Provinciales

Celebran fallo del STJ que evitó la revinculación de una víctima con su abusador

Se trata de un cuestionado fallo del juzgado de familia de Liliana Bertolotti, en el marco de la causa por “abuso ultrajante agravado” contra el hijo de Silvina Ramos, una funcionaria de peso dentro del Iprodha. El abogado defensor de la familia Meier, Rodrigo Bacigalupi se refirió a la causa.

POSADAS. Tras el fallo del Superior Tribunal de Justicia de Misiones confirmando que va a Juicio Oral la causa por “abuso ultrajante agravado” contra el hijo de la abogada del Iprodha, Silvina Ramos, el abogado defensor de la familia querellante, Rodrigo Bacigalupi, celebró otro fallo del Superior que anuló un dictamen de la Cámara de Apelaciones avalando una decisión de la jueza de familia Liliana Bertolotti. A más de cuatro años de la primera denuncia contra el hijo de Ramos y el ex asesor de la Coordinación del Gabinete de Ministros José Antonio García –en Mayo del 2013 lo denunciaron por someter sexualmente a su propia hija de por entonces 5 años-, el Superior determinó que la causa vaya a Juicio Oral y Privado. Al mismo tiempo, en la causa civil, el tribunal anuló un dictamen que apuntaba a la “revinculación parental” de la víctima con la familia del presunto abusador.

Bacigalupi advirtió a MisionesCuatro que hubo “manifiesta parcialidad” de la jueza Bertolotti en favor de García y que el fallo de la Cámara “sentaba un precedente terrible” al ordenar una revinculación cuando aún no había un fallo respecto de la cuestión de fondo –es decir, la acusación de abuso contra García. “Es un fallo que hasta podría generar la remoción de los jueces de Cámara”, alertó el ex presidente del Colegio de Abogados de Misiones, en diálogo exclusivo con MisionesCuatro.

“Fue un trámite muy complejo y lo sigue siendo. Cuando asumimos la defensa de la chica, nos encontramos con una Justicia muy teñida de parcialidad. Es la realidad que se vive en la provincia, los poderes no están divididos como lo manda la Constitución. Hay una influencia perniciosa del Poder Ejecutivo y del Legislativo respecto del Poder Judicial, que dificulta muchísimo el accionar de la justicia imparcial que todo ciudadano merece”, evaluó Bacigalupi respecto de esta causa que tocó a un sector del partido gobernante y tuvo numerosas trabas desde que tomó estado público.

“Esta situación de parcialidad manifiesta que se dio en el proceso de familia que terminó con un fallo afortunadamente positivo del STJ, que anuló una sentencia de Cámara que sentaba un precedente terrible”, comentó Bacigalupi sobre la anulación del fallo que daba por válido un dictamen de Bertolotti para revincular a la víctima con la familia paterna –es decir, con la familia del matrimonio Ramos-García. Cabe acotar que Silvina Ramos fue Directora de Asuntos Jurídicos del Iprodha (Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional), un cargo encumbrado de la que fue removida, en parte, a raíz del escándalo suscitado por la causa por abuso incestuoso contra su hijo.

“Lo que decía la sentencia de Cámara (de apelaciones) que anuló el Superior, es que hasta que, aunque no hubiera una resolución en primera instancia, se podía tener esa resolución como algo implícito. Por lo tanto resolvía algo no resuelto y se saltaba un paso en detrimento de los derechos de la menor”, explicó Bacigalupi poniendo el énfasis en la aberración jurídica de los camaristas. Con el fallo anulado, la Cámara tomaba partido sobre una supuesta inocencia de García en el marco de la causa de familia por la revinculación de la víctima con sus abuelos paternos.

Recordemos que la causa civil va en paralelo a la penal y en ese marco, la jueza Bertolotti hizo todo lo que pudo para promover una revinculación de la víctima con la familia Ramos-García, al punto de impedir la presencia de los abogados de la familia materna en la audiencia para tratar el pedido de los abuelos paternos.La justicia de familia no me deja participar en la audiencia de la menor. Soy el abogado de la menor y dicen que no puedo estar en la audiencia. Si cualquier ciudadano tiene derecho de estar con su abogado cuando enfrenta a un juez… en este caso, la justicia no me lo permite”, contó Bacigalupi, aclarando que ya recusó esa medida de Bertolotti y espera una determinación por parte del STJ.

