Provinciales

Angélica Ramírez “fue violada y tenía semen de tres hombres distintos”

cargando anuncio

Lo dijo Alberto Bourscheid, el hermano de Francisco, el condenado por el femicidio de la niña ocurrido en Puerto Rico, en un caso en el que la familia del acusado insiste en que hubo “pruebas plantadas” y un posible direccionamiento de la instrucción del ex Juez Éctor Acosta.

Angélica Ramírez “fue violada y tenía semen de tres hombres distintos”

Lo dijo Alberto Bourscheid, el hermano de Francisco, el condenado por el femicidio de la niña ocurrido en Puerto Rico, en un caso en el que la familia del acusado insiste en que hubo “pruebas plantadas” y un posible direccionamiento de la instrucción del ex Juez Éctor Acosta. Duras críticas de los Bourscheid al juez, a la ex fiscal y hoy ministra del STJ, Liliana Picazo y a la División de Delitos Complejos. POSADAS y PUERTO RICO. A seis años del femicidio de Angélica Ramírez, el hermano del panadero condenado, Francisco Bourscheid, insiste en su inocencia y advierte que la justicia no ha investigado en profundidad el caso. “La justicia miró para otro lado. Fueron muy parciales en la instrucción. Tenían que encontrar a un culpable por el terrible femicidio y lo encontraron a mi hermano. Pero podría haber sido cualquiera”, advirtió Alberto Bourscheid, quien insistió en que “le plantaron pruebas” a su hermano para condenarlo.

“Recogen una media huella de la zapatilla de Francisco. Pero tenemos todas las pericias que muestran que la huella fue plantada. Lo condenan con esa prueba fraguada”, sostuvo Bourscheid, añadiendo también que la prueba de la gota de sangre, bajo la zapatilla, también genera muchas dudas.

“Los peritos oficiales confirmaron que usó sus zapatillas para hacer el reparto del pan tras, supuestamente, cometer el femicidio. ¿Cómo puede ser que levanten una gota de sangre fresca, debajo de una zapatilla, cuando él había estado repartiendo pan?”, abundó.Francisco “nunca estuvo cerca del lugar del femicidio”, aseguró Alberto, añadiendo que fue incriminado porque estaba solo esa noche y no tenía nadie que pudiera confirmar una coartada. “Estuvo muy solo, si hubiera estado con alguien (tendría una coartada)”, añadió.

Para la familia del panadero, la causa fue direccionada y Alberto apuntó a los policías de la Dirección de Delitos Complejos. “Fueron los que armaron la causa”, sostuvo.

Consultado sobre el accionar del por entonces juez de instrucción de Puerto Rico, Éctor Acosta. “Influyó en todo. Al segundo o tercer día (del femicidio) supo que su hijo estaba implicado pero se apartó de la causa a los 18 días”, fustigó Boruscheid, poniendo de relieve que todo lo actuado durante las primeras tres semanas es de dudosa validez, si se piensa que el juez que impulsó las pesquisas, era parte interesada en la causa.

Acosta “influyó para desviar la investigación. Estuvo con la fiscal (Luna), pero no para levantar pruebas, sino para borrar evidencias. Tengo más de 105 fotos que muestran un montón de cosas que no levantaron como evidencia. Las pruebas materiales contra Francisco, fueron plantadas”, insistió.

Repreguntado sobre los verdaderos responsables del horrendo crimen de Angélica, el hermano del condenado explicó: “Para eso está la Justicia. Hubieran empezado por investigar a quienes estuvieron con ella esa noche. Deberían investigar los llamados telefónicos. Los asesinos están en el expediente. La Justicia tendría que buscar y daría con los asesinos”, enfatizó.

Angélica fue violada y tenía semen de tres hombres distintos

Bourscheid opinó también que los responsables del femicidio, debieron ser más de uno, y al respecto se preguntó por los motivos que llevaron a la justicia misionera a anular la autopsia de la doctora forense de Puerto Rico.

Según esa autopsia, Angélica “fue violada; tenía restos de semen de tres hombres distintos. Tenía piel debajo de sus uñas, y escupitajos en los pechos. Nuestro perito de parte dice que Angélica muere por el golpe de una botella, pero esa botella desapareció para la justicia. Hubo un montón de pruebas que no fueron levantadas”, subrayó.

“Acá se arman todas las causas”, bramó Bourscheid, que cuestionó la decisión del STJ de rechazar la apelación, sin permitir confrontar a los peritos de parte con los de Delitos Complejos. En esta línea, Bourscheid llamó la atención sobre otras irregularidades de la causa, como por ejemplo, no indagar sobre las personas que estuvieron con Angélica, en sus últimas horas de vida.

Sobre el final, Bourscheid apuntó los cañones contra la ministra del Superior Tribunal de Justicia, Liliana Picazo, por impulsar el juicio contra su hermano, “con pruebas falsas”. “La Picazo lo condena con pruebas plantadas. Mintió en todo el juicio y los magistrados compraron lo que ella vendió. La justicia (misionera) no existe”, fustigó.

El hermano del sentenciado a prisión perpetua confirmó por otra parte, que están en instancia de revisión y superada esta etapa, apelarán a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

jmm.

Comentarios