Provinciales

Barros sobre la pobreza: “La realidad que vemos en los barrios es dramática”

cargando anuncio

El cura párroco y titular de Cáritas Posadas habló de los datos sobre la pobreza e indigencia difundidos por el INDEC y subrayó que era esperable que haya un leve retrocesos después de la situación de la pandemia y la cuarentena por coronavirus. Pero insistió en que “la inflación es imparable y para los sectores más pobres, significa restringirse de alimentos”.

Compartir
Compartir articulo

POSADAS. Tras conocerse las cifras oficiales sobre la pobreza e indigencia del segundo semestre del 2021, a través del informe difundido este miércoles por el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos), el padre Alberto Barros –presidente de Cáritas Posadas– advirtió que más allá de alguna tendencia favorable, por otra parte “esperable” después de superar la cuarentena por el coronavirus, lo que se observa de forma tangible en los barrios, son situaciones “dramáticas”.

Barros advirtió también sobre otros aspectos de la crisis, que incluyen y agravan la crisis por la pobreza material de la mayor parte de la población. Para el párroco, el país adolece de una “pobreza institucional” y una “pobreza moral”.

“La pobreza es preocupante más allá del número, que puede ser un poco engañoso. Después de la situación de cuarentena y pandemia, hay una cierta reactivación económica que hace que, obviamente, el número (de la pobreza) pueda ser menor. Pero la realidad tangible que vemos en los barrios es realmente dramática”, remarcó el cura párroco de la Catedral de Posadas.

En esta línea, Barros puso de relieve que actualmente hay una “inflación galopante, imparable, que para los sectores más pobres significa restringirse en alimentos. De hecho los alimentos han crecido en precios por encima de la inflación”, puntualizó.

Además, “la clase media más humilde tiene enormes problemas para poder sostener un estilo de vida mínimamente digno. Los números no siempre se condicen con una realidad que es durísima, que se capta en los barrios y en la clase media más humilde. Creo que esta situación de pobreza es un signo más de la profunda decadencia argentina, desgraciadamente”, reflexionó Barros, relativizando las supuestas mejorías en la pobreza e indigencia informadas por el INDEC, al comparar el segundo semestre del 2021, con los semestres previos.

Ante la consulta de MisionesCuatro, Barros insistió en que la pobreza no es “sólo un tema de ingresos. Es mucho más. Las viviendas precarias en las que viven miles de personas en la provincia. Hay por lo menos 17 millones de personas (en situación de pobreza) en Argentina. Las viviendas precarias son muy indignas, que implican también problemáticas de salud después”, alertó el párroco.

“El tema de la alimentación en los más chicos implica desnutrición y mal nutrición. Que a su vez, impacta en dificultades para el aprendizaje. Con una educación decadente. El abandono escolar es enorme y se gudizó con la cuarentena y la pandemia”, detalló Barros sobre los problemas ligados a la carencias materiales que sufre una gran parte de la población.

“Es un panorama muy duro. No soy optimista, pero sí tengo esperanza”, aclaró Barros, quien pidió “trabajar en serio para revertir esta situación”.

Sin embargo, Barros insistió en que además de los problemas en salud, educación, ingresos, trabajos informales y precarios, “se agravan” por una “pobreza institucional. Si estamos así es porque, nuestra dirigencia no está a la altura de las circunstancias. Uno capta un cierto hartazgo con la dirigencia en general, pese a las excepciones. Mientras el país se empobrece, hay una clase dirigente que se enriquece todo el tiempo. ¿La función pública es para ponerse al servicio del país o para enriquecerse? Hay gente que habla desde la función pública de la preocupación por los pobres y demás, y de golpe viven en mansiones y enriquecidos de maneras oscuras. Todo eso genera pobreza”, argumentó Barros, muy crítico con las posturas demagógicas de algunos políticos.

“También tenemos una pobreza moral. Todas estas situaciones van generando una crisis moral muy fuerte, donde vamos perdiendo valores básicos como el respeto, la solidaridad, la justicia y la verdad, todo eso también es generador de pobreza”, sostuvo el referente de Cáritas Posadas.

Comentarios