“Es aberrante que le impidan a una menor estar con su abogado de confianza”, lanzó Bacigalupi, aclarando que agotó las instancias para demostrar que no iba a influir en el testimonio de la niña. El abogado reveló que había ofrecido a la jueza, comprometerse por escrito a no influir sobre su defendida y ante la negativa, “hemos ofrecido que se realice la audiencia por Cámara Gesell. Es decir, que todos los abogados intervengamos desde fuera de la sala de audiencia pero escuchando y controlando cómo se llevaba adelante la instancia. Tampoco han hecho lugar a esa petición”, reveló el abogado.

En duros términos hacia Bertolotti, el ex titular de la FACA (Federación Argentina de Colegios de Abogados) no dudó en advertir que “estamos viendo que la Justicia quiere encerrarse sola con una menor para hacerle decir (algo) o para transcribir en un acta lo que la jueza o el que esté ahí decida que hay que transcribir, sin el debido control de las partes”, fustigó Bacigalupi, aclarando que esa medida también podría perjudicar los derechos de la familia de la abuela paterna (Ramos), que reclama “contacto con la menor”. “Entendemos que ese contacto no es prudente por la postura que ha tomado la madre del denunciado abusador, absolutamente defensiva de su hijo y negando todos los hechos y sin siquiera prestarse al resultado del juicio penal”, puntualizó el abogado.

Por otra parte, Bacigalupi indicó que ya ha recusado la audiencia que Bertolotti y la defensora Esperanza llevaron a cabo sin la presencia de abogados de parte. Por aquel entonces Bacigalupi aún no había asumido la defensa, pero decidió recusar la audiencia por la violación de los derechos y por los escandalosos audios que trascendieron de ese acto. Recordemos que ante la imposición de Bertolotti de mantener una audiencia con la menor víctima de abusos –abusos comprobados por tres peritos médicos diferentes-, la familia materna de la víctima puso un dispositivo entre las prendas de la menor y así tuvieron acceso a lo que hicieron Bertolotti y Alegre, violando los derechos de la niña e intentando forzar un consentimiento con la revinculación.

“No dejaron entrar ni a la abogada por entonces patrocinante ni a la madre. No me consta que pusieran un dispositivo para grabar la audiencia, pero me acercaron la grabación y planteamos la recusación de la jueza. Es que de alguna manera, (Bertolotti) influía en la menor, que decía que no quería ver a sus abuelos paternos y la jueza le dice ‘si yo te pido que la vayas a ver’… o sea, una jueza influye pidiendo que tome contacto (con la familia Ramos-García) y deja de ser imparcial. Pasaba a ponerse de lado de la abuela paterna en lugar de escuchar a la menor, que es lo que tenía que haber hecho”, fustigó Bacigalupi, que añadió que además, no se transcribió en el acta las maniobras de la jueza para forzar un consentimiento a la revinculación. “El acta no expresa lo que dijo la jueza sino la respuesta de la menor, que ante esa presión, dice ‘bueno, de esa manera, sí’”, denunció Bacigalupi sobre un accionar de Bertolotti y los encargados de la transcripción, rayano en lo criminal.

“Ese acto fue impugnado por mí, pero el trámite está aún en proceso de definición, porque la justicia no ha dado la respuesta”, acotó el abogado, denunciando también que “en el interín hubo un acto de violencia por parte de los abuelos paternos” –se apersonaron a la salida del colegio de la niña y la hostigaron. “Estamos luchando para que se proteja el interés superior de la menor y no el interés del capricho de los abuelos paternos, que nos consta, no le hacen nada bien a la menor”, enfatizó.

Consultado por MisionesCuatro sobre la mordaza judicial que ordenó la por entonces jueza Pía Venchiarutti –actualmente ministra del STJ-, ordenando a este medio a abstenerse de informar sobre la causa, Bacigalupi admitió que en el caso, se notó muchísimo la influencia de los poderes sobre la Justicia. Máximo cuando existen sobrados conocimientos de la manera en que se ejercía esa presión. Se lograron fallos absurdos por esa presión de la familia paterna. La impunidad genera torpeza y la justicia actuó torpemente por esta presión de la familia (Ramos-García), generando fallos absurdos que a Dios gracias, fueron revocados, expresó el docente universitario.

“Hay que destacar la actitud de la mayoría de los integrantes del STJ, que revocaron un fallo de Cámara peligrosísimo por su contenido y contrario a lo que dice el derecho.  Es un fallo que hasta podría generar la remoción de los jueces de Cámara si se pone en tela de juicio la manera en que resolvieron, concluyó el abogado.JMM.

Más noticias
Comentarios

Más de provinciales

Policiales
Espectáculos