco caso de trabajadores “NN” (NN- laboral) que está siendo avalado por los ministros Villalba y Agulla.

Desde luego, Juan Carlos Agulla, es el garante de todas las violaciones laborales que lleva adelante el Estado misionero. Llegando a extremos como no intervenir en los casos en los que trabajadores precarizados de empresas tercerizadas de hospitales, que no cobran por meses y perciben sueldos por debajo de la línea de la indigencia. Pero la maniobra se inició mucho antes, con el conocimiento pleno y la participación de otros funcionarios de mayor peso dentro del partido de la Renovación y la Concordia Social.

Comentarios