Provinciales

Alertan que el STJ se encamina a un nuevo escándalo jurídico

cargando anuncio

A poco más de 2 meses del fallo de la Corte que absolvió a Cristina Vázquez y marcó las graves irregularidades de la causa, el STJ vuelve a fallar violentando las garantías constitucionales del debido proceso, del derecho a defensa y la preclusión.

Alertan que el STJ se encamina a un nuevo escándalo jurídico

POSADAS. En una nueva muestra de desprecio del derecho y atropello a las garantías, el Superior Tribunal de Justicia decidió anular el fallo dictado en el caso   “Aguirre Victoria Elizabeth; Lovera Rolando Emilio S/ Homicidio Calificado Por Haber Sido Cometido Contra Su Descendiente Y Homicidio”, ordenando al tribunal del origen dictar una nueva sentencia de acuerdo a la valoración de la prueba que realizan los ministros del STJ.

Así lo advirtieron desde Equipo Misionero de Derechos Humanos, Justicia y Género, a través de un durísimo documento en el que vinculan este nuevo fallo del STJ con el que emitieran décadas atrás por el caso Ersélide Dávalos, dejado sin efecto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, este año.

El fallo del STJ que anula la sentencia del Tribunal de origen fue dividido. De los 9 miembros 7 votaron la postura expresada por la ministra Rosanna Pía Venchiarutti. En tanto la Dra. Cristina Leiva y Jorge Rojas argumentaron a favor de desestimar los recursos presentados tanto por la Fiscal Estela Salguero de Alarcón como por el defensor de Rolando Lovera, Abogado Martín Moreira. 

El planteo de los defensores

El Dr. Eduardo Paredes, uno de los abogados defensores de Victoria Aguirre, explicó de qué se trata la maniobra del STJ

“El Superior reanalizó la prueba y manda al Tribunal de Origen, una nueva sentencia de acuerdo a lo que dice la Ministra Venchiarutti que es condenarla a Victoria”, sostuvo Paredes, aclarando que el Tribunal que intervino en la causa deberá atenerse a la valoración de la prueba realizada por el Superior, dejando a los acusados sin derecho a defensa.

El abogado explicó que de ser cierto que hubiera irregularidades en el juicio, lo que correspondería es la anulación del mismo y la realización de uno nuevo.

Sin embargo, ello chocaría con el principio de que ninguna persona puede ser juzgada dos veces por la misma causa, por lo que el Superior realiza esta maniobra que tiene como único objetivo dar por tierra la absolución de Victoria Aguirre y condenarla por el delito de homicidio agravado por el vínculo de su hija Selene Aguirre.

Críticas del Equipo Misionero de DDHH, Justicia y Género

Desde el Equipo Misionero de Derechos Humanos, Justicia y Género, consideraron que esta resolución del STJ “es una reafirmación de las irregularidades que ya señaló la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo que absolvió a Cristina Vázquez, mostrando una vez más la peligrosidad de las decisiones que toma o avala apartándose de las leyes vigentes y de las garantías constitucionales que debe respetar”. 

“Es un absurdo jurídico que dará lugar a un nuevo juicio encubierto, porque si bien ordena se dicte una nueva sentencia con las pruebas producidas en el juicio y en la instrucción para con ello evitar caer en el doble juzgamiento prohibido por la Constitución, al mismo tiempo remite la causa al Agente Fiscal para la investigación y esclarecimiento del hecho, lo que implica la posibilidad de nuevas pruebas”, plantearon desde el espacio.

“Esto daría lugar a un nuevo juicio encubierto en el que los acusados no tendrían derecho a defensa”, adviertió la Dra. Roxana Rivas, también defensora de Victoria Aguirre.

Ante esta gravísima resolución, tanto Paredes como Rivas, anticiparon que se presentará un recurso extraordinario ante el Superior Tribunal de Justicia rechazando en todos sus términos este fallo y de ser necesario se llagará a la Corte Suprema de Justicia para defender la absolución.  

Cuestionamientos al STJ por la causa Cristina Vázquez

El recientemente formado Equipo Misionero de Derechos Humanos, Justicia y Género también se pronunció remarcando que “estamos ante una nueva arbitrariedad del Superior Tribunal de Justicia, que se encamina a consumar una nueva injusticia. Todavía estamos esperando las explicaciones y por lo menos una autocrítica, tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia en la causa Cristina Vázquez, que desnudó una vez más el accionar arbitrario y hasta ilegal que sostuvo las prisiones de Cristina y Rojas aun siendo ambas inocentes. 

Asimismo, quedamos a la espera de la respuesta del Tribunal que dictó la sentencia, el cual fue desautorizado por el STJ al atribuírsele haberse dejado presionar por el movimiento feminista y las organizaciones que se manifestaron contra los criterios patriarcales y clasistas de la Justicia misionera, en lo que constituye un claro mensaje de disciplinamiento tanto para el Tribunal como para el movimiento de mujeres.

Comentarios