Provinciales

Un funcionario fue acusado de violar niñas a cambio de comida en Puerto Libertad

Sandro Gabriel López, fue acusado de grooming y abuso sexual. Mientras tanto, el intendente Fernando Ferreira se mantiene en silencio.

Un funcionario fue acusado de violar niñas a cambio de comida en Puerto Libertad

PUERTO LIBERTAD. Mientras continúa preso Sandro Gabriel López, funcionario de la municipalidad de Puerto Libertad, acusado de grooming y abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una niña de 14 años, el intendente de la comuna, el renovador Fernando Ferreira, optó por no hablar públicamente del caso. Y la madre de la víctima le recordó a Ferreira que “es responsabilidad suya cuidar de los más vulnerables”. al tiempo que le reclamó “que defienda a las niñas y sus familias”.

Luego de abstenerse de declarar, el empleado municipal de 43 años fue imputado por “grooming y abuso sexual con acceso carnal”. Lo detuvieron el pasado miércoles, tras estar varios días prófugo. López se entregó ante la Comisaría de la Mujer de Puerto Esperanza, acompañado por su abogada y fue trasladado ante el juez de Instrucción 3 de Puerto Iguazú, Martín Brites. Se negó a declarar quedó detenido. El juez le denegó la excarcelación, al considerar que podría evadir la justicia o entorpecer la investigación.

La Policía inició la investigación tras la denuncia que radicó a mediados de Abril, la madre de las víctimas, una mujer domiciliada en la citada comuna de Puerto Libertad.

En el marco de la causa, la policía secuestró una computadora y un monitor de la casa del acusado. Fue el sábado 24 de abril, cuando buscaron a López en su vivienda. El funcionario estaba de licencia en el municipio y no lo encontraron en su vivienda.

Según trascendió, López citaba a través de redes sociales a niñas de 12 a 14 años, a quienes pedía favores sexuales a cambio de bolsones de comida o ayuda social para sus familias. Los abusos eran cometidos en el mismo despacho municipal donde en su interior contaba con un colchón. Así lo indicaría la denuncia.

Cómo descubrió el abuso sexual y el grooming

Días pasados, la mamá de una de las que podrían ser varias víctimas, encontró mensajes de Facebook donde López pedía insistentemente fotos eróticas a su hija de 14 años. Cuando vio esto, sorprendida, la mujer interrogó a la niña, quien en estado de shock no pudo hablar. 

Tras unos días a la mamá, la llamaron desde la comisaría donde informaron que su hija denunció al funcionario Sandro Gabriel López, por abusar sexualmente de ella cuando tenía 12 años de edad. Y, de acuerdo a la denuncia, durante todo este tiempo –dos años- fue extorsionada a cambio de su silencio. Así, la víctima calló producto del miedo. Es que, según reveló la víctima, López la amedrentaba.

La oficina de violencia de género de la localidad de Esperanza tomó la denuncia. Pero hasta el momento, ningún funcionario provincial o municipal, ni mucho menos el intendente Ferreira, se comunicó con la denunciante.

Según pudo saber este medio, la denunciante reveló que su hija le cuenta que hay muchas menores que fueron víctimas de este pedófilo. Sin embargo, aún temen hablar por miedo que les quiten la ayuda social a sus familias.

El pedido de la madre de la víctima al intendente Ferreira

Ante el mutismo del intendente Ferreira, la denunciante instó a los funcionarios municipales a tomar conciencia de la gravedad de los aberrantes crímenes sexuales del acusado.

De acuerdo con la denuncia, López hacía cosas atroces en las narices de muchas personas. Incluso se jactaba ante otros empleados “y nadie habló quizás por miedo a perder su trabajo, pero eran niñas” recalcó la madre de la víctima. Además, la mujer pidió “a la buena gente que sé que hay en Libertad, no callemos más. Porque estoy segura que podemos lograr que se haga justicia. Pero es necesaria la verdad”, expresó.

“Desde el intendente al portero todos somos responsables del final de esta terrible historia. La verdad tiene que salir a luz y ya nadie puede ser cómplice de un pedófilo”, sentenció la madre de la víctima.

Y, en diálogo con MisionesCuatro, insistió en que “es responsabilidad del intendente Ferreira, cuidar de los más vulnerables. Queremos que defienda a las niñas y sus familias. Necesitamos de su apoyo y de su honorabilidad. Juntos debemos buscar la verdad”, sentenció la mujer, dirigiéndose al alcalde.

Comentarios