“Los alumnos de privadas, tampoco saben comprensión de textos o matemáticas”

Categorías: Provinciales.

Visibilidad: Lo Más Leído, Destacadas en Artículo individual, y Noticias Destacadas – Segundo Bloque.

Lo aseguró el especialista en Evaluación Educativa, Raúl Gamarra, que puso en entredicho las supuestas diferencias entre alumnos de escuelas públicas y privadas, de las pruebas “Aprender”. “Es muy odiosa la diferenciación que hizo el presidente Macri, pareciera que los responsables somos los docentes. La calidad educativa depende de la conducción educativa”, sentenció Gamarra. “El alumno de escuela pública de gestión privada tampoco sabe comprender textos o matemáticas, pero los preparan para las evaluaciones porque son cuestiones de márketing y el padre no va a enviar más al alumno si los resultados dan mal”, explicó el especialista

POSADAS. Tras conocerse los resultados de las Pruebas Aprender, que fueron utilizadas por el presidente Mauricio Macri para denostar la educación pública y ensalzar la privada, el especialista en Evaluación Educativa, Raúl Gamarra, puso en entredicho esos datos y aseguró que los alumnos de colegios privados, “tampoco saben comprender textos” o resolver problemas matemáticos. “El alumno de escuela pública de gestión privada tampoco sabe comprender textos o matemáticas, pero los preparan para las evaluaciones porque son cuestiones de marketing y el padre no va a enviar más al alumno si los resultados dan mal”, explicó el especialista, que señaló que la migración de alumnos a los colegios privados, no es por una supuesta mayor calidad educativa, sino porque hay menos paros y los establecimientos funcionan mejor como guarderías. Además, Gamarra advirtió que el presidente Macri “está muy mal asesorado” porque su discurso sobre los resultados de las Pruebas Aprender, parece culpar a los docentes por los resultados, en el marco de un severo conflicto salarial con su gobierno.

“Hace 30 años que hablamos de calidad educativa. Las pruebas mostraron la realidad. Lo malo es en el contexto en que lo hizo Macri, en el marco de una disputa (salarial). Pareciera que los responsables somos los docentes. Macri está muy mal asesorado en la forma de transmitir”, expresó el especialista Gamarra, quien consideró “odiosas” las diferenciaciones entre escuelas públicas de gestión pública y de gestión privada.

“Heredamos un país destruido y estamos en un momento en que la familia está en una crisis”, acotó Gamarra, quien aclaró que las escuelas privadas, también son públicas, pues el Estado las subvenciona cumpliendo con las garantías del derecho constitucional a la educación. “La escuela pública de gestión privada es pública. La gente no distingue eso”, remarcó Gamarra.

Por otra parte, el especialista en Evaluación Educativa insistió en que “la falta de calidad educativa, depende de la conducción educativa”, es decir, depende “de quien implementa los programas (educativos). Se evalúan los resultados y siempre recibieron los docentes todos los cuestionamientos”, subrayó el especialista, poniendo el foco en que se evalúan los resultados y no el proceso educativo.

Gamarra puso en entredicho las supuestas diferencias en el acceso a la educación enfatizadas por Macri, que puso de relieve los mejores resultados que obtuvieron los alumnos de las escuelas privadas. Para este especialista, no hay diferencias en “calidad educativa” entre las escuelas públicas de gestión pública y las de gestión privada. “Se nota la diferencia en que el docente (de los colegios privados) no falta y la ‘guardería’ funciona perfectamente. Porque los padres saben que tiene la guardería asegurada. La sociedad tiene que reconocer su falencia: se confunde Escuela con guardería”, sentenció el especialista, enfatizando en que “no existe el derecho a huelga en las escuelas privadas”.

“El alumno de escuela pública de gestión privada tampoco sabe comprender textos ni tampoco sabe matemáticas. Lo que pasa es que los preparan para las evaluaciones porque son cuestiones de marketing porque el padre no va a enviar más al alumno si no se dan los resultados esperados”, lanzó Gamarra, dando por tierra la idea sustentada por Macri y por gran parte de la sociedad, que apunta a que la formación en los colegios confesionales o los privados, es mejor que la de las escuelas públicas.

“Hacer ese tipo de diferenciación entre las escuelas públicas de gestión pública y las de gestión privada, me parece sumamente odioso, en este momento”, opinó Gamarra en obvia referencia a las declaraciones del presidente, subrayando las diferencias en los resultados de las Evaluaciones Aprender, entre alumnos de la escuela pública y de las privadas. “Enardece a los docentes. Y lo que es más grave es que ayer estaban todos reclamando lo mismo (reapertura de paritarias), pero hubo clases en las escuelas privadas, porque si no, los rajaban a todos (los docentes)”, puntualizó Gamarra, insistiendo en que “no hay derecho a huelga” en los colegios privados.

“Debido a la destrucción de la Escuela Pública por parte del Estado”, los padres enviaron a sus chicos a las escuelas privadas, “no por la calidad, sino porque en las guarderías, nadie falta y si alguien falta, se van (los docentes)”, remarcó el especialista, vinculando la ausencia de derechos laborales en los colegios privados con su crecimiento en términos de matricula. Al mismo tiempo, Gamarra puso en discusión la función social que cumple la escuela moderna: si sirve para el ascenso social a través de la formación, o al contrario, si cumple con la función de guardería y así, garantiza las condiciones de explotación de los trabajadores que, lógicamente, necesitan que alguien cuide a sus hijos mientras desarrollan su labor.

En esta línea, Gamarra insistió en el trabajo de los docentes que trabajan en escuelas públicas y en privadas. “No hay mejor calidad en las escuelas públicas de gestión privada. Yo comparo (la labor de las docentes) y las de gestión privada, da el doble de ejercicios (que la de la pública), pero el 30%, los alumnos lo hacen en su casa y el 70% restante, lo hacen sus padres en las casas”, remató.

Oxt.

Comentar